Edición Anterior: 26 de Abril de 2020
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. El inesperado nombramiento en Ferrosur, la renuncia de una infectóloga. ¿Nueva transversalidad o transferencia de obligaciones?
Políticos y jueces incorregibles, el amor por la cuarentena y la economía devastada
Mientras la gente sufre por miedo o aislamiento, políticos y jueces aprovechan la emisión para crear nuevos cargos o para aumentar sus haberes. Los créditos a las pymes son solo anuncios. Comerciantes bonaerenses llaman a una rebelión fiscal que puede extenderse. La cuarentena ya es insoportable.
Cacho Fernández

[email protected]

Imaginemos el futuro. Mediados de 2023, el presidente Alberto Fernández decide levantar la cuarentena. Detrás quedaba un fragmento prolongado de la política nacional que había recorrido los tres últimos años de la historia. La política se había transformado en una suerte de acting en el que todo se había tornado en un simulacro, como una obra que se va escribiendo sobre el escenario. Cada uno cumplía su rol, el oficialismo actuaba de oficialismo y la oposición hacía de oposición.

Pese a todo, Argentina se sigue salvando de cualquier maniobra mesiánica y demencial. Hubo quizás ciertos amagues y nada más. A la sociedad la mandaron a dormir, como a los chicos, e hipnotizada terminó resignándose a cumplir ese rol. La clase política logró su cometido mientras que la gremial también transcurre su vida como si no hubiese pasado nada. Ocupan su tiempo en hacer creer que se mueven mientras se les reduce el plantel de afiliados

Latinoamerica había encontrado por fin el argumento de la dominación. Había resultado ser un microscópico virus pero tan enorme como el universo o el miedo.

El terror los había encapsulado a todos dentro de las murallas de sus propias casas. La resignación hizo el resto. Los regímenes fueron sacrificando las democracias y las libertades y la represión comenzó a entrar con vaselina.

El presidente viene haciendo las cosas bien en el tema salud, pero cometió el error de enamorarse de la cuarentena. En tanto, la Vice, decidió pelear con la Corte y perdió su primera partida porque el máximo tribunal no podía resolver en abstracto y que el resto era potestad del Senado. Es decir, un fianl anticipado.

Luego la mandó a su abogada a tirar consignas de una épica tan desubicada como insoportable. Habló de la disyuntiva entre los argumentos y la sangre ¡qué se yo! como si la letrada estuviera librando una lucha revolucionaria o si se dispusiera a recuperar el Santo Sepulcro.

Lo cierto es que su abogada se descolgó de pronto con consignas como si estuviera bajando de la Sierra Maestra o estuviese impidiendo el desembarco yanqui en Playa Girón. Así de ridículo está este país. De pronto, la pelea contra un virus surgido de la negligencia y desaprensión china se transformó en un motivo para continuar con la épica demencial de algunas mentes desvariadas. Es demasiado. El grotesco es infinito e inconmensurable. La cuarentena ya es una travesía tan larga e insoportable como el viaje de Odiseo en su regreso a Itaca.

Nuevas y viejas realidades

La sociedad se ha transformado en una carcel enorme, tan grande como un país. O un enorme merendero o comedor comunitario. Los números eran completamente elocuentes. la pobreza casi cubría la mitad de la población y los asistidos o por asistir eran muchos más. Al final, el nuevo gobierno, que buscaba hacer una profunda transformación con justicia social se había transformado en un centro asistencial como el de Cáritas, cumpliendo el sueño medieval de esa Iglesia que se alimentaba del hambre de los pobres y santificaba la pobreza. Ahora son los políticos y jueces (hace tiempo lo eran los militares) los que encarnaban esos clérigos laicos gozosos de la pobreza que aumentaba día a día y de manera indetenible.

La política dejó de ser esa praxis transformadora, ahora es una mera actividad asistencial. La justicia social se resumió en un merendero o en un comedor comunitario. La dignidad de buscar su propio sustento, trocó en la paciencia necesaria para esperar la llegada de la ayuda estatal.

El sueño socialista de Justo de una sociedad igualitaria, o el de Yrigoyen o Perón, o el del mismo Alfonsín de una sociedad más justa, por nombrar algunos, hoy se muestra como una grotesca caricatura de dádivas y perpetuo asistencialismo. Es decir, aquella misión restauradora de la política moderna, hoy el tiempo la devuelve como farsa o como una actitud graciosa propia de una monarquía feudal.

Es cierto que existe hoy un contexto especial, pero el problema es que muchos confunden justicia social con la constitución de un comedero o un comedor comunitario.

La sorpresa del "Chino"

Sobre lo anterior, cuentan que una vez, el líder del Movimiento Evita, Fernando "Chino" Navarro, materializaba su asombro por el triunfo de Cambiemos al decir "al final, nosotros creíamos que habíamos construido algo sólido pero me di cuenta que no habíamos dejado nada. Estos tipos nos ganaron solo con dos frases o eslóganes vacíos. Es decir, no habíamos dejado nada". La frase del "Chino" Navarro reflejaba la amarga certidumbre de una persona decepcionada por la misma realidad que le pegaba en su misma cara después de haber creído lo contrario. Florencio Randazzo lo escuchaba y pensaba quizás algo parecido puesto que se había largado a la competencia con una suma de falacias en su mochila electoral.

Navarro miraba hacia abajo, como si buscara una respuesta en la misma tierra que había engendrado a Perón, su referencia mítica, a ese hombre que había logrado permanecer en la historia por haber acostumbrado a la gente a vivir sin carencias y por ahí con algunos sobrantes.

Fueron quizás pocas cosas pero contundentes, como el derecho a poder acceder a la diversión social, de ejercer el poder político o hacerlo a través de alguien de confianza que lo hiciese. Al "Viejo" le alcanzó para perdurar a través del tiempo, lo que dice mucho más de las carencias anteriores de ese sector social que lo que logró con el viejo líder.

La anécdota podría servir para bajarle un poco el tono, la épica y la dimensión a esas supuestas "revoluciones" que han quedado en la historia latinoamericana como tales, cuando en realidad no dejaron muchos cambios estructurales que son es lo que al final sirven y perduran.

Absurdos, geriátricos y políticas

El otro tema tiene que ver con la Región Sanitaria IX en donde la doctora Gabriela Tanoni decidió renunciar a su cargo después, dicen, "de un encontronazo con la Cámpora". Dicen que nadie la cuidó pese a que es una infectóloga y con experiencia. Pero claro, por ahí no quiere allí a un idóneo sino a un "militante" y obediente.

Según dijeron, la médica "es una excelente profesional con una vasta trayectoria. Trabaja allí desde hace unos veinte años y fue directora asociada del organismo". Sin embargo, presentó su renuncia porque, dicen que no habría permitido que "la manejen desde otro lado. Para completar este absurdo, la médica deja de estar justo cuando más se la necesita puesto que es infectóloga, esto es, en un contexto de pandemia", exclamó un profesional profundamente indignado.

Los geriátricos ya son un infierno dantesco. En Europa la mitad de las muertes vinieron de esos centros, y en Argentina amenaza con repetirse lo mismo. Es decir, mientras la gente se aisla de manera obediente, alguien entra en los geriátricos y hace un desastre. En síntesis, son una bomba de tiempo como también lo son las cárceles. Pero el Presidente sigue enamorado de la cuarentena como si ésta fuese la piedra filosofal.

Según un tuit, algunos intendentes fueron designados para elegir ellos mismos sus propios jefes policiales. ¿Qué significa esto? ¿una transferencia de responsabilidades de la Provincia a los municipios o está dentro de la construcción de una nueva transversalidad para acompañar la futura candidatura de Sergio Berni o Máximo Kirchner?. El desbande en la Provincia es mayúsculo y, como dice el refrán popular, a río revuelto...".


Los sin pandemia

Pero, mientras el Presidente hace lo que puede contra este virus chino y la economía se derrumba de a pedazos, los comerciantes de Trenque Lauquen se declaran en rebelión fiscal. Efectivamente, le piden a la gente que compren en efectivo y que ya no van a pagar un impuesto más. ¿Es que la clase política no está viendo este deterioro y solo mira su ombligo?. En vez de aportar a la combinación de salud y economía solo se preocupan por obtener nuevos cargos para engrosar sus ingresos, vía remuneraciones o vía monotributo, pero incrementando sus recursos de algún modo y como sea.

La semana anterior hablamos sobre el conflicto en Ferrosur Roca, y ya esta semana, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa le encontró un trabajo a su representante en Olavarría, Eduardo Rodríguez. Dicen que el tigrense es hábil para lograr conchavos.

Aún después de su derrota en 2015, Massa se las ingenió para encontrarle trabajo en el directorio del Banco Provincia a parte de su tropa , y ahora volvió a sacarle el jugo a su alianza con el Presidente.

Ya ubicó a Ricardo Lissalde en Ferrocarriles, y esta vez volvió a honrar esa fama de empleador consiguiéndole un lugar al concejal Eduardo Rodríguez en el directorio de Ferrosur Roca, pero sin renunciar a la banca y facturando sus honorarios como monotributista en su nuevo cargo. Ocuparía una parte de ese 16 por ciento que tiene el Estado para ser representado, y dicen que surgió del mismo Massa para "sumarse al equipo del ministro Mario Meoni". Entonces, o bien el Estado es una vaca lechera inagotable o bien la política (como el amor) es una generadora infinita de espacios y cargos.

Entonces, mientras la sociedad se debate entre el virus, los políticos que se llevan gran parte del erario público y el Poder Judicial que habría decidido aumentarse sus enjundiosos sueldos a partir del 1 de marzo, los comerciantes de Trenque Lauquen, por ejemplo, -medida que seguramente sería imitada por los de otras ciudades-, resolvieron declarar una suerte de rebelión fiscal y llaman a la gente a comprar con efectivo para no permitir aportes al Estado.

Tanto la corporación política como la judicial estaría aprovechando seguramente el desenfreno de emisión que se está dando para llevarse a sus bolsillos parte de ese nuevo circulante. En tanto, mientras los políticos crean cargos y los jueces aumentan sus sueldos con retroactividad, muchos trabajadores no saben si van a poder cobrar abril y sufren además recortes salariales que repercuten claramente en en su propia vida y en la alimentación de sus hijos.

Y no se trataría de nombres, son corporaciones que siguen mirando sus propios ombligos mientras la sociedad sigue devastada.


Los dos abordajes

El virus es un ser extraño que induce a dos tipos de abordaje, el de un infectado o a punto de ser tocado por el bicho, o el de la santidad. Es decir, se analiza la realidad con la bronca y el reproche de un infectado, o se lo hace como un santo y dentro de una resignación infinita. Y, como esto es imposible, no queda otro remedio que abordarla desde la dureza y el filo de una daga.

Al gobierno le vino muy bien la pandemia. El desastre económico dejado por la gestión anterior no dejaba otro margen que encerrarlos a todos en sus propias casas y aumentarles el terror con las siniestras estadísticas de la muerte. El riesgo es objetivo, tangible, está al alcance de la mano, allí donde está siempre el control remoto.

Basta con encender la tele para incrementar el miedo y profundizar el encierro. El ministro de Salud, en tanto, juega como en una timba con las fechas de los supuestos picos de contagio: (primero iba a ser a mediados de mayo, luego mediados de junio...), y ese acontecimiento se posterga indefinidamente como el paraíso de las religiones.

Y, como nadie es un santo, no queda otro remedio que pensar con el virus adentro, metafóricamente, claro, como si faltara el aire. El miedo ayudó a consolidar esa sociedad de abejas hipnotizadas que tanto había buscado el poder. Un trabajo perfecto, hecho con sutileza y vaselina. Misión cumplida u objetivo alcanzado calificarían los nuevos pedagogos.

MÁS TÍTULOS

Capítulo 36
La adopción como un contrato de responsabilidad
El Intendente adelantó que, además de las ópticas, habrá otros sectores habilitados a funcionar
La concejal y una historia que le atravesó la niñez y la adolescencia
Servicio de asesoramiento de profesionales del Frente de Todos
ESCENARIO POLITICO. El inesperado nombramiento en Ferrosur, la renuncia de una infectóloga. ¿Nueva transversalidad o transferencia de obligaciones?
"Ayudemos por todos los Medios" fue una iniciativa solidaria organizada por distintos medios de comunicación locales
Ante la certeza del duro impacto provocado por el aislamiento preventivo y obligatorio
Dr. Amílcar Dirazar, representante legal del Colegio Privado Libertas y el funcionamiento educacional en la pandemia
Comunicado del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos
El Sindicato Luz y Fuerza celebra hoy su 73o aniversario
Las facturas vencidas de marzo y abril pueden abonarse hasta el próximo jueves
Informe de la situación en Olavarría
Lucas Berengua, Coordinador Nacional de Redes de Observación
INSTITUCIONAL. Las disciplinas de Estudiantes siguen un cronograma de acciones