Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

La diabetes aumenta el riesgo de sufrir alteraciones óseas

Investigación de la Universidad de La Plata

Casi el 10 por ciento de la población bonaerense sufre de diabetes. Y en los últimos años, las investigaciones dieron cuenta que a las múltiples complicaciones en las que puede derivar esta enfermedad, se suman alteraciones en los huesos, con un incremento notable del riesgo de sufrir osteoporosis.

La relación parte de modificaciones en el metabolismo del calcio y del fósforo de los huesos en las personas diabéticas. Esto se traduce en la reducción del contenido mineral del esqueleto lo cual puede generar ostopenia u osteoporosis, fracturas y disminución de la capacidad de cicatrización del organismo.

Profesionales del Laboratorio de Investigación en Osteopatías y Metabolismo Mineral (Liomm) de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) se dedicaron al estudio de las alteraciones óseas asociadas con la diabetes mellitus y el síndrome metabólico.

"Los resultados de nuestras investigaciones indican que estas alteraciones pueden deberse a una reducción del recambio óseo. Es decir, que simultáneamente disminuye la degradación del hueso envejecido y la formación del hueso nuevo, hecho que produce una acumulación de imperfecciones en la estructura ósea. Esto favorece la fractura y hace más difícil su sanación", explicó la directora del Laboratorio, Ana Cortizo, investigadora de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC) y profesora de la UNLP.

Los investigadores del Liomm analizaron los efectos que pueden tener sobre el metabolismo del hueso, medicamentos orales que tienen el efecto de aumentar la acción de la insulina en el hígado, músculos y tejido adiposo.

"En primer lugar estudiamos la acción de la metformina, muy usada para tratar la diabetes tipo II y el síndrome metabólico, sobre células de hueso colocadas en un medio de cultivo", detalló, y agregó que descubrieron que este medicamento tiene un efecto promotor de la formación de hueso, que neutraliza el efecto nocivo de la diabetes", explicó Antonio McCarthy, codirector del Liomm y docente investigador de la UNLP.

En el estudio, realizado con ratas de laboratorio a las que se indujo la diabetes, se observó que la enfermedad produce alteraciones óseas importantes, pero al administrarles metformina en el agua que bebían, sus huesos mejoraban. Este hecho, concluyeron los especialista, indica que el medicamento ayudaría a los pacientes a prevenir las alteraciones óseas causadas por la diabetes y el síndrome metabólico.

Por otra parte, estudios básicos y clínicos realizados en diversos laboratorios en los últimos años demostraron que los fármacos "tiazo-idindionas" o "TZD" tienen un efecto negativo sobre el hueso, ya que disminuyen la densidad mineral y la calidad de su estructura. Este medicamento se emplea actualmente bajo control médico. En el Liomm se encontró que este efecto de las TZD podía revertirse. Tomaron ratas diabéticas que recibían estos fármacos y les efectuaron un tratamiento de metformina. Determinaron entonces que con ella podían prevenir los efectos adversos sobre el hueso causados por el TZD.

"Estos descubrimientos podrían ser útiles para diseñar nuevos tratamientos en pacientes con diabetes mellitus tipo II. Sin embargo se necesitan realizar más estudios antes de poder extrapolar estos resultados a seres humanos", concluyen los investigadores.

La diabetes mellitus es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en nuestra sociedad. Se produce cuando el páncreas no elabora la hormona insulina, necesaria para que las células del cuerpo incorporen glucosa, un tipo de azúcar que se elabora en la digestión de los hidratos de carbono. La glucosa es una de las principales fuentes de energía del organismo.

Por la insuficiencia de insulina, las personas diabéticas tienen un nivel de glucosa en sangre elevado. Si no son medicadas, el exceso de glucosa puede producir lesiones en los vasos sanguíneos grandes y pequeños, hipertensión y alteraciones en el nivel de grasa en sangre. La diabetes es una de las causas de infartos cardíacos, derrame cerebral, fallo de los riñones, lesiones de retina y amputación de piernas. Fuente: Irene Maier (CIC)

Ultimas Noticias
Otras Noticias