Edición Anterior: 4 de Abril de 2020
Edición impresa // La Ciudad
El BCRA dispuso que atiendan también hoy y mañana
La reapertura de los bancos provocó largas colas desde muy temprano
Ya a media mañana de ayer, ante las multitudinarias colas registradas frente a los bancos en distintos lugares del país, se confirmó que esas entidades abrirán también hoy y mañana, además de lunes y martes. Olavarría no fue una isla: los más madrugadores iniciaron la espera a las 4 de la madrugada, y hubo casos en los que las columnas dieron "la vuelta a la manzana".
Rodolfo fue el primero en llegar. A las 4 de la mañana se instaló frente al ingreso de la sucursal Olavarría del Banco Columbia, como para asegurarse la percepción de la jubilación que, de haberse respetado el esquema, hubiera cobrado el 26 de abril. Detrás de él, la cola "doblaba" por Dorrego, llegaba a Moreno y retomaba por la calle Belgrano, hasta comunicarse de nuevo a Rivadavia, donde prácticamente se unía a quienes, en sentido contrario, aguardaban por su turno ante el cajero automático de la misma entidad bancaria.

María lo imitó, pero en las escalinatas del Banco Nación. Madrugó y se instaló a las 4 "para cobrar la pensión de mi hija, que no puede venir", para marcar el inicio de una prolongada espera que hacia las 8:50 se extendía, con respeto de las distancias sociales indicadas por la autoridad sanitaria, por el veredón y la plaza Coronel Olavarría, para "doblar" sobre una media cuadra de General Paz. En la media hora siguiente, cuando todavía restaba el mismo lapso para que se abrieran las puertas de la entidad crediticia, a las 10, la columna humana crecería por lo menos una cuadra.

Ocurrió ayer, en la jornada que marcó la reapertura de los bancos exclusivamente para la atención de jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por HIJO (AUH) que no cuentan con tarjeta de débito, que interrumpió la cuarentena dispuesta en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. La escena, aunque tal vez no en la misma dimensión, se repitió en los restantes bancos del microcentro ciudadano, donde -emulando lo que ocurrió en el resto del país- se multiplicaron las quejas por la inexistencia y falta de acceso a instalaciones sanitarias. En Olavarría, además, en horas cercanas al mediodía se registraron dos casos de mujeres descompensadas que debieron ser asistidas por los servicios médicos.

A media mañana, cuando ya era evidente que el tiempo iba a resultar insuficiente para dar cumplimiento a todas las obligaciones y todos los medios mostraban las largas colas en todos los rincones del país, comenzaron a circular de manera insistente las versiones que aseguraban que los bancos iban a abrir también hoy y mañana, algo que se confirmó luego para completar el cronograma que prolonga la atención hasta el martes 7 inclusive.

En las colas, se vieron banquitos desplegables y hasta reposeras, decenas de barbijos y también mucho abrigo para hacer frente a las bajas temperaturas registradas en horas tempranas, además de las bicicletas que sirvieron para movilizarse. No hubo una edad precisa que identificara a los protagonistas de esta jornada que volvió a poner movimiento en las calles del microcentro: adultos mayores, jóvenes, e incluso alguna que otra madre con su hija en brazos poblaron las colas; los más afortunados tuvieron su espera al sol, que apenas los entibió un poquito.

Lo cierto es que el aislamiento social, preventivo y obligatorio pasó a un segundo plano, cuando muchos violaron el distanciamiento y se amucharon unos contra otros, incluso juntando los bancos que habían portado desde sus casas para charlar entre ellos. "Estoy sin plata y sin medicamentos; si no me mata el (corona)virus me mata el hambre", ironizó Jorge, un jubilado de Mar del Plata al que la cuarentena dejó atrapado en Olavarría sin poder cobrar sus haberes y que ayer se esperanzaba con percibirlos ante la cola del Columbia.

"¡No! Ninguno de nosotros tiene tarjeta de débito, porque en muchos casos, el cajero no las acepta", se escudaron varios jubilados al principio de la cola, insistiendo en que "los haberes deberíamos ´sacarlos´ con la impresión digital, como en otros lugares", pero se entretuvieron charlando animadamente entre ellos.

En la recorrida que este Diario realizó en la previa a la apertura de las sedes, se vio poco personal policial por cada banco y un trabajo de prevención superado por la marea humana: en su gran mayoría, no se respetaron las distancias, hubo escaso respeto y muchos se "colaron" para poder acceder en los primeros turnos. Es que mucho antes de que se habilitara el horario bancario, los entendediso ya suponían que, con esa cantidad de gente y contabilizando que el ingreso se habilitaba para cuatro o cinco personas en simultáneo, esas cinco horas no alcanzaban para satisfacer las demandas de los que habían llegado últimos a engrosar la cola.

Desde la madrugada

La apertura se extendió durante el normal horario bancario, de 10 a 15, y es exclusiva para quienes no cuenten con tarjeta por robo o extravío ya que, de lo contrario, deberán retirar el efectivo a través de los cajeros automáticos, según definió el Banco Central a través de la Comunicación "A" 6949.

En algunas zonas, las filas de jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales que no cuentan con tarjeta de débito comenzaron a formarse desde las primeras horas del día, durante la madrugada, en la que la sensación térmica llegó a los 8,7 grados. Las colas superaron los 200 metros y en algunas partes se reportó que las filas empezaron a llenarse desde la tarde del jueves.

En tanto, la Asociación Bancaria aseguró que se registran "aglomeraciones" y "hubo incidentes" en la puerta de algunos bancos, previo a la apertura de las entidades para atender a jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales que no cuentan con tarjeta de débito, y pidió la colaboración de todos "para que los pagos se hagan en orden". "Comprendemos la necesidad y la angustia de las personas, pero tenemos que ayudar para que los pagos se hagan en orden y respetando las recomendaciones sanitarias", aseveró el vocero de La Bancaria, Eduardo Berrozpe.

MÁS TÍTULOS

Funsaga reabrirá la atención al público el próximo lunes
"La economía argentina deberá bucear en sus propias virtudes y defectos", señala
Según un mapa online, el movimiento en la ciudad bajó casi un 35 por ciento
Así lo manifestó el nuevo secretario de Trabajo, Lucas Miriuka quien se mostró inflexible para exigir el cumplimiento de las normas
El primer caso de coronavirus en la ciudad despertó polémica en las redes sociales
Para el Hospital Municipal
El BCRA dispuso que atiendan también hoy y mañana
Buena en lo colectivo, no tanto en lo individual
Emiliano Boffelli
INFORME PARTE 3. Racing disputó hace 25 años el Campeonato Sudamericano de Clubes Campeones en Colombia
FUTBOL. Omar De Felippe, entre Malvinas y el Coronavirus
BASQUETBOL. Alejandro Diez es actual jugador de Platense en la Liga Nacional
AJEDREZ. Torneo a través de la web