Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Epifanía, Jesús es Rey y Mesías

Comentario del Evangelio

P. Fredy Peña Tobar, ssp

La solemnidad de la Epifanía del Señor, conocida popularmente como la fiesta de los Reyes Magos, es una de las más importantes del calendario litúrgico y celebra la manifestación de la salvación de Dios en Cristo Jesús a todos los hombres. El relato de san Mateo representa esta misión del Salvador en los Magos de Oriente, que adoran al niño Dios recién nacido.

Cuando Jesús nació, se pensaba que el origen definía de alguna manera a las personas. Es decir, que se recibía la estirpe familiar en el lugar donde se nacía. De este modo, Jesús, al nacer en Belén de Judá, heredó el honor de la familia de David, no sólo porque era su descendiente, sino porque nació en su mismo pueblo, como bien lo anunció el profeta Miqueas (cf. Miq. 5, 1).

Jesús es el rey y Mesías esperado por el pueblo de Israel. Él no es un rey violento y asesino o un político calculador, como Herodes. Por el contrario, es el rey mesías que trae la paz, la alegría, el amor y la novedad de la vida. Es un rey que arraiga su poder en Dios y en la esperanza de los que tienen poco o casi nada.

Los que esperan a este rey son quienes lo reconocen y honran, que se dan cuenta de que la salvación no llega por medio de la manipulación, la violencia, la corrupción o las verdades a medias, sino que se manifiesta en la bondad hecha vida en el pequeño Jesús. Los Magos intuyeron esta verdad y adoraron a este nuevo soberano, cuya autoridad y poder transparenta la tierna mirada del niño Dios, que nace pobre.

Por eso, la solemnidad de la Epifanía es la ocasión para examinar si nuestro corazón posee la mirada alegre, tierna y ecuánime del Niño Dios, que quiere dejarse adorar y amar por los que creen en él.

Ultimas Noticias
Otras Noticias