Color en una tarde gris

La jornada fue gris, desde el punto de vista climático, y la primera final entre Estudiantes y El Fortín terminó con lluvia. Al menos, el público pudo llegar a la cancha y respondió de acuerdo a las expectativas generadas por un duelo olavarriense dentro de un torneo nacional.

Poco a poco, los hinchas de los dos equipos buscaron su espacio; aunque también el ambiente futbolero de la ciudad no se quiso perder este compromiso; uno de los tantos que quedarán en la historia de la ciudad. Y, desde los cuatro costados, recibieron a sus jugadores de la mejor manera cuando ingresaron todos juntos como se utiliza en los grandes eventos.

Allí se vio a El Fortín con su clásica indumentaria de este año; mientras que Estudiantes tuvo que confeccionar una camiseta alternativa (roja) para que existan marcadas diferencias en los colores. Y, en ese contexto, Ramiro Biscardi tuvo de todo: camiseta azul y negra, pantalón verde, medias blancas y botines rojos.

Por lo pronto, ayer en el Parque Carlos Guerrero todos cantaron y alentaron a los suyos, y seguramente lo harán en la revancha. Ya que esta historia aún tiene 90 minutos por delante, donde habrá más condimentos porque allí será el cierre de la historia.

Ultimas Noticias
Otras Noticias