Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Más de medio centenar de detenidos por violencias sexual y de género

Aún hoy son delitos minimizados en relación a aquellos contra la propiedad Hay en la actualidad 30 detenidos con prisión preventiva firme por causas de violencia de género y una veintena por abuso sexual. Se trata de detenciones que, escaso tiempo atrás, no se otorgaban o bien, terminaban en rápidas excarcelaciones. Aun así y a pesar de esos avances siguen siendo delitos todavía minimizados dentro del derecho y de la sociedad porque no atentan contra bienes y propietarios.

Claudia Rafael

[email protected]

El día en que Corina Fernández supo que Javier Weber había muerto en la cárcel de Marcos Paz, respiró hondo y sintió que por fin podría empezar a vivir en paz. Weber había sido capaz de acercarse a ella cuando dejaba a las hijas de ambos en la escuela, disfrazarse de tierno abuelito, decirle "te dije que te iba a matar, hija de puta" y descerrajarle tres tiros. Sin contar todo el universo de violencias que, mucho antes, había desplegado sobre esa mujer a la que alguna vez dijo amar. Los sistemas de la crueldad tienen ribetes tan extremos que requieren de una deconstrucción paulatina y profunda que atraviese a generaciones, géneros y poderes. Olavarría no es ajena a historias de esa tamaña perversidad. Hay Corinas y hay Webers en la ciudad del cemento. Espejos duros, siniestros, en los que se refleja una ferocidad tan aguda e inasible en seres humanos con los que, como buenos vecinos, se intercambia a diario un "buen día", un "está fresca la tarde".

Y a diferencia de lo que ocurría pocos años atrás, muchos de los victimarios terminan detenidos y a la espera de un juicio. Desde el 12 de marzo de 2018 hasta el jueves 14 de febrero último hay 30 personas con prisión preventiva firme. De esas 30, "la mayoría es de una peligrosidad extrema", aseguró Verónica Colombo, al frente de la Secretaría de violencia doméstica y de género que coordina la fiscal Viviana Beytía. Historias a las que el Ministerio Público Fiscal llega cuando ya son hechos consumados. "Empezamos a intervenir cuando los hechos ocurrieron. Y son delitos con poca monta en la pena. Pero actuamos con perspectiva de género y hay que prevenir antes de que ocurran situaciones de violencia mayor", reveló la misma Beytía.

Es un costado de la seguridad escasamente valorado desde la sociedad y desde el poder político. Vale más, a ojos sociales, un delito contra la propiedad que las anchas violencias que abarcan golpizas, femicidios y el amplio abanico de delitos contra la integridad sexual, como se caracterizan dentro de las estadísticas oficiales y los códigos.

A su vez, son 23 los detenidos con prisión preventiva firme en causas por abuso sexual, reconoció el doctor José Iturralde, al frente de la Ayudantía que abarca ese tipo de delitos. Números a los que hay que agregar todos aquellos que llegarán a juicio con el imputado en libertad.

En una y otra temática hay una notoria incidencia de los avances en las conciencias que se fueron impulsando desde las luchas feministas. Aquello que hace cinco, diez o quince años (exactamente ése es el tiempo transcurrido desde que en una cantera de la calle San Martín Oeste se encontró el cuerpo sin vida de Olga Yapour, de 27 años, mamá de seis hijos) horrorizaba como si fuese un caso aislado y no era visualizado como una consecuencia del sistema patriarcal, hoy empieza a ser considerado un problema social, profundo y doloroso.

"La enorme mayoría de las causas por abuso sexual ocurren puertas adentro del hogar; le siguen los casos de abuso en contextos de violencia de género en donde víctima y victimario son o fueron pareja y en tercer lugar quedan otro tipo de casos. Aquellos que ocurren en el seno del hogar, tienen como víctimas a niñas y niños pequeños y hasta adolescentes. Y en el mayor porcentaje quienes abusan son padrastros o, incluso, familiares biológicos", planteó Iturralde. En historias en las que las denuncias llegan mayoritariamente de la mano de instituciones educativas o de salud o bien, por parte de la misma familia pero a partir del apoyo e impulso de esas instituciones.

Minimizaciones históricas

Esta semana un hombre con preventiva firme y condena con sentencia no firme pidió una morigeración en las condiciones de detención. Se trata de una historia en la que, incluso cuando la víctima contaba con custodia fija dispuesta por el juzgado de Familia, el hombre atacó de un machetazo a la funcionaria a cargo de la custodia. De algún modo, como en el caso de Corina Fernández, la determinación interna de ciertos victimarios es capaz de atravesar murallones y custodias con tal de cumplir con su meta.

Pero mientras parece multiplicarse el número de victimarios también se incrementa el número de quienes alzan la voz, se atreven a denunciar y pugnan por romper con los circuitos de la crueldad. "Hay mujeres que en otro momento callaron y hoy se animan. Pero a la vez hoy se están revocando excarcelaciones. Se está reconociendo una entidad jurídica a las desobediencias. Y se está llegando a juicios con prisión preventiva firme", analizó Colombo.

Uno de los últimos casos recibidos en esa secretaría tiene como víctima a una chica de 16 años. Y no es casual que ocurra. Dos domingos atrás, en esta misma columna, se volcaba la mirada de chicas adolescentes que están militando fuertemente en las filas del feminismo y organizando, inclusive, marchas de asistencia masiva. De esa misma nota surgía que hoy son muchas las chicas que encuentran un territorio de empatías en sus pares que las animan a ponerle palabras a lo que les ocurre. Y eso, ya desde el vamos, las fortalece y las sostiene.

Si bien no hay un patrón claro a la hora de hablar de las víctimas, desde la secretaría de violencia de género se planteó que "hay mucha violencia en imputados y procesados jóvenes, entre los 18 y los 30, que, además, están atravesados por situaciones de consumo de estupefacientes y de alcohol. Y cuando la víctima llega a declarar, por lo general, tenemos que ampliar las acusaciones. Porque una vez que se anima a hablar empiezan a aparecer otras situaciones que la víctima no percibía como violencia".

Esos 53 detenidos con preventiva firme en lo que hace a dos delitos clave en las vidas de las mujeres constituyen una cifra altísima teniendo en cuenta además que hay un alto número de imputados que no llegan detenidos a juicio. Y que se trata de delitos que, si bien son gravísimos, contienen demasiadas historias difíciles de probar. Y tantos otros que, como en el caso de abuso sexual de niñas y niños, son negados por largo tiempo aún en el círculo afectivo más íntimo al que suelen pertenecer víctimas y victimarios.

Para tener una dimensión más global, de las causas penales abiertas durante 2017 (las últimas cargadas en la web de la Procuración) hay 19.588 pertenecientes al Departamento Judicial Azul. Poco menos del 2 % está englobado como delitos contra la integridad sexual. Y, comparativamente, hay un 30 por ciento de delitos menores contra la propiedad. Esos que no comportan agresiones ni violencias pero que engordan sustancialmente las estadísticas. Delitos que si bien pesan para las víctimas no atraviesan trágicamente sus vidas como sí lo hacen los abusos sexuales y los casos de violencia de género. Pero que incluso, por su incidencia cuantitativa, suelen derivar en mayores recursos materiales y humanos para las áreas que los investigan. Pero, además, no se puede perder de vista que hay 3009 causas englobadas en la caracterización de "Otros". Es decir, aún no tienen establecida la calificación.

Pero llega a tal punto, dentro del derecho y a pesar de que se está avanzando en ciertas áreas, la minimización histórica de las violencias de género que para muchos son aún hoy delitos menores. Por el simple hecho de que sus hacedores no están atentando contra los bienes ni sus propietarios, que cuentan con los puestos más altos dentro de la escala de valoraciones sociales del sistema. De hecho, dentro de las cárceles, los mejores comportamientos para la perspectiva del sistema penitenciario lo tienen los detenidos por crímenes de género o toda la gama de abusos de índole sexual.

Ultimas Noticias
Otras Noticias