Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Agricultura urbana: una abonera en cinco pasos

Especialistas enseñan cómo reutilizar los desperdicios que se descartan en los hogares. La abonera, con uno o dos baldes, se adapta a espacios pequeños y mejora el suelo de huertas, jardines o plazas.

Desde cáscaras de frutas y verduras hasta la yerba del mate y el pasto recién cortado, en general se desecha la mayor parte de los desperdicios generados en los hogares.

Pero, ¿todos esos restos orgánicos pueden volver a utilizarse? De hecho, hasta el 42 % de los materiales descartados en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) podrían transformarse en abono, estimó un estudio de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

En esa línea, especialistas del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) destacan cuáles son las claves para preparar un buen compost y explican, paso a paso, cómo fabricar una abonera con baldes de plástico.

Los suelos de las ciudades suelen estar muy deteriorados y compactados, debido a la intensa actividad humana. Esto perjudica su fertilidad, dificulta la producción y, para recuperarlos, es fundamental incorporar abono que puede preparar cualquier persona en su casa, incluso en un departamento pequeño. Sumada a muchas otras alternativas de agricultura urbana, esta tecnología para la huerta familiar se desarrolla en la guía Mi casa, mi huerta que será lanzada en los próximos días a través de Ediciones INTA. Este material, realizado por Janine Schonwald y Francisco Pescio -ambos técnicos del Pro Huerta del INTA-, contiene procedimientos que explican paso a paso cómo iniciar una huerta en la ciudad, adaptada a pequeños espacios como balcones, terrazas y patios.

¿Qué puede agregarse en la abonera? Cáscaras de frutas, verduras y huevo, restos de infusiones -yerba, café y té-, hojas y pasto cortado.

No obstante, los técnicos no aconsejan incluir comida elaborada, carnes, lácteos, grasas, plásticos, latas, vidrio, pañales y excrementos de ninguna clase.

De acuerdo con el estudio de la Facultad de Ingeniería de la UBA, de 2011, en Capital Federal, el 41,5 % de la basura está formada por restos de alimentos; el 19% equivale a plásticos; el 16,6%, a papeles y cartones, y el 6,7%, a residuos de poda y jardín.

Por su parte, en el AMBA casi el 38% de la basura generada corresponde a desechos alimenticios. Le siguen los plásticos, con un poco más del 15% y, en el tercer puesto, los residuos de poda junto con los papeles y cartones, que rondan el 14%. DIB

Ultimas Noticias
Otras Noticias