Edición Anterior: 13 de Septiembre de 2020
Edición impresa // La Ciudad
Proveedores y organizadores de eventos piden la exención de los $1100 pesos del impuesto municipal
"Hace seis meses que el sector está sin ingresos y muchos están generando deuda"
El impuesto municipal llega a unos 30 comercios del rubro que permanecen cerrados desde marzo tales como los salones de eventos o diseñadores de vestidos de fiesta y tiene local a la calle. "Esperamos una respuesta positiva por la situación es angustiante para muchos", dijo Mónica Hernando desde la Agrupación de Proveedores de Servicios para Eventos de Olavarría.
Representantes de la agrupación de Proveedores de Servicios para Eventos de Olavarría (APSEO) se reunieron con funcionarios municipales para plantear la problemática que atraviesa el sector después de seis meses de permanecer cerrados en el marco de la pandemia y el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Lo que solicitaron, en principio, es la exención del pago de los $1100 que corresponden al impuesto municipal en aquellas actividades del rubro que tienen local a la calle como quienes confeccionan vestidos de fiesta o los propios salones de eventos, quienes dejaron de trabajar en marzo y aún no han podido reabrir sus puertas.

El pedido estaría en análisis, de acuerdo a la respuesta que se dio en el encuentro. "Nos dijeron que este pedido deberá ser analizado por el área de Hacienda y se evaluaría en una reunión de Gabinete", contó a EL POPULAR la organizadora de eventos Mónica Hernando, desde la Agrupación que nuclea al sector.

En un contexto sumamente difícil y con un futuro incierto, Hernando analizó que "muchos están generando deudas porque no pueden afrontar el pago de este impuesto después de estar cerrados desde hace tanto tiempo".

Son unos 30 comercios del rubro que están en esta situación. "Es un monto de dinero que para el Municipio no significa mucho y para quienes están en la actividad significa un montón. De hecho, muchos han dejado de pagarlo porque no pueden, pero si se sigue cobrando, cuando vuelvan a abrir van a tener muchísima deuda", explicó la organizadora de eventos en nuestra ciudad.

El encuentro se realizó con funcionarios municipal de la secretaría de Desarrollo Económico, el pasado 8 de septiembre y sirvió para visibilizar y exponer el reclamo de más de 120 personas que trabajan en toda la cadena de valor que se desarrolla a través de la realización de un evento, desde organizadores, salones, catering, mesas de dulces, barras de tragos, alquiler de vajilla, ambientadores, fotógrafos, filmaciones, DJs, iluminadores, maquilladores, diseñadores de vestidos, proveedores de shows, realizadores de stand, gráficas, servicios de seguridad y limpieza, entre otros.

"Los negocios del rubro están cerrados desde marzo y están pagando un impuesto municipal por trabajar, pero en realidad no están trabajando", analizó Mónica Hernando, organizadora de eventos desde hace 16 años.


Una ayuda que es "imprescindible"

"Sabemos que no somos un rubro esencial y de todos los rubros somos los menos esenciales. Siempre conversamos que vamos a ser de las últimas en poder abrir. Si bien ya tenemos un protocolo sobre el que estuvimos trabajando con mucha dedicación para cuando llegue el momento de reapertura, en este momento vemos muy complicada la posibilidad de que la actividad regrese", definió Hernando.

El sector de eventos es uno de los más golpeados por la pandemia, "por eso es que solicitamos una ayuda que es imprescindible", sostuvo respecto del pedido que realizaron formalmente ante funcionarios municipales.

En este contexto de pandemia, "hay necesidad de hacer gimnasia o esparcimiento, pero no hacer una fiesta para 200 personas, y eso lo tenemos claros. Sabemos que hasta que desde Nación no se dé el visto bueno para abrir este tipo de actividades vamos a estar parados. Es así también a nivel internacional", definió.

De todas maneras, hace unos dos meses desde el sector se presentó un protocolo definido en base al protocolo nacional para cuando la actividad pueda reabrir sus puertas.

"Hay chicas que diseñan vestidos de fiesta que tienen comercios a la calle, también están los que tienen salones de eventos, los peloteros… Son muchos los que dependen solamente de ese ingreso que dejaron de percibir en marzo y están generando deuda porque no pueden asumir este costo".

El pedido de exención del impuesto municipal de $1100 "es hasta que se habilite nuevamente la actividad. No pedimos mucho, solo esto que sabemos que es una posibilidad para el Municipio".

Para Mónica Hernando, "la gente en general no visualiza mucho lo mal que la estamos pasando. Por eso necesitamos dar visibilidad sobre esta problemática y tener una respuesta que permita aliviar la carga financiera que tienen muchos en este sector".

MÁS TÍTULOS

ESCENARIO POLITICO. La solución singular del problema policial y la fuerza empoderada. Radicales van por el partido y por el frente.
Capítulo 56
Además, tres listas se presentaron para la conducción dela UCR local
Un voluntario había sufrido una reacción adversa
El organismo no se contacta para pedir claves, ofrecer créditos o ningún otro tipo de prestaciones, aseguró Maximiliano Wesner
Quince niños y adolescentes olavarrienses hablan sobre la cuarentena, el miedo y la nueva normalidad
Nicolás Masi, referente de la organización sindical que nuclea a los policías
Proveedores y organizadores de eventos piden la exención de los $1100 pesos del impuesto municipal
El viernes volvió a funcionar después de exactos 180 días
LOS TEXTOS DE LA MISA. 24º Domingo de Tiempo Ordinario - Ciclo A
Por la pandemia, la recaudación se realiza a través medios electrónicos
PADEL. En el juego ante otros argentinos, Fernando Belasteguín y Agustín Tapia
Hubo venta de pizzas y llega la Lotería Familiar
El Museo Municipal de Ciencias cumple 7 años de vida