Finalizan los trabajos preliminares en Racing

Importante inversión para acondicionar el campo de juego del "Buglione Martinese" Este sábado culminaron las tareas de nivelación y demarcación. La cancha será casi 1300 metros cuadrados más amplia. Se necesitarán 7 camiones con 22 palets de 50 metros cuadrados cada uno.

El martes comenzarÃn a colocarse los panes de césped en el Buglione Martinese

El martes comenzarán a colocarse los panes de césped en el ""Buglione Martinese".

El martes se pondrá en marcha la última etapa de los trabajos para que el campo de juego del estadio "José Buglione Martinese" luzca más amplio y más verde que nunca.

Una instancia ya está casi concluida.

"Antes de emprender esta inversión la cancha medía 92 metros de largo por 62 metros de ancho, cuando se reinaugure tendrá 100 metros de largo por 70 metros de ancho" comparó el dirigente Mario Giacomaso, presente en las últimas tareas de relleno, demarcación y nivelación realizadas ayer, antes de la colocación de los panes de césped.

Esta fase final se pondrá en marcha el próximo martes y demandará un tiempo cercano a las dos semanas, según los técnicos de la empresa tandilense encargada de la obra.

Nicolás Saraví, junto con su hermano Facundo Saraví (propietario), y un operario de la firma llevaron adelante los trabajos en la mañana del sábado.

"Básicamente estamos terminando con los trabajos de nivelación, para empezar a colocar el césped a partir del martes. Ahora estamos encuadrando la cancha. El lunes se le hará un agregado de arena, y el martes por la mañana recibiremos los primeros camiones de césped de la firma Nuevos Verdes" relató Nicolás Saraví.

En quince días toda la cancha estará cubierta con la flamante gramilla.

"Vamos a necesitar 7 camiones, con 22 palets de 50 metros cuadrados cada uno. Suponemos que arrancaremos un poco más fuerte, con un camión el martes y otro el miércoles, y a partir de ahí empezarán a llegar cada dos días" informó.

No se trata simplemente de dejar los panes arriba de la superficie nivelada. "Hay que ser cuidadoso para que los extremos de los panes queden bien conectados entre sí. Evitar movimientos o líneas entre medio y que después se levanten" específicó.

Antes de esta imagen casi a punto para "plantar" los panes de césped, el castigado piso de la cancha de Racing atravesó por varias etapas.

"Se pulverizó con glifosato, para quemar todo el material pre-existente; en segundo término entró una herramienta de disco, para dar vuelta la tierra, aunque no con mucha profundidad porque debíamos proteger las cañerías del riego por aspersión, y ahora estamos con el agregado de material para la expansión prevista en la cancha" relató.

Queda pendiente la aplicación de funguicida e insecticida. "Se le hizo una caída a dos aguas con el objetivo de favorecer el drenaje; de este modo entre la mitad de la cancha y los laterales existe una diferencia aproximada de 20 centímetros" explicó.

Entre la colocación y el "apto para jugar" deberán transcurrir más de cuatro semanas.

"Necesitamos un mes para que la cancha pueda ser utilizada. Se sugiere un tiempo algo más prolongado, pero por las exigencias del calendario vamos a apurarla un poquito, porque el enraizamiento del césped lo va a permitir" dijo.

El mantenimiento inicial deberá ser un poco más intensivo que el normal, pues los panes de césped necesitan abundante agua para que se arraiguen bien a la superficie.

"A medida que pasen los días se empezarán a hacer labores de fertilización y corte" completó.

El pan de césped está compuesto por sólo un centímetro de tierra o algo menos, porque se privilegia una alta densidad de raíces que facilite la asimilación del terreno.

"Este césped, de la variedad Tifway 419, permite cortes hasta menores a un centímetro de altura. Eso dependerá de lo que desee el entrenador y de su estilo de juego" anticipó.

El Tifway 419 es una variedad de césped modificada genéticamente para que pueda resistir al alto tránsito que impone una cancha de fútbol.

Nueva superficie, casi mil trescientos metros cuadrados más para jugar a otro juego.

Porque lo que se venía jugando en el piso del mejor escenario a cielo abierto del centro provincial era algo parecido al fútbol, pero no precisamente fútbol.

Desde el próximo compromiso oficial, ya no habrá lugar para excusas.

La cancha de "Buglione Martinese" estará como jamás estuvo en su medio siglo de vida.

Ultimas Noticias
Otras Noticias