Edición Anterior: 16 de Febrero de 2020
Edición impresa // La Ciudad
Entrevista con el presidente del consejo de administración de Coopelectric, Ignacio Aramburu
Renovación de medidores: "se cobra a todos los usuarios con un sistema solidario"
El titular de la cooperativa explicó sobre la contribución que ya se aplica en las facturas de los usuarios de agua y cloacas. Los medidores que fallan y la detección. Aseguró que el cobro "es provisorio" y lo vinculó con el aumento tarifario: "si el Concejo Deliberante aprueba el pedido que hizo la cooperativa este cargo no se va a cobrar más". Rechazó la acusación de falta de información.
Josefina Bargas

@JosefinaB

[email protected]

"La concesión lleva más de 20 años y como es lógico hay medidores que no funcionan correctamente, es un tema general con lo cual nosotros, en forma gradual, precisamos ese dinero para poder limpiar, acondicionar y, eventualmente, reemplazar los medidores que han sufrido el deterioro del paso del tiempo. Con la aclaración de que siempre un medidor de agua que está sucio o que se deteriora mide menos, nunca demás". Así presentó el presidente del consejo de administración de Coopelectric, Ignacio Aramburu, la decisión de incorporar la "contribución renovación de medidor" a todos los usuarios del servicio de obras sanitarias, aún a los que no tienen medidor o a aquellos cuya colocación es reciente.

Subrayó que "el sistema de micromedición ha resultado un éxito porque de ser una ciudad que estaba en alrededor de 600 litros por habitantes, hoy estamos en un consumo estimado de 190 litros. Ha sido un éxito este tema de medir porque ha hecho que la gente repare las pérdidas y que todos nos pongamos a cuidar el agua. Es un beneficio para toda la comunidad".

Lo que se busca con el cobro es "poder empezar a acondicionarlos y que todos los medidores queden en condiciones" aunque aclaró que "no todos los medidores requieren acondicionarse, ni se hace de un momento para otro. Es un plan que se va a ir haciendo en el tiempo, además el cargo es provisorio porque esperamos que se apruebe el pedido que hicimos al Concejo Deliberante para que haya una tarifa y que la tarifa contemple este cargo también".

De esta manera, Aramburu dejó en claro que hay una vinculación directa entre la incorporación de contribuciones y el precio de la tarifa establecida. "Todos los cargos que son relacionados con la cuota accionaria responden indudablemente a un tema de que la tarifa no contempla nada. La tarifa actual está hoy, por mes con un consumo promedio como tenemos en Olavarría -que más o menos el 80% de las facturas lo pagan-, en 120 pesos mensuales. Si la cooperativa cobrara solamente la tarifa estaríamos cobrando 120 pesos mensuales en la mayoría de las facturas, es decir 240 bimestrales. Por ahora la factura de obras sanitarias es bimestral" indicó.

Concluyó en que "cualquiera puede entender que con este dinero es imposible mantener el servicio, entonces a partir de que la Autoridad del Agua el año pasado se expresó con respecto a esta necesidad de que habría que ir renovando y reparando los medidores, surgió la implementación de este cargo".

-Dijiste que un medidor que falla siempre mide menos. ¿Cómo lo detectan y qué hacen?

-La persona que va a leer y se encarga de la lectura de los medidores es la que puede determinar si el medidor tiene suciedad, está enterrado por el paso del tiempo, si tiene cualquier deterioro. El tema es que mide lento. Es difícil de detectar, pero con eso lo vemos. Porque en vez de pasar agua, pasa agua y alguna otra impureza, es lógico que va a ir más lento que si fuera agua sola.

-¿Cuándo se colocaron los primeros medidores?

-Era un cargo que tenía quien ganara la concesión, así que se colocaron a partir de 1997. El pliego de la concesión estipulaba que teníamos que implementar la micromedición.

-¿Todos los usuarios tienen medidor?

-Cuando estamos hablando de una ciudad como Olavarría que es grande, casos individuales puede haber, con muchas excepciones. Pero lo concreto hoy es que todo aquel que tiene una conexión habilitada tiene un medidor. Donde no hay medidor, por supuesto, es en los terrenos baldíos que no tienen la conexión pero la red pasa por el frente y también por pliego se cobra un cargo por la valorización y porque el servicio está a disposición de quien tenga un terreno baldío y en cualquier momento se puede conectar.

-¿El cargo de renovación de medidor se cobra a alguien que tiene un baldío aunque no tenga medidor?

-Sí, el cargo se cobra a todos los usuarios con un sistema que es solidario. Todos sabemos que los medidores tienen un mismo costo para aquel que consume mucho y para aquel que consume poco. Se entiende que quien consume poco tiene una situación un poco más complicada, por lo tanto se estableció este cargo de acuerdo al consumo, que significa un 20% del consumo. Es un sistema que es solidario porque se estableció en un primer momento con los cálculos que se hicieron y demás que el cargo tendría que ser alrededor de 90 pesos por usuario del servicio de obras sanitarias. Como se estableció de acuerdo al consumo hay socios que van a pagar 45 pesos y otros que van a pagar más, pero el promedio va a ser 90 pesos.

-¿No es ilógico que por la renovación de un equipo, que tiene un costo fijo, algunos usuarios paguen más y otros menos?

-No, preferimos establecer un sistema solidario para no castigar al consumo bajo porque de lo contrario el consumo bajo porcentualmente iba a recibir un incremento muy alto en su factura. Por eso se estableció en base al consumo y además, con la aclaración de que no a todos se les va a cambiar el medidor. A algunos usuarios se les va a reparar, acondicionar y entonces, siempre va a haber una desigualdad. También va a pasar que hay gente que solicitó el medidor ayer, por ejemplo.

-Dijiste que el cargo es provisorio, ¿por cuánto tiempo se aplicará?

-Si el Concejo Deliberante aprueba el pedido que hizo la cooperativa ese cargo no se va a cobrar más. Todo lo que cuota accionaria, que actualmente se está cobrando, todos esos conceptos van a ir a tarifa cómo es lo lógico y lo que debe corresponder.

-El "Reglamento de Usuario" establece que el medidor es a cargo de la cooperativa, ¿por qué se fijó ahora el cargo al usuario? ¿Se cambió el reglamento?

-Cuando se hizo la licitación se puso en la obligación del concesionario colocar los medidores. Pero la tarifa que se había puesto en ese momento establecía un recupero de este valor de la inversión que hacía el concesionario. Ahora la situación es totalmente distinta, esta tarifa de 120 pesos mensuales no cubre ni siquiera los costos de la prestación del servicio. Entonces hace que se deba cobrar este cargo de reparación y reemplazo de medidores. La tarifa no lo reconoce, si el Concejo Deliberante aprueba la nueva tarifa no va a haber ningún cargo especial.

-El pedido de aumento es de 687,98%. ¿Confían en que esto va a tener eco en el Concejo Deliberante?

-Nosotros pretendemos del Concejo Deliberante un análisis, un poco como se hizo en 2008 (ver recuadro), de los costos que tiene prestar el servicio. Los costos están muy claros, están determinados por el mismo Concejo de esa época que los aprobó. Si se hace ese análisis, a mí no me cabe duda de que se va a aprobar una tarifa justa y razonable que no implica ningún beneficio para el concesionario ni para la cooperativa. Todos lo saben, no pretendemos ganar dinero por el tipo de empresa que somos y no se pretende que quede un beneficio para la cooperativa, pero sí poder seguir prestando el servicio.

-¿Van a asistir el martes a la reunión de la comisión especial del Concejo?

-Sí, vamos a asistir por supuesto el martes a las 10:30.

-¿Hay algo que quieras agregar?

-Básicamente hacer hincapié en los valores que pedimos. Si bien a veces 600 o 700 pesos parece mucho, cuando vemos qué compramos con eso nos damos cuenta que el valor diario de tener agua potable y el servicio de cloacas es muy accesible. Y después un tema que se tiene que entender: a nosotros los costos nos suben como le suben a todo el mundo. Si yo le pido a alguien que se mantenga con los mismos ingresos que tenía en 2011 incrementados en un 30%, ahí va a quedar claro que el supermercado subió mucho más, la estación de servicio subió mucho más y cualquier cosa que hagamos tiene costos mucho mayores. A nosotros nos pasa lo mismo: tenemos que comprar el cloro, el combustible para los vehículos, pagar salarios. Todo lo que la gente se imagina que implica mantener el servicio.


"El tema salió por nosotros"

En reclamo que un usuario presentó por "cobro indebido" y en el que rechazó el "cargo de renovación de medidor", planteó entre sus argumentos que se incumplía la Ley de Derechos del Consumidor por falta de "información clara, suficiente y cierta".

Sobre el tema, Aramburu sostuvo que "alguien dijo que había falta de información. El tema salió por nosotros. Todos los saben, la cooperativa fue la que informó respecto de este cargo además de haber cumplimentado todos los informes internos. Se puso en conocimiento de la Asamblea de Delegados, que son los representantes de los socios, se dio a conocimiento público y lo mismo comenté respecto de la tarifa. Siempre hemos sido los que hemos salido a decir y cualquiera que vaya a la cooperativa puede averiguar y preguntar lo que desee".


De 2008 a hoy: Los últimos aumentos tarifarios

Ignacio Aramburu repasó los últimos aumentos tarifarios y las condiciones en que el Concejo Deliberante los aprobó: fueron en 2008, 2011 y 2016.

"En 2008 se estableció una tarifa más o menos razonable con una composición de costos que estableció el Concejo Deliberante, es decir los concejales abrieron los costos del servicio y pusieron todos los rubros. En 2011 hubo un aumento de 60% más o menos que mantuvo un poco esa tarifa. Después en 2016 se estableció un aumento de 30% en dos tramos" recordó.

Interpretó que "cualquiera podrá entender que desde 2011 a la actualidad, cuánto fue la inflación y lo único que recibió la cooperativa fue una autorización para incrementar las tarifas 30%".

El presidente del consejo de administración tuvo en cuenta que "algunos nos dicen que el servicio es caro o lo que fuera, pero quien tiene agua y cloacas si no tuviera las cloacas -que significan un 60% de la factura- tendría que llamar a un camión atmosférico que hoy está entre 1.500 y 2.000 pesos. Ni hablar si tuviera un pozo y tuviera que pagar la electricidad de la bomba para subir el agua hasta el tanque, también tendría un costo mucho mayor de lo que hoy se pide por aumento".

Una de las consecuencias que se registra a partir de la falta de actualización de tarifas se vincula con el ahorro del recurso. "Hoy la gente no se fijan mucho en el consumo porque en una casa común tienen facturas de 600 a 700 pesos bimestrales. Si esa gente ahorra paga 500 pesos, y si no ahorra pagar 700. No hay un incentivo para el ahorro por los valores tarifarios tan bajos que han quedado" aseguró Aramburu.

MÁS TÍTULOS

Capítulo 26
Comenzará el miércoles 19
ESCENARIO POLITICO. El impacto del nuevo sistema en la nueva ley de movilidad. La licuación de las jubilaciones y sueldos en actividad
Entrevista con el presidente del consejo de administración de Coopelectric, Ignacio Aramburu
Repercusiones por el asesinato de Fernando Báez Sosa
Se acordó un aumento del 18 % en las tarifas del flete de cereales
Un fallo unánime de la Corte Suprema otorga a reconocerles el derecho a las asignaciones por embarazo y la AUH
Según las fuentes consultadas, hubo un leve crecimiento en relación con lo que sucedió en el 2019
ABO. Torneo de Verano de Primera División
BASQUETBOL. Se cierra hoy la cuarta fecha de la segunda fase del Torneo Provincial de Clubes
FUTBOL. Los equipos olavarrienses se enfrentan hoy desde las 20, por el Torneo Regional Amateur
TURISMO PISTA. Clase 1 en Buenos Aires
Correcaminata "Todos por Lauti"
KARTING. APPK Olavarría comienza a desandar la temporada con más de 100 pilotos
Será inaugurada en fecha a confirmar por las autoridades municipales
GOLF. Fourball a la americana
FUTBOL FEMENINO. Se juega en Santa Agueda, a las 17.30