Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Peronismo y socialismo

C.F.

En Santa Teresita, el kirchnerismo "puro" convocó a un encuentro de peronistas tal como lo había hecho en el verano de 2010, cuando se venía de una derrota y la Presidenta evaluaba que si no apostaba a consolidar su relación con los intendentes del Conurbano, podría correr el riesgo de sufrir una nueva derrota. En ese momento, el peronismo disidente se estaba matando porque todos querían ser candidatos a presidente, hasta De Narváez, quien debía vencer el obstáculo de su nacionalidad para poder postularse. Los aciertos posteriores del Gobierno y los errores del peronismo opositor, y que los sigue cometiendo, fueron generando una estructura política en la que surge el kirchnerismo-peronismo como una suerte de PRI mexicano en que el oficialismo y la oposición conviven dialécticamente.

El tema es que después de ese descanso en el peronismo y del triunfo de octubre, Cristina lanzó en Vélez a Unidos y Organizados, con una ausencia casi absoluta de peronistas y sindicatos que históricamente fueron la columna vertebral del movimiento. ¿Habrá tomado nota el peronismo de aquella movida? Seguramente sí, sólo que se sigue moviendo con la lógica que siempre aplicó, la de seguir al vencedor, y Cristina lo sabe.

El cristinismo se maneja con autonomía respecto del Partido Justicialista como si representara una identidad política diferente, y si bien no lo dice, considera que el peronismo habría agotado su etapa histórica y que el salto cualitativo es esta nueva propuesta político-ideológica como continuidad del nacionalismo popular, una corriente que nació con el yrigoyenismo, siguió con el peronismo y que, según esta concepción, continuaría con el kirchnerismo-cristinismo. Habría que ver si continúa extrayendo algo del "antecesor" o se plantea como un paradigma diferente.

Este tipo de elucubraciones no es nuevo en la historia nacional, y siempre anidaron en algunas cabezas de la nueva militancia inconfesadas sospechas de las supuestas "limitaciones revolucionarias" del peronismo y "la necesidad de construir una propuesta superadora". Así lo pensaron varios, entre ellos Juan José Hernández Arregui, John William Cooke o Rodolfo Puiggrós, por citar algunos, y que luego se reflejaron en el afán del general Perón de convencer a la juventud de que "la comunidad organizada" era ni más ni menos que la representación del "socialismo nacional" invocado por los jóvenes peronistas.

Ultimas Noticias
Otras Noticias