Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Fundir es desemplear

C.F.

Fue muy grave la velada amenaza del viceministro de Economía, Axel Kicillof, contra el titular de Techint, Paolo Rocca, a quien Cristina le había dedicado parte de su discurso para sacudirlo un poco por haberse animado a decir que el país había perdido competitividad.

Kicillof habló de "fundir" a la empresa y puso de relieve su peligrosa concepción del Estado, además de demostrar una asombrosa insensibilidad por la gente que trabaja en la empresa. Fundir o quebrar a Techint es llevarse puesto a los ochenta mil trabajadores que tiene la firma. Quizás el Viceministro por su edad o extracción, o por lo que sea, no padeció la crisis de 2001, ni el haberse quedado sin trabajo, ni el corralito, ni nada. Su conducta evidencia de algún modo no sólo una cuota de liviandad e irresponsabilidad, sino que además pondría de manifiesto una intención de utilizar su poder no para procurar el bien común, sino para escarmentar a los críticos de su gestión.

El Viceministro de Economía debe entender que él, como parte del Estado, debería encarnar la racionalidad. Y esto, sin duda, nos remite al debate sobre la naturaleza del Estado, esto es, si debe ser la expresión del grupo político dominante o si es una entidad que se yergue por encima del partido gobernante, o si su comportamiento, según Hegel (un filósofo citado por Cristina), debe ser la expresión de la racionalidad o si debe remedar las mezquindades que se manifiestan en el seno de la sociedad. La "advertencia" del Viceministro tiene que ver con esto último y no con la función que debería cumplir el Estado en una sociedad republicana y democrática.

Ultimas Noticias
Otras Noticias