Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS
LAMADRID

"La música es parte de los vínculos de la amistad"

Entrevista al Dúo Soebrio Los integrantes de la agrupación capitalina -que días pasados se presentó en la EEE Nº 501- repasaron su historia, sus gustos y su parecer sobre la música.

Hace algunos días se realizó la peña folklórica de la Escuela Especial Nº 501 de La Madrid. Junto con ellos hubo otros artistas locales, Los Chasques -una agrupación que cuenta con un integrante lamatritense- y el cierre estuvo a cargo del Dúo Soebrio.

Esta Agencia dialogó con este conjunto capitalino sobre sus impresiones sobre el espectáculo. Además repasaron su historia y su parecer sobre la música.

"La idea nació después de varios años de conocernos y tras haber compartido unos cuantos asados", repasa Sebastián Espeche, el guitarrista principal. "Disfrutábamos mucho de los repertorios que hacíamos en esas reuniones y un día nos animamos a hacerlos más seriamente", completa.

Si bien se conocen hace aproximadamente, el Dúo Soebrio como tal se conformó hace unos tres años y recientemente lanzaron su primer disco "En vivo Nosso y otros".

Omar González Frau es el mayor de los dos músicos y es, según repasa, el que se animó a dar el primer paso. "Soy locutor y tomaba clases de guitarra con él (Sebastián). Me di cuenta de que podíamos hacer algo juntos y así fue surgiendo. No tenemos como metas tocar en algún lugar u otro, pero sí trabajar seriamente", sostiene.

La raíz rioplatense se siente fuerte en el repertorio. De allí que definen su arte como "un repertorio intimista, que propone encontrarse con la gente".

"El secreto es pasarla bien arriba del escenario y hacer canciones que nos gusten", apuntan. "Los arreglos surgen en los ensayos, inconscientemente, luego se ajustan y pulen", cuentan.

La atención en La Madrid corrió por cuenta de Guillermo Palacios, quien conoció a Omar González Frau hace unos siete años, ya que es la voz en off de su programa radial semanal.

"Cuando nos decidimos a empezar a tocar no fue fácil. Primero lo hicimos en Uruguay y ahora en Capital Federal, generalmente. A pesar de que es una ciudad grande, es complicado porque hay mucha oferta musical y nuestro repertorio es un tanto especial, que requiere atención", reseñan.

"Una vez estábamos tocando en un bar, con una máquina de café de fondo. Estábamos haciendo un tema y cada tanto se escuchaba el ruidito de la descarga (lo imita), nos mirábamos y decíamos qué hacemos acá, pero es lo que hay", dice Sebastián, riéndose. La frase "todo a pulmón" calza perfectamente en el dúo, como en gran parte de los artistas que no cuentan con apoyo discográfico.

"Soebrio es una mezcla de la sobriedad con la que hacemos esto y con el grado de ‘ebriedad’ sin beber, excitación que te genera constantemente la música", indican.

Omar y Sebastián se conectan con sólo observarse. La diferencia de edad se esfuma con los primeros acordes de las guitarras, el elemento emparentador. Resaltan el valor de la música como un modo de "afianzar las amistades".

Sebastián es el más joven. Tuvo algún "pasaje" por el rock y luego aprendió a tocar la guitarra española. "Mi vieja fue la que me compró la primera y mi primo mi primer profesor. Fui algunas clases y me aburrí, pasaron algunos años y sólo la volví a agarrar y tocar de ‘oído’; pasaba horas", rememora.

González Frau es locutor profesional. Su voz ha aparecido en reconocidas propagandas nacionales y hasta en producciones internacionales. "Siempre fui afinado y tengo buen oído. Me daba vueltas la idea en la cabeza hasta que me animé y fui con un profesor; encontré algo diferente, me gustó y acá estoy. Con la guitarra empecé a los 15 años", resume.

"El trabajo es primordial para todo. Salvo los distintos hay pelarse y practicar", subrayan a la hora de evaluar su trabajo arriba de los escenarios.

"Siempre te ponés nervioso cuando te subís a un escenario; para que las cosas salgan la clave está en ser uno mismo", coinciden, y ponen como objetivo del grupo "seguir andando. Tocar y tocar".

"El artista evoluciona naturalmente. Con los años uno escucha y descubre nuevas cosas, también se toman de otros. Lo ideal es querer ser, después se verá hasta dónde se llega", interviene Guillermo Palacios.

Ya los mates quedaron a un costado de la mesa, Sebastián, Omar y Guillermo intercambian conceptos, y entre músicos se entienden.

Tan sencillos como la portada de su disco, el Dúo Soebrio acepta la foto sin más. Las bromas se repiten, en el medio del repaso de las anécdotas que surgieron desde la amistad, entre asados y guitarras.

Ver más:
Ultimas Noticias
Otras Noticias