Edición Anterior: 2 de Mayo de 2021
Edición impresa // Sociales
LOS TEXTOS DE LA MISA. 5º Domingo de Pascua - Ciclo B
"El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante"
Primera Lectura

Hch. 9,26-31. Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles. En aquellos días, llegado Pablo a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos, pero todos le tenían miedo, porque no se fiaban de que fuera realmente discípulo. Entonces Bernabé se lo presentó a los apóstoles. Saulo les contó cómo había visto al Señor en el camino, lo que le había dicho y cómo en Damasco había predicado públicamente el nombre de Jesús. Saulo se quedó con ellos y se movía libremente en Jerusalén, predicando públicamente el nombre del Señor. Hablaba y discutía también con los judíos de lengua griega, que se propusieron suprimirlo. Al enterarse los hermanos, lo bajaron a Cesarea y lo enviaron a Tarso. La Iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaria. Se iba construyendo y progresaba en la fidelidad al Señor, y se multiplicaba, animada por el Espíritu Santo.

Segunda Lectura

1Jn. 3,18-24. Lectura de la primera carta del apóstol san Juan. Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras. En esto conoceremos que somos de la verdad y tranquilizaremos nuestra conciencia ante él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo. Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios. Y cuanto pidamos lo recibimos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo, y que nos amemos unos a otros, tal como nos lo mandó. Quien guarda sus mandamientos permanece en Dios, y Dios en él; en esto conocemos que permanece en nosotros: por el Espíritu que nos dio.

Evangelio

Jn. 15,1-8. Lectura del Santo Evangelio según san Juan. En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos".

MÁS TÍTULOS

La erradicación de enfermedades a lo largo de la historia de la humanidad
Se realizará mañana lunes
Lo definió Federico Aguilera al adelantar aspectos de la obra que lanzó el Ministerio de Infraestructura bonaerense
ESCENARIO POLITICO. La mitología como farsa. El Presidente se quedó sin vacunas ni soluciones. La interna de JxC en el distrito
Son las del programa de reciclables y compostables
Se habían alcanzado los 1.156 positivos el 13 de abril y ayer se situaron en 568
El 75º aniversario de la Escuela de Educación Secundaria Nº 6
Testimonios desde la Unidad 2 de Sierra Chica y el análisis de la Comisión por la Memoria, tras dos muertes violentas durante abril
El clásico evento no se realizó por segundo año consecutivo
Canotaje
Incaurgarat y Calahorrano se refirieron a los 80 años del nacimiento del golf en la ciudad
INSTITUCIONAL. La tradicional entidad del barrio homónimo nació el 1º de mayo de 1944
El 1 de mayo de 1941 se inauguraron los primeros cuatro hoyos en La Isla
AUTOMOVILISMO. El olavarriense se presenta hoy en la final del Turismo 4000 Argentino
Central recibe a Newell’s
FUTBOL. La 12ª fecha de la Liga Profesional puede definir clasificados para los cuartos de final