Edición Anterior: 15 de Diciembre de 2019
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. La Vice se adueña de la Provincia. Emilio Monzó quiere autonomía pero dentro de Cambiemos.
Galli amplía su base política, nuevos nombres y corrimientos, y la excitación de Cristina contra todos
Monzó mostró la primera fisura del Juntos para el Cambio y se insinúa para 2023. La pelea por el HCD. El Intendente suma nombres a su gestión y busca afianzar su propia identidad. Eseverri se acerca al albertismo. El Frente de Todos mueve sus piezas en las dependencias locales
Cacho Fernández

[email protected]

Casi como una pulseada prematura, la Vicepresidenta ya se adueñó de la Provincia y atacó al gobierno capitalino con la injusticia sobre como se distribuyen los fondos de coparticipación en el país. Un tema éste, muy sensible para los bonaerenses por el que Cristina tampoco hizo mucho, tal vez nada para atenuar esa injusticia. Por el contrario, en junio de 2012, la entonces Presidenta casi prende fuego la Provincia al no mandarle los fondos a Daniel Scioli para pagar el medio aguinaldo. Quizás era lo que pretendía Cristina, pero cuando vio que su imagen caía por la maniobra, retrocedió y los bonaerense pudieron cobrar sus sueldos. La causa, como siempre, tenía que ver con esa injusta distribución de la coparticipación por la cual la Provincia aporta el 38 por ciento al tesoro nacional y recibe tan solo el 23 por ciento.

Pero por entonces, a la ex presidenta le gustaba ese esquema que le permitía manejar con la billetera a Buenos Aires y a muchas provincias carentes de atención realmente federal.

Pero Cristina, recién se dio cuenta ahora de esa injusticia con la coparticipación. De paso, esa excitación por haber "descubierto" ese tema de conflicto, le sirvió para iniciar y hegemonizar una pelea política con quien podría liderar en el futuro Juntos para el Cambio.

Entonces, mientras el Presidente procura una relación racional con la oposición, Cristina se excita con dinamitar la relación.

La excitación por el conflicto y el protagonismo puede más que cualquier estrategia conjunta con el Presidente. Adelantó la interna y las consecuencias de la pulseada pueden llegar a ser impredecibles.

La acción de la Vice es prioritariamente emocional, es decir, motivada casi exclusivamente por la excitación, aunque con algunos ingredientes de cálculo político al pretender ir desgastando la figura de Rodríguez Larreta para el futuro. Pero también se posiciona por encima del Gobernador y se adueña del espacio en el ámbito bonarense. Entonces, flaco favor le hace no sólo al Presidente sino también a su hijo predilecto.

Entonces, Cristina dejó "Sinceramente" y se decidió a jugar el juego de la interna sin otro objetivo que prevalecer y hacer lo que mejor hace, que es crear un clima bélico hacia adentro y hacia afuera de su espacio. Mientras tanto, Alberto tiembla al prefigurar que puede llegar a dormir con una enemiga, y Axel Kiciloff seguramente comenzará a molestarse al ver que su figura corre el riesgo de perder peso por la irrupción de una especie de regente.

Cristina acaba de darse cuenta que el sistema de coparticipación nacional es injusto y encontró en este "hallazgo", la manera de gravitar.

El destino de José

El Presidente deja hacer pero prefiere la moderación. Sabe que en la mayoría de los procesos políticos de la historia universal siempre o casi siempre han triunfado los moderados, es decir, los que tienen que ver mucho más con el sentido común y la normalidad.

Mientras tanto deberá disponerse a pulsear una batalla -o batallita- interna con su compañera de gobierno, con el agravante de tener que lidiar con cuestiones que tienen más que ver con la psicología que con la política. Alberto, como los personajes del Chapulín Colorado, estará viendo a ver quien o quiénes podrán ayudarlo.

Pero, según dicen, la sangre no llegaría al río. "Ambos saben que deben preservar el poder y no van a dinamitarse mutuamente en una pelea extenuante por la hegemonía", opinó José Eseverri, quien está cada vez más cerca del "albertismo" vía Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas y pasaría a cumplir una suerte de asesoramiento de su amigo de San Martín.

José estaría buscando una posición intermedia, alejada de Cristina y La Cámpora, y si no es la línea de Alberto, podría ser la de Emilio Monzó, quien sigue armando en la Provincia su espacio y sus objetivos, aunque siempre dentro de Cambiemos. Por ahora, el ex intendente olavarríense, con una fuerza un tanto extenuada por las mutaciones de identidad y los cambios de estrategias, se debate entre la decepción y el deterioro estructural. Por ahora, parte del grupo continúa reuniéndose cada quince días pero la gran mayoría sabe que por el momento su futuro político será el de acompañar el Presidente. Después se verá porque todavía es muy prematuro definir una estrategia definitiva.

La rebelión de Monzó

En tanto, en Cambiemos, la interna ya comenzó a insinuarse en la Provincia. Emilio Monzó, quien ya venía enemistado con María Eugenia Vidal y con algunos encontronazos con Mauricio Macri, decidió formar su propio bloque en la Cámara Baja y se instaló con cierta prescindencia de la conducción del espacio, aunque siempre adentro. Por eso se colocaron el nombre de "Cambio Federal".

Aseguran que no sacarán los pies del plato y que procurarán una alternativa de participación en el frente. La decisión de separarse precisamente fue la de promover un protagonismo que no habían tenido hasta ahora. Un tanto ninguneados por la conducción de Vidal y de Federico Salvai, los diputados de Emilio Monzó y de Gustavo Posse (son dos y dos de cada corriente) funcionarán de ahora en más con autonomía pero siempre en una suerte de interbloque, con Cambiemos, pero "con participación plena, la que no hemos tenido hasta el momento", señaló una fuente de la misma bancada. Pero también se podría inferir que Monzó andaría con ganas de armar un espacio de centro, distante tanto de Macri como de Cristina Kirchner y por eso su acercamiento a los radicales. Ya estuvo con Alfredo Cornejo, ahora tejió alianza con Gustavo Posse y piensa avanzar en el peronismo vía Florencio Randazzo o de similar línea política.

Por ahí, la distancia de Monzó con Vidal tiene también alguna porción emocional o personal, y contra eso no hay racionalidad posible. Las rispideces datan desde cuando ambos integraban el gobierno de la CABA, y continuaron cuando María Eugenia debió ser la candidata en la Provincia más allá de sus preferencias o su voluntad.

Dicen que ya no volvería a serlo y que su futuro estaría en otro lugar. En cambio, Emilio Monzó sí le apunta a la Provincia y su objetivo sería el de ser el próximo candidato a gobernador por el espacio. Después de la popularidad lograda al frente de la Cámara Baja, para Monzó todo sería posible.

Puestos y nombres

Seguramente habrá varias movidas de cargos políticos y por lo tanto, la estabilidad de cada uno dependerá del color político que tenga. Por ejemplo, ya se habla de un nuevo director/a del Pami local, dependencia que quedaría en manos de La Cámpora. Se la menciona a Mercedes Landívar para ese puesto sin resignar su banca de concejal ya que ambos cargos no son incompatibles.

Por su parte, la Provincia lo pondría a Juan Sánchez en la denominada Secretaría de Trabajo, cargo que ocupó hasta 2015, y su lugar lo ocuparía Violeta Paz. En tanto, se dice que Adriana Capuano ya habló con el ministro Ginés González García y que tendría asegurado un lugar pero en el Ministerio. La funcionaria del Pami estaría evaluando su futuro político- laboral e institucional porque aceptar el ofrecimiento equivaldría a cambiar su lugar de residencia.

En tanto, Liliana Schwindt le habría ganado el pleito a quienes le cuestionaban su banca en Diputados en reemplazo de Daniel Arroyo, hoy ministro de Desarrollo Social, o Felipe Solá, hoy Canciller, y juraría este miércoles como diputada.

Integró la lista de "Un País", una coalición alternativa al kirchnerismo, pero a partir del miércoles comenzará a votar con esta línea política a la que tanto se opuso. "Así son las cosas", solía decir el personaje del film "El irlandés".

Emergencia y retenciones

Schwindt tendrá que decidir sobre las leyes de emergencia que actúan como un cheque en blanco para quien ejerce el poder y una suerte de arma de doble filo para los intereses populares. Por ejemplo, no congela las tarifas ni tampoco una modificación en el impuesto a las ganancias. La suba en las retenciones movilizó al campo pero por ahora, lo que trascendió tiene más que ver con una actualización necesaria de lo que estaban pagando.

El campo ya amenazó con movilizarse pero más que nada para mantener alerta al sector. El aumento no les daría para un corte de ruta pero por las dudas han decidido acercarse a las banquinas y esperar qué pasa. El fantasma de la 125 continúa sobrevolando la conflictiva relación entre el peronismo y el sector agropecuario.




Galli suma


El gobierno comunal está firmemente decidido a ir ampliando su base política busca afianzar su propia identidad. Más allá de pertenecer a una fuerza nacional, Ezequiel Galli sabe que su futuro está en la política y que por ello mismo quiere tener su propia construcción que le dará fuerza en su propia tierra porque eso le conferirá un peso a la hora de negociar hacia dentro y hacia afuera.

En pos de esa estrategia básica de la política que es la de sumar, el gobierno municipal incorporó a Emilio Vitale, ex concejal del Frente Renovador, como subsecretario de Gobierno y al fomentista Mariano Ciancio, de la agrupación "Peronistas para el cambio", que ya había estado trabajando para la Ezequiel durante la campaña.

Ciancio trabajará en Desarrollo Social y ahora Galli va por sumarlo también al actual presidente de Ansés, Marcelo Fabbi, si es que la Nación decide correrlo del cargo en la Udai local.

Así como Alberto Fernández procura una buena convivencia a nivel nacional, Galli también pretende una relación cordial y pacífica con la oposición. Y si no se han reunido ya están por hacerlo para emprender ese camino que se inició con algunos problemas el día de la designación de autoridades en el Concejo Deliberante y la formación de las comisiones.

Al parecer, el Frente de Todos pretendía la vicepresidencia primera del Cuerpo pero el oficialismo le daba la segunda que iría a manos de Inés Creimer, la edil de Foro Olavarría. El gallismo evaluó que no podía entregarle a la oposición una mayoría eventual si le daba el cargo de Vicepresidente primero, y optó por ofertarle el segundo y cuatro o cinco de las siete comisiones que restaban luego de quedarse con la de Hacienda, Legislación e Infraestructura. Esto fue lo que expresó Bruno Cenizo a este columnista, pero el interbloque opositor rechazó la oferta y el oficialismo se terminó quedando con todo.







MÁS TÍTULOS

Sergio Javier Arambel y sus cincuenta años con el ajedrez
Capítulo 17
Las doctoras en Comunicación Mónica Cohendoz y María Eugenia Iturralde analizan la época
ESCENARIO POLITICO. La Vice se adueña de la Provincia. Emilio Monzó quiere autonomía pero dentro de Cambiemos.
Entrevista a Matías Moreno, hijo del emblemático "Negro" Moreno y nuevo subsecretario de Derechos Humanos de la provincia
Se realizó la asamblea general ordinaria anual
Luego de 37 años, Guillermo Hoffmann y Walter Bahl volverán a las islas y recorrerán las mismas
DIA DEL CAMIONERO. Jorge De Crecchio, secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones de Olavarría
En la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días
BASQUETBOL. Gran juego de Estudiantes en partido válido por la Conferencia Sur de la Liga Argentina 2019/2020
VETERANOS. Se cerró la temporada 2019
Elecciones en San Lorenzo
Superfinal de Colonias y Cerros
PEDESTRISMO. Se largará a las 20
PROMESAS DEPORTIVAS. La 22ª edición se llevará a cabo desde las 21, en directo por Canal Local
GOLF. Se disputó la Copa Eusebio Bouciguez
AUTOMOVILISMO. El olavarriense Nicolás Pezzucchi fue noveno en la clasificación de ayer de las TC Pick Up
BASQUETBOL. El evento se realizará en el Salón del Club Atlético Pueblo Nuevo
BOXEO. Se cerró la temporada 2019 con un festival en El Fortín