Se entregó un olavarriense que estaba prófugo desde enero

Escapó de una cárcel de General Alvear En enero se evadió un interno de la cárcel de régimen de seguridad abierto de General Alvear. Un recuento de rutina detectó su ausencia y se inició la búsqueda, que terminó el miércoles cuando se presentó ante un juez en Azul.

La evasión se produjo en enero en la Unidad Penal Nº 14 de General Alvear Gentileza Alvearya

La evasión se produjo en enero en la Unidad Penal Nº 14 de General Alvear. Gentileza Alvearya

Un olavarriense de 31 años, que purgaba una condena por un intento de robo a una joyería céntrica cometido en abril de 2008, y se evadió en enero de este año de la Unidad Penal Nº 14 de General Alvear fue recapturado el miércoles por la tarde tras presentarse ante un juez azuleño.

La información fue confirmada ayer por autoridades de la cárcel alvearense que fueron notificadas desde Olavarría, al solicitarse toda la documentación sobre el hombre que estaba prófugo, identificado como Claudio Daniel Ibarra Arrieta, debido a que por una disposición judicial fue alojado ahora en la Unidad Penal Nº 38 de Sierra Chica.

El interno, que escapó entre la noche del jueves 26 y la madrugada del viernes 27 de enero de este año, había protagonizado una fuga cinematográfica en septiembre de 2008, cuando cumplía una condena en la Unidad Penal Nº 27 de Sierra Chica, aunque fue recapturado rápidamente mientras se ocultaba en la zona de canteras de esa localidad.

Según confirmaron fuentes penitenciarias, Ibarra Arrieta estaba alojado en la cárcel de Alvear bajo el régimen abierto de seguridad tras haber sido condenado en agosto de 2009 por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2 de Azul a la pena de un año de prisión por tratar de robar en una joyería ubicada en Rivadavia al 3000.

Los jueces consideraron que el frustrado ladrón era autor penalmente responsable de "robo simple en grado de tentativa", en un fallo que también condenó a un cómplice.

El caso tuvo amplia trascendencia porque se enmarcó en una serie de robos ocurridos en Olavarría mediante boquetes abiertos en paredes de comercios y oficinas, aunque en este hecho los dos autores fueron detenidos minutos después del robo con alhajas, relojes de dama y de hombre, pulseras, cadenas, gargantillas, un rosario de oro y un revólver calibre 22 con diez proyectiles, entre otros artículos de valor.

Ibarra Arrieta registraba, a su vez, una condena de tres años y seis meses de prisión impuesta el 29 de julio de 2004 por "tenencia de armas y munición de guerra, amenazas y abuso de armas", y había sido considerado reincidente por otros dos casos ocurridos el 16 y 26 de marzo de 2003 en Olavarría y Coronel Suárez, penas que había cumplido en su totalidad.

Paralelamente, en septiembre de 2008, intentó escapar junto a otro detenido de la Unidad Penal Nº 27 de Sierra Chica en una huida que tuvo ribetes cinematográficos, ya que aprovecharon que estaban bajo un régimen de seguridad intermedia para subir a un auto que los recogió cuando trabajaban fuera de la zona cercada.

Cuando el vehículo se detuvo, corrieron unos 40 metros y ascendieron para escapar en dirección a Olavarría. Pero Ibarra Arrieta fue localizado minutos más tarde cuando se ocultaba en la zona de canteras serrana.

Ultimas Noticias
Otras Noticias