Edición Anterior: 7 de Marzo de 2021
Edición impresa // La Ciudad
ESCENARIO POLITICO. Los formoseños se cansaron del despotismo feudal. Una represión demencial con los derechos humanos completamente ausentes.
Formosa, república o feudalidad, el vaciamiento del PJ, Eseverri y Galli, y la intensa interna radical
La provincia norteña pasó a ser el emblema del Estado policial y del poder absolutista. Alberto y Cristina, por una Justicia obediente. Los radicales profundizan la interna. Eseverri y Galli, una relación diferente. Cristina vacía el PJ y le prepara la cancha a su hijo para 2023.
Cristina y Alberto emprendieron hace unos días un embate violentísimo contra la Justicia planteando de algún modo la existencia de un régimen especial sin poder judicial, quizás el sueño de la Vicepresidenta y no se sabe si también del Presidente, es imposible evitar regresar al contexto de la feudalidad del absolutismo monárquico y a las jornadas del 14 de julio de 1789.

Como si faltara algo a esta regresión histórica, ayer los formoseños decidieron rebelarse contra el régimen feudal de Gildo Insfrán porque volvió a fase 1 por solo 17 casos de Covid 19. Fue la gota que rebasó el vaso. Los comerciantes y gente en general fueron violentamente reprimidos por la protesta, y fueron heridos de balas de goma, palazos, detenciones arbitrarias, y hasta, al menos las imágenes lo mostraban, la policía pateó hasta el cansancio a grandes y chicos.

Formosa nos traspoló en el tiempo y nos depositó en la París de finales del siglo diociocho. Los hechos de la provincia no dejan de ser alentadores para quienes suponen que después de semejante represión, Insfran y su régimen feudal podrían comenzar a despedirse del poder.

Formosa es una provincia que vive del Estado Nacional y no genera un solo puesto de trabajo genuino. Generó verdaderos campos de concentración para casos de Covid y no permite, en base a una hipótesis de conflicto nacional, la entrada de los medios de comunicación algo muy frecuente en las dictaduras latinamericanas.

La rebelión de ayer fue casi una réplica de la que hicieron en Paris para ponerle límites a la opresión feudal de Luis XVI en 1789.

La toma de la Bastilla fue significativa por su valor simbólico. Significó el comienzo del derrumbe del poder absolutista, y, como dice Hobsbawn, los regímenes se caen cuando se caen sus símbolos. No olvidemos que La Bastilla era la cárcel en donde iban a parar los opositores al monarca.

?La pregunta sería: ¿qué votará el formoseño en las próximas Paso?. ¿La república o la feudalidad del régimen de Insfrán?. Del mismo modo, cuál será la dicotomía de los votantes argentinos en las próximas primarias?, un sistema como el de Formosa o el de otra provincia argentina como Córdoba o Mendoza, por ejemplo?.

Un régimen republicano y democrático descansa en la existencia de una justicia independiente y esa es la variable fundamental. Precisamente, el poder feudal se diferenciaba porque el mismo señor de la comarca concentraba en su persona el poder político, militar y por sobre todo también impartía justicia. ¿Ese es el sueño de Cristina?

El inefable funcionario

Ayer, el secretario de derechos humanos de la Nación Horacio Pietragalla volvió a dar la nota cuando acusó a "los medios hegemónicos y a la campaña de desprestigio" de tales para justificar la violencia institucional del gobierno.

Solo le faltó hablar en nombre de la "civilización occidental y cristiana", para hacernos recordar los mensajes de la dictadura.

No cabe ninguna duda que Pietragalla, de haber existido en julio de 1789, hubiese castigado la rebelión de los parisinos y habría defendido a la monarquía absolutista de Luis XVI.

El problema de Formosa es desde hace tiempo, como Venezuela, un tema exclusivamente de derechos humanos. No se respetan las libertades públicas, la Constitución, las garantías individuales, el derecho a la información, aún la que tiene que ver con la salud de las personas..., todo es parte de un régimen opresivo que se mantiene simplemente porque muchas veces hay un sector de la gente que sigue eligiendo a Barrabás. Pero ayer, otra parte de la población se animó a decir "basta" y puso al gobierno contra las cuerdas.

El Estado policial

Formosa es un claro ejemplo de lo que se debe estudiar en el país porque se trata de extraer de ello las causas por qué una sociedad aceptó durante todo el año pasado la existencia de un estado policial.

Quienes pidieron libertades fueron calificados agresivamente de "antipandemias", como si eso fuera un pecado y no una virtud. El miedo trastoca los valores y hace que el afán de libertad aparezca como un elemento subversivo para los obedientes.

La Provincia no escuchó a los intendentes y con un criterio cuasi nazi impuso, con el gobierno nacional una cuarentena interminable y asfixiante, condenando a la población a estar encerrados sin la posibilidad de poder ganarse un peso con su propio esfuerzo. La pregunta, entonces, es ¿qué va a pasar cuando venga la segunda ola? ¿Con qué recursos se va a intentar convencer a la gente de una cuarentena u otros cuidados cuando la población se pasó un año encerrado inutilmente y luego fue testigo de vacunaciones ilegales o de privilegio. Todo esto anticipa seguramente un fracaso, y Formosa es un claro ejemplo del cansancio de obedecer.

Cristina ordena vaciar el PJ

A Cristina, el pasado la condena. Ya en 2016, y haciendo la "gran Caputo o Báez" confesó públicamente haber cambiado sus plazos fijos por 5 millones de dólares para guardarlos en una caja de seguridad. Y si hablamos de lavado de dinero, a confesion de partes, relevo de pruebas.

El único poder de la Vice es que los medrosos del PJ le obedecen demasiado. La quieren pocos pero le temen y no se le animan. Hoy por hoy, Cristina está a punto de avanzar en "su proyecto familiar" como lo denominó Florencio Randazzo. Ahora le han pedido la renuncia a todos los consejeros, dejando acéfalo al partido. De ese modo, la estrategia de Cristina es que se reúnan en una asamblea para proclamar a su hijo Máximo como el nuevo presidente del PJ.

Todos aceptaron el juego de la jefa salvo el intendente de Esteban Echavarría, Fernando Gray. Pero el resto está dispuesto a obedecerle, incluso el errático y acomodaticio Gustavo Menéndez (Merlo) para allanarle el camino a Máximo hasta la presidencia de la Nación, salvo que Sergio Massa se le cruce en el camino como se le cruzó a Cristina en 2013 cuando impidió la perpetuidad en el cargo.

Radicales en la meta final

El ser humano obedece, siempre obedece, solo le basta encontrar una excusa para hacerlo. Obedeció la orden de la cuarentena eterna e insensata, le obedece a Cristina y vacía el partido para cedérselo a su hijo, y la obedecerá siempre, porque es así, el ser humano obedece y esa es su esecncia. El animal político es un ser ante todo obediente y con cierto horror por la libertad y la autodeterminación.

Y mientras el PJ se vacía de gente y de autoridades para prepararle el terreno a Máximo, el radicalismo procura su propia autonomía dentro de Cambiemos.

Protagonismo radical se ha ido consolidando en la Séptima, el acto de 25 de mayo fue realmente soprendente por la cantidad de militantes que logró convocar y en una ciudad tan pequeña.

Ayer, Franco Cominotto y Francisco González viajaban a Ituzaingó a un encuentro de mujeres radicales, mientras Martín Lousteau visitaba Río Cuarto.

El economista y senador va creciendo día a día y se perfila cada vez más como la figura presidencial del radicalismo para una gran Paso en 2023. Lousteau hoy cuenta con muy buenas relaciones no solo dentro del radicalismo sino también con el monzoísmo, línea interna peronista y transversal con la que tiene excelentes relaciones, tal como lo admitió el diputado Sebastián García de Luca. La línea de Protagonismo radical está dispuesta a convocar a Lanceta y a su gente a una unidad partidaria el día después de la elección interna. El objetivo que no descuidan es precisamente ese, el de que el radicalismo vuelva a ser protagonista central de Cambiemos y dirimir a través de una Paso las candidaturas, fundamentalmente la presidencial en 2023.

El mismo José Eseverri destacó enfáticamente la relevancia de la interna radical y la figura de Martín Lousteau porque, según el ex intendente, "le va a dar mayor horizontalidad a Cambiemos y le permitirá tener más decisión en la vida interna del espacio", dijo.

Eseverri y Galli

Eseverri destacó el gesto de Ezequiel Galli de invitarlo a la sesión de apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante y destacó las políticas municipales vinculadas a continuar mejorando el sistema de salud y también la infraestructura industrial con la creación de nuevos parques industriales. "Son temas importantes para el desarrollo de la ciudad y además debe haber un equilibrio entre la economía y la salud", dijo, tras lo cual le sugirió a la Provincia "invertir la pirámide y escuchar a los intendentes fundamentalmente en el plan de vacunación. Existen 27 vacunatorios, hospitales y centros de salud que podrían agilizar la vacunación en Olavarría", reclamó el ex mandatario.

"La Provincia está desperdiciando recursos calificados y una infraestructura ue fuimos construyendo con mi padre y continuada por Ezequiel". Destacó luego no solo el gesto de invitarlo a escuchar el discurso sino también el haber puesto en orden las cuentas muncipales y poner en marcha la obra pública. Hoy por hoy, y desde la inauguración de las luminarias en el Parque Los Fresnos, la relación entre ambos es más frecuente de lo que se pudiese pensar. El Intendente maneja personalmente y con absoluto hermetismo el vínculo con José, aunque no se sabe aún con qué objetivo. Lo cierto es que Galli y Eseverri mantienen hoy una relación político-personal inmejorable.

"En el ámbito nacional estamos retrocediendo a 2012, y en vez de la foto de Alberto con Kicillof y Larreta, aparecen las bolsas mortuorias y esa manía de tirarse con causas judiciales. Hemos vuelto peligrosamente a la grieta, hemos entrado en una violencia política y así vamos a entrar en una situación muy compleja", sentenció Eseverri, luego de felicitar a Galli por las obras públicas anunciadas y por "continuar profundizando el sistema sanitario que fuimos construyendo con mi padre". El acercamiento entre ambos dirigentes prefigura algo importante, aunque por ahora no se sepa de qué se trata. Por lo pronto, existe una relación muy respetuosa entre dos políticos que fueron adversarios, lo que no es poco.


Depende de quien reprima

Lo del funcionario de DDHH no es nuevo. Para Pietragalla, si quien pega o dispara está con el gobierno quedaría justificado. Así pensaron las faccio de Mussolini, o las Gestapo de Hitler o la KGB de Stalin o las patotas del norcoreano Kim Jong-Un. ¿Ese es el criterio de derechos humanos que tiene este régimen?. Para Pietragalla, primero está la identidad política y después la humanidad.

Lo cierto es que los formoseños, hartos ya de las cuarentenas y bloqueos del Gobierno, se lanzaron a la calle a proclamar su cansancio y por sus ganas de trabajar, de vivir, pero rescibieron gases lacrimógenos, balas de gomas, palos, patadas y todo tipo de represión institucional. ¿Qué dice Alberto Fernández de todo esto? ¿opína igual que el inefable Pietragalla o piensa lo mismo que Santiago Cafiero que se animó a reivindicar la libertad de expresión y a manifestarse en contra de la represión? ¿Cómo sostiene a un tipo como Pietragalla en Derechos Humanos?. La rebelión fue importantísima hasta como símbolo, por más que el Ministro de Gobierno de Formosa la haya querido minimizar asegurando que había solo "150 personas". Lo que luego se supo es que se haban detenido unos 90 manifestantes. Es decir ¡encarcelaron más de la mitad!.

La personalidad de Alberto es indescifrable. El múltiple funcionario de Alfonsín, Menem y Kirchner no parece superar el nivel del de un secretario de gobierno. Se presentó como un tipo diferente y acabó absolutamente mimetizado con su Vice. "me dicen un día que soy un títere y al otro me califican de soberbio". En lógica, estas dos proposiciones se las podría unir o con una disyunción (o) o con una conjunción (y). Alberto lo planteó como lo primero, pero bien podría ser ambas cosas a la vez.

El día de la asamblea legislativa, el Presidente intentó blindar a su compañera de gobierno atacando a la Justicia, al día siguiente sería Cristina la que continuaría con la arremetida judicial. El objetivo parece claro: meterle presión y temor a los jueces para que ni se les ocurra juzgar a la Vice, pero los jueces ya les perdieron el miedo y no hay vuelta atrás. Ahora, la Vice logró correrla a Marcela Losardo del Ministerio de Justicia.

Es una pena, entonces, que Alberto desgaste su figura y malgaste la esperanza que los votantes depositaron en su persona por defender a quien hoy lo puede hundir.


Verdad y democracia

Formosa es parte de la realidad del Interior. El otro lamentable ejemplo de estos regímenes feudales y faraónicos es el de Santiago del Estero, que no tiene ni siquiera hospitales para atender dignamente a los enfermos y construye un Estadio de fútbol con un palco de lujo para el faraón o el señor feudal, un radical converso que el kirchnerismo le ha hecho mamar las bondades de pertenecer al poder y perpetuarse en él vía dinástica. Pero, para el Presidente, con esa lógica particular de los dirigentes bananeros, sigue justificando la construcción de dicho estadio porque supone que va a llevar turismo la provincia. Ese es Alberto Fernández, un secretario de Gobierno devenido en Presidente de la Nación por esas bondades incomprensibles de los dioses, dirían los griegos.

Esta civilización creadora de la democracia también creía en la parresía, que es el deber ciudadano de decir la verdad y el coraje de decirla.

Porque para los griegos, la verdad y la democracia deben estar íntimamente vinculadas y ambas cosas se concurren indisolublemente. No existe ninguna posibilidad de preservar la democracia si no se lo hace en función de la verdad. Por eso, los discursos de Alberto, de Cristina y los conceptos expresados por Horacio Pietragalla son profundamente antidemocráticos porque gambetean la verdad y pretenden intervenir en la realidad en base a la estrategia puramente personal de eludir la Justicia y el bien común que es lo único que importa, tanto a la gente como a la democracia.

Por eso, verdad y democracia son variables necesariamente vinculadas entre sí, o al menos deben ir juntas siempre, porque cuando se pierde ese vínculo aparecen los despotismos. Ese es el valor de la parresía griega y la historia así lo demuestra. Afortunadamente.


La Séptima

Para Protagonismo Radical, su línea se consolidó definitivamente en Olavarría y en toda la Séptima, puntualizó Franco Cominotto, candidato o ocupar la secretaria del comité provincia bajo la conducción de Gustavo Posse.

Para el dirigente local, "lo que está pasando nos recuerda el ‘82 de Alfonsín... es el mismo fenómeno y la misma sensacion", dijo, recordando la mística que insufló aquel líder radical en la Argentina pos dictadura.

Mientras Ezequiel Galli sale a caminar la Séptima acompañado por Hilario Galli, quien sería su candidato a encabezar la lista seccional, el actual senador por la Séptima de General Alvear, Alejandro Celillo, buscará su reelección, pero no está convencido de poder entrar si va en tercer lugar en la lista.

El médico radical alvearense pretendería ocupar el segundo lugar, que en la lista de Galli-Bertellys lo ocuparía Lucrecia Egger, por eso espera que Ezequiel camine la Sección también con una mujer para contar con esa alternativa ya que a Celillo no le interesaría encabezar.

El alvearense sabe que si va segundo, renueva pero para ello Galli debería colocar una mujer en el primer lugar, pero hoy por hoy, el Intendente no tiene ningún nombre femenino en sus planes. "Pero el acuerdo lo debería hacer con Celillo", piensa un dirigente del Pro, aunque para la gente de Galli "no entendemos de qué se preocupa Celillo si entran los tres", dicen. En tanto, el senador de Alvear, quien representa a la línea "Adelante Buenos Aires" de Maxi Abad, estuvo ayer en Olavarría y hoy en 25 de Mayo.

Lo que parece claro es que la interna radical irá a definir muchas cosas. En Olvarría podría definir la realización de una Paso y a nivel nacional, la figura de Lousteau cobra cada vez mayor dimensión para una disputa de grandes dimensiones contra el macrismo.

Pero la verdadera batalla nacional que se irá a dar en estas Primarias será cuando la gente decida entre república y feudalismo o cuando los votantes comiencen a desalojar los resabios del despotismo feudal como el que se manifiesta hoy en Formosa, por ejemplo.

MÁS TÍTULOS

Ayer organizada por el Frente de Todos
José Eseverri tras el discurso de apertura de sesiones del Concejo Deliberante
En Casa Valeria y en Villa Mailín
ESCENARIO POLITICO. Los formoseños se cansaron del despotismo feudal. Una represión demencial con los derechos humanos completamente ausentes.
Estuvieron en Roque Pérez y 25 de Mayo
Los operativos iniciarán esta noche y se extenderán hasta las primeras horas de mañana
La preocupación fue planteada por profesores de esta disciplina
Las voces de quienes deben estar al frente del aula y acompañan a los niños en este proceso
Concurso de Desarrollo de Proyectos de Series de Ficción para Televisión y Plataformas Digitales
Uno de los imputados en la investigación por narcotráfico presentó una denuncia en la Fiscalía General de Azul
TENIS. La final del Argentina Open
Logró su primera pole luego de 38 clasificaciones
BASQUETBOL. Ganaron Estudiantes, Pueblo Nuevo y Racing A. Club
INFERIORES. En marcha el "Preparación"
HANDBALL. Nueva edición del "Memorial Mariana Azcona"
GOLF. Pasaron los octavos de final
Copa de la Liga
FOS. Ya se juega en las tres categorías
AUTOMOVILISMO. TC Pista en Buenos Aires