Un poste de alumbrado público fue volteado en un violento accidente

La columna quedó sujeta por los cables y la pared de una casa Afortunadamente el conductor resultó con lesiones menores. A la par, en operativos preventivos, también se secuestraron varias licencias de conducir y se labraron numerosas infracciones.

El poste fue destruido en su base y derribado

El poste fue destruido en su base y derribado.

Un poste de alumbrado público de concreto fue derribado en la madrugada de ayer en un violentísimo accidente que protagonizó un conductor que habría tomado una arteria del centro de la ciudad en contramano. Según se informó, además presentaba un dosaje de alcohol en sangre que duplicaba en varias oportunidades lo permitido. Sin embargo, no fue la única infracción que se labró en las últimas horas, sino que varias personas sufrieron la retención de sus licencias de conducir o se le iniciaron distintas actuaciones por diversas irregularidades. Las actuaciones ya fueron remitidas al Juzgado de Faltas Municipal y las personas a partir del inicio de la semana podrán realizar los descargos pertinentes.

El suceso de características más sorprendentes tuvo lugar alrededor de las 4.30 sobre Coronel Suárez al 2600, entre Vicente López y Alsina, a tan solo dos cuadras de la plaza Coronel Olavarría. Allí por causas que se desconocen el conductor de una camioneta Chevrolet S10 perdió el control y no pudo evitar el impacto contra una columna lumínica de cemento que fue destruida en la base, quedando por varios minutos apoyada sobre uno de los laterales de un domicilio y sujetada por el tendido eléctrico.

Afortunadamente, el sistema de airbag de la pick up se activó correctamente y el conductor solo sufrió lesiones de menor consideración, no así el rodado que registró importantísimos daños en la parte delantera.

Asimismo, por suerte tampoco había peatones u otros vehículos circulando por allí al momento de los hechos. El dato para nada menor es que el hombre que guiaba la camioneta se movilizaba en contramano, aparentemente habiendo intentado evitar un control policial apostado a pocos metros.

Instantes después fue sometido a un control de alcoholemia que arrojó que tenía 2,49 mg/l de alcohol en sangre, cuando el máximo permitido es de 0,5. Se le iniciaron las actuaciones correspondientes y el vehículo fue secuestrado y actualmente se encuentra en el Corralón Municipal. Fue tal la violencia del impacto que despertó a los vecinos del lugar. Uno de ellos en diálogo con EL POPULAR refirió que "fue una cosa de locos, adentro se sintió la explosión", a la par que detallaba su interés de iniciar las gestiones lo antes posible para recuperar la iluminación de ese punto de la ciudad.

A la par, personal de Coopelectric también trabajo en el lugar para evitar complicaciones mayores en torno al suministro eléctrico y a la desconexión total de ese poste lumínico.

Por otra parte, un hecho de similares características se registró en el barrio Pueblo Nuevo cuando un grupo de jóvenes que se movilizaban en un Fiat 147 también intentaron evitar un control policial céntrico. Inclusive, en la maniobra el joven habría tocado el patrullero y luego escapado rápidamente. Se dio lugar a una persecución que inclusive contó con el soporte de las cámaras de monitoreo. Varias cuadras más tarde impactarían contra un camión estacionado, afortunadamente no hubo que lamentar personas con heridas graves.

Al conductor, de 19 años, se le iniciaron actuaciones por "lesiones culposas" y "desobediencia", además del secuestro del vehículo.

Más controles

Por otra parte, otra serie de controles de alcoholemia y operativos preventivos en materia de seguridad vial llevados adelante por la Agencias de Protección Ciudadana municipal también tuvieron saldo positivo.

De acuerdo con lo que se informó, las tareas se focalizaron por un lapso cercano a dos horas de la madrugada de ayer sobre Rivadavia entre San Martín y General Paz, también en el centro de la ciudad.

En total fueron tres las licencias de conducir que fueron retenidas al detectarse que los conductores circulaban con un dosaje de alcohol en sangre superior al permitido. Fue así que se detectaron valores de 1.91, 2.05 y 0.74 mg/l de alcohol en sangre. Las actuaciones fueron remitidas también al Juzgado de Faltas, que deberá decidir las sanciones correspondientes.

A la par, a otros cuatro conductores se les iniciaron sendas actuaciones por diversas irregularidades, en su mayoría por circular sin la documentación pertinente. Tal fue el caso de un vehículo que funcionaba como remís pero no contaba con tal habilitación. Se recuerda que cada una de esas personas podrá realizar con el inicio de la semana el descargo correspondiente.

Ultimas Noticias
Otras Noticias