Edición Anterior: 29 de Septiembre de 2019
Edición impresa // La Ciudad
Mientras una niña sueca y un joven argentino se plantan ante la ONU por la crisis climática
La Argentina recibirá basura desde el exterior sin certificar que sea inocua
A partir de mañana podrán empezar a llegar los contenedores con basura importada a la Argentina. Sin certificados de inocuidad. El decreto oficial, que modificó la Ley de Residuos Peligrosos, permite lo que la China ya no: que EEUU mande sus residuos contaminados a cualquier país fuera de sus fronteras. En tiempos de Greta y las alertas por la crisis climática. A 16 años del intento de traer basura porteña a Olavarría.
Silvana Melo

[email protected]

Cuando la adolescente sueca se le planta a Trump en la ONU pasándole la factura del mundo que languidece, la Argentina, con la firma de Mauricio Macri, su jefe de Gabinete y su ministro de la Producción (no el de Medio Ambiente, sugestivamente) determina la importación de basura internacional sin certificación de inocuidad. Para lo que se reformó por decreto la ley de Residuos Peligrosos de 1991. Es decir que, cuando la degradación del ambiente se sienta en las butacas centrales de la ONU y habla desde las bocas de una sueca de 16 años y un argentino de 19, cuando el viernes en 160 países se salió a la calle para alertar sobre la crisis climática, el Gobierno argentino decidió, luego de su derrota en las PASO, y contra toda tendencia, convertirse en el vertedero del mundo desarrollado.

Desde mañana ya podrán entrar al puerto de Buenos Aires los contenedores con residuos importados para ser reutilizados en la Argentina, sin certificado de inocuidad. Lo que estaba expresamente prohibido desde 1991 cuando se sancionó Ley de Residuos Peligrosos. La nueva norma –el decreto 591/2019- facilita el ingreso al país de "desechos de papel y cartón, chatarra ferrosa, chatarra de aluminio, desechos de material plástico y vidrios", sin que medien certificados de inocuidad sanitaria y ambiental como exigía la Ley de Residuos Peligrosos que debió modificarse para que este retroceso fuera posible. Tanto ambientalistas como cartoneros –es decir, recicladores urbanos, a quienes esta medida perjudica especialmente- sostienen que esta decisión política "nos deja abiertos a ser el basural del mundo".

La ley que se modificó sin debate, sin paso por el Congreso, en medio de la crisis económica y financiera del país luego de la derrota política del oficialismo en las PASO, prohibía específicamente la entrada de residuos que no tuvieran garantizada la inocuidad con un certificado de salida del país exportador y otro que avalara esa garantía desde las autoridades sanitarias argentinas. Si no, el transporte, la introducción o la importación "de todo tipo de residuo, desecho o desperdicio procedente de otros países" no podía realizarse. Estos ítems ya no están en la ley. Fueron modificados por el decreto gubernamental. Los especialistas consideran esta decisión una regresión grave, concretada de manera casi secreta, en medio del caos político y económico.

Por otro lado, advierte el abogado ambientalista Enrique Viale, este decreto aparece en un país que está lejos de los buenos niveles de reciclado de residuos. Incluso, cita el artículo 41 de la Constitución Nacional: "Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radiactivos".

A pedir de Trump

Las razones de decisiones como la que tomó Mauricio Macri, que se publicó en el boletín oficial el 27 de agosto y que está habilitada para concretarse desde mañana, tienen que ver con crisis inmanejables como la Argentina, dependientes de los grandes poderes internacionales. La necesidad de recaudar de cualquier manera impulsó, hace 16 años, la aventura de Helios Eseverri de la importación de basura porteña para rellenar los agujeros de las canteras agotadas. Un daño medioambiental taponado con otro. En tiempos en que estas luchas recién comenzaban a hacerse sentir y Esquel le cerraba las puertas por primera vez a la Barrick Gold con el grito de No a la Mina.

16 años después, Estados Unidos no sabe qué hacer con su basura plástica: hasta 2017 gran parte iba a parar a China. Pero como la mayoría de los cargamentos estaban contaminados y la relación entre China y Donald Trump se ha ido espesando cada vez más, los chinos cerraron las puertas a la basura norteamericana definitivamente. Y entonces Donald comenzó a hacer un paneo con sus radares imperiales para ver hacia dónde apuntar.

El lugar ideal fue el sur del mundo. Ese país al que ayudó tanto, ese país por el que medió ante el FMI. Gracias a él el Fondo le prestó 56 mil millones de dólares. Todo lo que tenía le prestó. El préstamo más grande de la historia. ¿Cómo no le va a recibir la basura? Según un informe de The Guardian, Estados Unidos genera más de 34 millones de toneladas de residuos plásticos por año. Después del portazo de China la basura pasó por Vietnam, Malasia y Tailandia; después a Camboya, Laos, Ghana, Etiopía y Kenia. Ahora llega a Argentina.

The Guardian confirmó que "el año pasado Estados Unidos envió 68.000 contenedores con plásticos a países en vías de desarrollo, algunos de ellos los más pobres del mundo". Ecuador era hasta ahora el único país de América Latina incluido en semejante lista. Ahora la engorda la Argentina.

Más allá de la devolución de favores a los Estados Unidos y la sospecha de beneficiar lobbies de empresas trasnacionales que quieren traer sus residuos aquí, uno de los grandes problemas es cómo se tratan los desechos propios en el país. Para andar pensando en comprar ajenos.

Cada dos segundos

Según el último informe del Estado del Ambiente, actualizado en 2017, en Argentina se genera un promedio de 45.000 toneladas diarias de lo que se llama residuos sólidos urbanos: una tonelada cada dos segundos.

La Secretaría de Ambiente –antes ministerio, ahora en caída por sinceramiento brutal- admite que son escasos los municipios en el país con plantas de separación y reciclaje. Sólo se reciclaron en 2016 200 mil toneladas de plástico sobre 1.700.000 toneladas disponibles. Por dar un ejemplo. Sólo se trituran para reutilizar el 10% de los neumáticos en descarte. Por dar apenas otro. Además hay más de 5.000 basurales irregulares a cielo abierto en 8.600 hectáreas.

En síntesis: muy poco se recicla, porque no hay docencia ni interés por parte del estado y la mayor parte de la ciudadanía no separa la basura; una fracción se entierra en rellenos sanitarios, que ya están al borde del colapso; otra gran parte aparece en basurales a cielo abierto; en la CABA se volvió a la incineración. La basura diaria es un enorme problema insoluble al que se sumarán, por irresponsabilidad y subordinación, las basuras americanas del norte.

Según un informe de Cronista.com, el mundo produce 1.500 millones de toneladas anuales de residuos. Con semejante volumen se podría cubrir por entero la ciudad de Buenos Aires hasta la altura equivalente a un edificio de siete pisos.

Este volumen aporta casi el 5% de las emisiones mundiales de gases del efecto invernadero que producen el cambio climático, contra el que se está reaccionando globalmente en estos mismos días, cuando Macri importa la basura con la que Trump –el mismo ante el que se plantó Greta- no sabe qué hacer. El Banco Mundial calcula que para el 2025 –mañana, no más- esta producción aumentará en un 50%.


Basura en las canteras

Greta Thunberg tenía siete meses cuando EL POPULAR, en su tapa del 3 de julio de 2003 sorprendía: "Estudian traer los residuos de Capital Federal para Olavarría. Son 5.000 toneladas diarias y generarían importantes ingresos".

El 13 de julio Helios Eseverri explicaba que se trataría de rellenar "canteras que están de 170 a 220 metros sobre el nivel del mar, con arcilla, que es uno de los elementos más impermeables para dar garantías excepcionales. El sistema ferroviario es óptimo, aunque no habría que descartar los camiones. Pero la Ciudad de Buenos Aires los va a llevar donde sean recibidos y según sus costos".

Olavarría iba a tapar con basura los agujeros que la minería estaba dejando en su suelo.

Según el eterno intendente se trataba de "5.000 toneladas en juego que generarán como mínimo entre 100 y 150 camiones trabajando los 365 días del año, 3 formaciones ferroviarias que vienen y que van, trabajo directo para 150 ó 200 personas, indirecto para 400 ó 500, y un ingreso anual para el Municipio de 10 a 17 millones de pesos: un movimiento comparable o superior a los mejores momentos de la industria cementera pero estable. Es una oportunidad única para Olavarría y sería irresponsable no plantear este debate donde todos nos hagamos cargo de ganar o perder esta oportunidad".

La ciudad reaccionó como nadie pensaba. Y menos el Intendente. De a mil a mil quinientas personas marcharon por las calles de la ciudad. Ocho mil firmaron un petitorio en contra.

El proyecto de importar basura porteña a la ciudad naufragó.

La iniciativa macrista, concretada secretamente, por decreto y en medio de una crisis que mantiene a la mayor parte de la población ocupada en su supervivencia, no se resiste. En realidad, ni siquiera se conoce.

MÁS TÍTULOS

Mientras una niña sueca y un joven argentino se plantan ante la ONU por la crisis climática
Posicionamiento local hacia octubre
Frente de Todos
ENTREVISTA. La mandataria provincial habló del desdoblamiento, de los docentes, de su futuro político y de sus propuestas
Será en Sierra Chica, Colonia Hinojo, Hinojo, Sierras Bayas, Recalde, Espigas y Loma Negra
Florencia Juárez admite que "falta mucho" pero asegura que hay avances
El 2 de noviembre llegará a la ciudad el embajador de ese Estado, Husni M.A. Abdel Wahed
Hubo acto sobre el puente de la calle Coronel Suárez
Con variedad de actividades y seis millones de personas leyendo en todo el país
Será el lunes 7 de octubre y llevarán sillas de ruedas y andadores
Espacio de difusión: No esperes soluciones externas, debes crear las propias alternativas
Qué ejes elegirán destacar y el valor de que los vecinos escuchen y cotejen
GOLF. Medal play en Estudiantes
PADEL. El olavarriense Facundo Erguy quedó eliminado en la ronda de octavos de final
RUGBY. El equipo de Ledesma enfrentará ahora a Inglaterra
FUTBOL. Se empieza a definir el "1" de la etapa regular del torneo "Clausura" de Primera División
Antes de las 9 ya habrá actividad
TN. Novena fecha de la Clase 2 en Viedma
Newcom en Entre Ríos
Con cinco partidos, sigue la octava fecha
BONAERENSES. El palista Agustín Vernice estuvo presente en el escenario
VETERANOS. Se fue la octava del "Clausura"
HANDBALL. Nacional de Clubes Adultos "B"
APPK. Está en marcha la segunda fecha del Playoff en el circuito "El Pingüino"
BASQUETBOL. El triunfo del equipo marplatense en el gimnasio de Sports Club fue 85 a 79
FUTBOL. Se jugaron ayer tres partidos por la octava fecha de la Superliga