Edición Anterior: 26 de Octubre de 2020
Edición impresa // Policiales
Violento ataque en el barrio Hipólito Yrigoyen
Buscaban a un abusador y hicieron destrozos en una casa: los damnificados se mudaron
Los daños se dieron en ventanas y puertas, y las víctimas relataron que fueron cerca de 40 las personas que ingresaron por la fuerza, con palos y a los gritos. La persona que intentaban encontrar no estaba allí. "Es una locura porque no me imaginaba que me fuera a pasar esto", expresaron.
Los violentos episodios sucedieron en las primeras horas del sábado, en una vivienda ubicada en la esquina de Moya y República del Líbano. "Es como volver a empezar. ¿Quién me paga los daños ahora? ¿Quién da la cara, quién responde por todo esto?", expresó con angustia Alejandra Luna, propietaria de la vivienda, que en 2009 fue prendida fuego de manera intencional. Por ahora parece que nadie tiene respuestas.

Las víctimas fueron sorprendidas por gritos y golpes en el exterior del domicilio alrededor de la 0.30 del sábado, y los atacantes lograron entrar luego de romper ventanas y puertas. Esta patota de cerca de 40 personas buscaba a un hombre que está acusado de haber abusado sexualmente de un niña de 12 años la semana pasada. Bajo la creencia de que estaba escondido en la casa de Luna y sus hijos, los atacaron y amenazaron hasta lograr entrar, pero no lo encontraron.

"Eran más de 40 rompiéndome toda la casa porque decían que tenía a este muchacho adentro de la casa y yo no tenía a nadie", relató Luna a EL POPULAR, la propietaria de la vivienda. La mujer tuvo un vínculo familiar tiempo atrás con el hombre que buscaban, pero ella refirió que no se trata desde hace años con él. Fuentes oficiales indicaron además que el acusado por el abuso ya fue notificado por la Justicia y por el momento no existen órdenes de detención en su contra.

"A mí todo esto me sorprendió porque digo ¿como me van a romper la casa? Tendrían que haber averiguado, si hubiesen venido a golpear la puerta y me hubiesen dicho que querían ver si estaba adentro no hubiese tenido ningún problema, pero no que me hicieran esto", dijo Alejandra. Esta grave situación provocó que el sábado debiera mudarse a lo de un familiar, donde se encontraba hasta anoche. Pero además tuvo que vaciar su casa del barrio Hipólito Yrigoyen, porque los atacantes la amenazaron con que se la iban a prender fuego.

"Vivo sola con mis hijos, me pegaron a mí, a mis hijos, me rompieron toda la casa, entraron adentro. Salieron hasta el patio de mi casa, amenazaron a mi hijo mayor y le dijeron ‘más vale que no esté porque te vamos a reventar la cabeza a vos’. Tenían martillo, palos tenían. Mis hijos gritaban, ellos estaban derrumbando la puerta y no sabíamos si nos iban a matar o qué", dijo angustiada.

En un video que se viralizó se ven los momentos de tensión que se dieron en la madrugada del sábado en este sector, donde de manera violenta hombres y mujeres les gritan que abran las puertas para que salga el hombre que buscaban, mientras rompían puertas y ventanas. De adentro se escuchan los gritos desesperados de Alejandra y sus hijos de 19, 16, 12 y 9 años.

Alejandra empezó a ver esa filmación pero no pudo terminarla: "Me quebré al ver como mis hijos gritaban, el temor de las nenas, de 9 y 12 años, el solo hecho de ver como ellas gritaban y el pánico fue terrible. Tengo mi casa, podría estar tranquila, tengo que estar acá molestando a mi hija. Recién anoche pude descansar un poco porque decís, ¿ahora qué? ¿Cómo sigo ahora? La nena mas chiquita tiene miedo y no quiere volver a mi casa. ¿Por qué tenemos que pasar todo esto cuando no teníamos nada que ver?", se preguntó Luna.

Alejandra explicó que cuando comenzó el ataque ella ya estaba acostada y se sorprendieron con los gritos y golpes contra la vivienda. "¿Cómo lo paras?", se pregunta al exponer que ellos identificaron cerca de 40 personas que querían entrar. "La puerta del frente es gruesísima y así y todo la hicieron pelota, hicieron pelota la ventana, los vidrios. Me rompieron todo, lo que por mucho tiempo me costó sacrificio porque ya anteriormente me habían prendido fuego la casa. Me costó mucho sacrificio volver a comprar las cosas y ahora que tenía todo bien de vuelta empezamos con lo mismo", se lamenta con angustia.

Fueron los vecinos los que dieron alerta al servicio de emergencias 911, y al sector se acercaron cerca de 6 móviles. Pero para Luna no hubo una respuesta satisfactoria. "Alcancé a salir afuera y un policía preguntó ‘¿que está pasando?’ ‘Toda la gente que está acá me están rompiendo la casa’, les dije. Así y todo se fueron todos corriendo y nadie quedó preso", planteó Luna.

Posteriormente les indicó a la policía que ella había dado positivo al hisopado de Covid-19, por lo que le indicaron que no podía trasladarse a realizar la denuncia a la comisaría Segunda y le solicitaron los datos para iniciar las actuaciones que se enviaron a la fiscalía 10. De manera inicial le otorgaron una custodia dinámica.

El temor que les quedó tras este ataque parece no tener aliciente. Y ese miedo fue lo que los llevó a irse de la casa del barrio Hipólito Yrigoyen, y ahora no saben cómo volver. "Fue terrible porque te ponés a pensar y decís: ‘no me merecía una cosa de esas’. La verdad que no se lo deseo a nadie, fue muy injusto lo que me pasó", cerró Luna.

MÁS TÍTULOS

FUTBOL. El pasado viernes se reunieron dirigentes de las Ligas de Olavarría, Azul y Laprida
Fue a través de las redes sociales en el aniversario de su primera victoria electoral
Detección intensiva de casos sintomáticos
La preparatoria fue aprobada en el HCD con el voto opositor y el rechazo de la bancada oficialista
Lo dijo una de las profesionales que integra el equipo territorial educativo de emergencia, creado en el marco del ASPO
Organizado por la Unión de Clubes, con transmisión por Canal Local
Se quedó con el récord de Michael Schumacher
NATACION. Entrenará en Córdoba para meterse de lleno en el objetivo de llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio
Lejos de todo
TC MOURAS. Indicó Alejandro Weimann luego del múltiple choque en el inicio de la final