Frutas excelentes para reforzar defensas en invierno

Conocé en el Estilo de Vida de hoy más sobre las naranjas,  kiwi, fresa, mandarina y manzana.

Frutas excelentes para reforzar defensas en invierno

Frutas excelentes para reforzar defensas en invierno

Naranjas. Podríamos decir que la naranja es una de las frutas más representativas del invierno. Cuenta con un contenido muy alto de vitamina C, que ayuda a prevenir los resfriados. Además, aporta vitaminas A, B y G y minerales entre los que se encuentran el calcio, el fósforo, el magnesio y el potasio.

Kiwi. El kiwi es una fruta muy poco calórica que aporta a nuestro organismo una gran cantidad de fibra soluble. Además, también cuenta con un muy alto contenido de vitamina C y aporta minerales como son el cobre, el magnesio y el potasio.

Fresa. La fresa es una gran fuente de antioxidantes y además tiene un alto aporte de calcio y vitamina C, así como de otras vitaminas. Es una fruta muy baja en calorías que a cambio nos aporta carbohidratos, fibra y minerales como potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio, hierro, yodo y zinc Pomelo. El pomelo es -junto a la naranja, la mandarina e, incluso, el limón- otro de los cítricos tradicionales del invierno. Es perfecta para preparar un jugo lleno de vitaminas, ya que aporta a nuestro organismo una gran cantidad de vitamina C. Además, su consumo nos supondrá vitaminas A, B1 y B2, así como minerales como son calcio, hierro y fósforo.

Mandarina. La mandarina es, además de una fruta muy cómoda para llevar y comer en cualquier lugar, otra gran fuente de vitamina C. Además, también nos aportan vitaminas E y del grupo B, así como minerales como el potasio, calcio, fósforo, magnesio o selenio. También encontramos en esta fruta fibra, carbohidratos, aminoácidos y agua.

Manzana. Aunque podemos comprar manzanas durante todo el año, es en esta época cuando encontramos muchas variedades de temporada. Las manzanas tienen un alto contenido en agua (cerca del 85%) y presentan un efecto saciante. Aportan a nuestro organismo vitamina C, aunque en niveles muy inferiores a los de los cítricos, así como B y E. Además, encontramos en ellas hidratos de carbono y fibra y un destacable contenido en potasio en cuanto a los minerales.

Ultimas Noticias
Otras Noticias