Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

El potencial de los agroalimentos

En un contexto de expansión de la población mundial y crecimiento de la demanda de agroalimentos, analistas afirman que la Argentina presenta grandes perspectivas de crecimiento si modera el nivel inflacionario y rebaja la presión impositiva.

Como parte de la celebración de los 30 años de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma) se desarrolló una conferencia en la ciudad de Rosario, Santa Fe, con la disertación del doctor Jorge Castro y el licenciado Juan Llach. Bajo la propuesta "Hablemos de futuro", los especialistas trazaron las perspectivas de la Argentina para los próximos años y el rol que cumplirá el campo en general como motor de la economía.

La jornada comenzó con la presentación del doctor Jorge Castro, presidente del Instituto de Planeamiento Estratégico y miembro del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales. Castro hizo un repaso por los hitos que marcaron la vida política y económica de la Argentina durante 2014.

La devaluación del 30% realizada por el Gobierno en enero y la consecuente escalada inflacionaria, la caída internacional de los precios de los granos - producto de la cosecha récord en Estados Unidos-, y la caída del valor del petróleo, a raíz de la nueva condición de Estados Unidos que abandona su calidad de importador de este insumo, fueron algunos de los puntos sobresalientes que trató el especialista.

"La Argentina ha tenido 8 defaults en su historia -señaló Castro-. Todos los casos, salvo el actual, estaban basados en la insolvencia y en la falta de voluntad de pago. Hoy la Argentina no es insolvente y dispone de voluntad de pago. El endeudamiento es extremadamente bajo (18% del PBI) y su deuda externa en dólares es del 8% del producto, la menor de América Latina".

En los dos meses posteriores al default las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Nueva York aumentaron entre 8% y 10%, encabezadas por las de YPF que crecieron 15%. Esas acciones se han valorizado más de 100% desde octubre de 2013 y, en el caso de YPF, 130% por Vaca Muerta".

Según el analista, "la inflación se encuentra en un nivel del 40% anual, con una tasa de crecimiento de 2% promedio en los últimos 5 meses. Para frenar la crisis cambiaria de diciembre/enero, además de la devaluación, el BCRA realizó un ajuste de tasas de 14 puntos en 1 semana y las llevó de 16% a 30% al concluir el primer mes del año. Estas dos medidas lograron frenar la crisis cambiaria y consolidar al gobierno, pero provocaron un shock inflacionario y una recesión que sería de -1,6% al concluir 2014".

En cuanto al desarrollo para los próximos diez años, Castro señaló que se basará en la "intensificación de la producción agroalimentaria que permitiría alcanzar una cosecha de granos de 120/130 millones de toneladas en 2020 con incentivos favorables al sector y en el contexto de una demanda mundial de alimentos extremadamente dinámica, proveniente de China/Asia, donde las importaciones de soja pasarán de 70 millones de toneladas este año a 120/125 millones en 2023/2024, según la estimación del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por su sigla en inglés)".

"En este ámbito también se espera el ingreso en gran escala de inversiones del exterior hacia todos los eslabones de la cadena de producción agroalimentaria provenientes de las grandes empresas transnacionales de alimentos (Cargill, Dreyfus y ADM, entre otras), a las que hay que sumarles la incorporación de capitales chinos de envergadura, canalizados a través de Nidera y Noble, y en general de las grandes compañías de importación de granos de la República Popular China", señaló Castro.

Otra línea de desarrollo surge a partir de la explotación de las reservas de shale gas y shale oil en la Cuenca Neuquina (conformada por Loma Campana y Vaca Muerta), la primera explotación comercial en funcionamiento de shale gas en el mundo fuera de Estados Unidos. "El potencial petrolero-gasífero de esa región puede generar ingresos por un total de USD 1,78 billones en los próximos 20 años, con inversiones directas del exterior por USD 368.000 millones en ese período. Es decir un promedio de USD 16.000 millones por año, que implicaría hacia 2028/2030 un aporte de USD 68.800 millones anuales al crecimiento del PBI, según la empresa consultora internacional Accenture"

El rol empresarial

A su turno, Juan Llach, sociólogo y economista, analizó las oportunidades para el sector agropecuario argentino en el contexto mundial y qué rol cumplirán los empresarios en la construcción del futuro argentino.

Llach, que fue ministro de Educación de la Nación, señaló que "el retraso argentino es producto de sus desmesuras: cuando tenemos inflación, tenemos superinflación, cuando cerramos la economía, fue un recontracierre, luego una apertura violenta, cuando nos endeudamos, lo hicimos más que nadie. Esto muestra una gran volatilidad de Argentina con ciclos frecuentes y muchas veces violentos".

En el plano político indicó que "el tema sindical tiene características peculiares que nos diferencian del resto de los países. Es un dato de la realidad con el que hay que aprender a convivir inteligentemente" y destacó que ésta es la primera generación en la historia argentina que vive 30 años seguidos en democracia.

Llach señaló que se prevé una incorporación al consumo de cerca del 70% de la población mundial: 4.900 millones de personas, entre no pobres o de clases medias en países emergentes. "¿Si éste no es el mercado, el mercado dónde está?", enfatizó.

"Hay una tremenda complementariedad entre Asia y América del Sur, allá son mucha gente y pocos recursos naturales y acá es al revés", señaló, a la vez que subrayó el costo de oportunidad de las actuales políticas, es decir, aquello que la Argentina no produce ni exporta.

"Con las actuales políticas y en una estimación conservadora, la Argentina pierde 25.000 millones de dólares en producción de complejo oleaginoso, carne, leche, trigo, maíz, de los cuales 15.000 millones de dólares serían de exportación. Un 20% más de exportaciones, con este incremento de divisas no habría cepo cambiario".

Las oportunidades para la Argentina se desprenden del tamaño del mercado global y los clientes potenciales, como China y el resto de los países emergentes. En este sentido el rol de los empresarios será el de acompañar este proceso y aprovechar estas condiciones haciendo compatible el desarrollo agropecuario y el manufacturero, agregando cada vez más valor. "La agenda es inmensa, pero tiene un punto crucial: el nudo fiscal y de los precios relativos -señaló Llach-, la Argentina figura en el podio de los tres países con más de 20% de inflación. La cuestión fiscal es compleja: el país tiene un gasto público total cercano al 40% y la presión tributaria es del 37,4%, la misma de los países desarrollados".

Con vistas al recambio presidencial, el ex Ministro señaló que "el desafío y la preocupación principal del próximo gobierno deben ser cómo bajar la inflación, con medidas que duren, y corregir las distorsiones del tipo de cambio. Esto va a requerir acuerdos políticos y sociales donde todos deberán hacer algún sacrificio". DIB

Ultimas Noticias
Otras Noticias