Edición Anterior: 19 de Junio de 2021
Edición impresa // La Ciudad
No se descarta nada y ninguna vinculación. Los abigeatos crecieron como en 2001/02, posiblemente por el hambre
Por el abigeato, Sebastián Matrella pidió que se investigue la ruta de la carne y apeló a la Policía
A principios de siglo un dirigente ruralista barajó la hipótesis de alguna presunta participación de personal policial. Hay asombro en el crecimiento de este delito, pero Matrella prefiere pensar que es por hambre y por la crisis social. Con la apertura de las exportaciones volverían los Roes y, supuestamente, maniobras dudosas en el otorgamiento de permisos.
Luego de un encuentro entre el intendente Ezequiel Galli y el titular de la Sociedad Rural Olavarriense, Sebastián Matrella, el dirigente ruralista habló con este Diario y dijo que le había estado comentando su preocupación y la del sector por el aumento de los casos de abigeato. "Y llegamos a la conclusión de las causas tanto del hecho, como también de la falta de represión de los mismos. Le dije que había tenido reuniones con la Provincia y la Policía y me habían dicho que está faltando personal, tanto en la dependencia como en la patrulla y no hemos podido conseguir nada", afirmó Matrella.

Lo cierto es que en la región se vuelve a hablar de abigeatos como se habló alguna vez en las épocas críticas, tales como durante la crisis de 2001/02, "y llegamos a la conclusión de que suponemos que es por el hambre por un lado y por el precio de la carne", dijo Matrella.

"Se está poniendo muy bravo al punto que de la estancia La Rosa se llevan robados unos ochenta animales y el año pasado el número de abigeatos fue de 92. Sí, es cierto, por un lado puede ser la pobreza y por el precio de la carne que influye. Ahora, habría que ver qué hacen con esa carne, si la comercializan o si se la comen. Pero en este punto quiero alertar sobre las condiciones bromatológicas con las que se la consume. Hay medicamentos que pueden ser muy nocivos si se ingiere enseguida esa carne, es decir si no se cumplen los plazos correspondientes antes de comerla. Pero la policía me dice que por problemas de Covid no tienen suficiente personal para patrullar o para hacer inteligencia, que es lo que se debería hacer para seguir la ruta de esa carne", afirmó el presidente de la SRO.

En algún momento de nuestra historia se sospechó de la participación policial o de la protección de ese delito, pero nunca se llegó a esclarecer esta supuesta vinculación. El entonces presidente de la SRO, Alfredo Lavayén, fue quien se animó a barajar esa hipótesis que nunca pudo probarse.

"Hay que trabajar en inteligencia y si bien son rumores no se puede probar que exista esta posible vinculación", dijo el ruralista, quien además refirió que con el jefe comunal también se había hablado de la apertura progresiva del cierre de la exportación de carnes.

Cepo

En este punto también dijo que "todavía no hay nada oficial y sólo son rumores. Aparentemente hay un acuerdo, pero aunque se afloje el cepo, se va a exportar mucho menos", sentenció Matrella.

Cabe recordar que el Gobierno decidió hace un mes ponerle un cepo a las exportaciones para bajar el precio aumentando la oferta en el mercado interno, pero en un principio se logró lo contrario porque a partir de un paro agropecuario la carne trepó un 10 por ciento en su valor y luego comenzó a caer el precio de los cortes que no consume nadie en el país. Por lo tanto la medida fue completamente errada y sin conocimiento del movimiento del mercado interno y de lo que consumen los argentinos. Tanto es así que se debió ir poniendo un fin a esa medida que sólo trajo confusión y pérdida o peligro de perder mercados externos como Israel, país que amenazó con cortar con el vínculo comercial.

Según Matrella, "se van a dar permisos, pero la Mesa de Enlace no participó de esta negociación. La medida anterior no tuvo ningún efecto y tal es el caso que en Liniers, algunos cortes bajaron un 30 por ciento y eso no se reflejó en el mercado interno. Yo no vi que bajara el precio y si en Liniers bajó alguno, esta baja no se trasladó a las carnicerías. Pero por el hecho de volver a los permisos de exportación, los Roes, se puede fácilmente caer en lo que ya pasó, en los privilegios de los permisos, en las trabas y posiblemente el sistema se puede prestar para que haya sobres por debajo de la mesa", dijo Sebastián Matrella.

Pero aclaró que "nunca consumimos lo que se prohibió exportar. Hoy no tenemos nada, sabemos que puede haber exportaciones con permisos pero oficialmente no hay nada. Y, repito, el cepo trajo un efecto contrario al que se buscaba y lo peor es que pudimos perder compradores que comenzaban ya a buscar otros proveedores. En fin, la medida no sirvió y si se habla de permisos, podemos repetir las experiencias de los Roes", cerró Sebastián Matrella.

MÁS TÍTULOS

Recibieron vacunas "a punto de vencer"
El jefe de Gobierno porteño estuvo en la Municipalidad y firmó un convenio con Ezequiel Galli
No se descarta nada y ninguna vinculación. Los abigeatos crecieron como en 2001/02, posiblemente por el hambre
PAMI completó las aplicaciones en residencias e instituciones de Olavarría
Ahora piden gorros de lana, guantes, cuellitos, medias y bufandas
Colaboración de las Misioneras de la Inmaculada, Padre Kolbe
Tres categorías, tres días y muchos partidos
FUTBOL. El seleccionado nacional ganó su primer duelo en la Copa América que se juega en Brasil
TURISMO PISTA. Entre los diez mejores de los entrenamientos
Juegos Olímpicos
BASQUETBOL. Pese a que Ecuador quedó eliminado ante Bolivia por diferencia de gol
CICLISMO. Miembros de UCO marcharon por segundo día consecutivo
Benjamín Brereton marcó el único gol
Había calificado de inaplicable la intervención a Buenos Aires
AUTOMOVILISMO. El TC Pista corre en San Nicolás