"En Olavarría tenemos una reactivación como consecuencia de la dinámica de la obra privada"

A un año y medio del inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) que impuso la crisis sanitaria generada por el Covid-19. La entrevista a Julio Valetutto, secretario de Desarrollo Económico.

 Foto- Archivo

Foto: Archivo

Desde el inicio del aislamiento social dispuesto por la pandemia, el Municipio trabajó articuladamente con la provincia y a partir de mayo se fueron habilitando de manera paulatina las actividades económicas vinculadas con las industrias con procesos continuos en un primera instancia y luego se hizo extensivo a otras actividades productivas.

"En este contexto, desde la Secretaría de Desarrollo Económico se trabajó de manera conjunta con todas las direcciones para poder asistir y atender las distintas demandas de las MiPYMES olavarrienses. Asimismo, se acompañó en los protocolos de cada actividad económica y el pedido al Gobierno provincial para la apertura paulatina de las actividades que no fueron consideradas esenciales durante la primera etapa.

Se analizaron más de 500 solicitudes de ingresos de trabajadores foráneos y se gestionaron los permisos que cumplimentaban con todos los requisitos para el ingreso del trabajador a la ciudad. En cuanto a asistencia financiera, se difundieron las diferentes herramientas que brindó el Gobierno Nacional. Las mismas en sus comienzos fueron apuntadas a programas para mantener la planta del personal, como el Programa ATP y el REPRO" expresó Julio Valetutto, secretario de Desarrollo Económico de la Municipalidad de Olavarría.

¿Cómo se notó eso en Olavarría?

En el plano local esta reactivación se vio reflejada en la venta de predios en el nuevo Sector Industrial Planificado Los Fresnos, contando a la fecha con 15 empresas de rubro productivo y de prestación de servicios a la industria que han adquirido predios. Continuando con el eje de promoción industrial se elaboró y sancionó la Ordenanza de Fomento a la inversión, la que extendió los beneficios que tenían las empresas que se radicaban en agrupamientos industriales al resto de las empresas que se quieran radicar o ampliar su producción/servicio en zonas habilitadas por la zonificación industrial del partido de Olavarría. Por otro lado estamos asistiendo con programas de subsidios, los cuales permiten el desarrollo de programas de gestión, transformación digital y capacitación. Las empresas están incorporando calidad ISO, sistemas de software de gestión y de transformación digital para captar nuevos clientes.

¿Cuánta importancia se le da a la formación y/o capacitación?

En cuanto a formación y generación de recursos para atender la transformación digital que viene avanzando en este contexto, cerca de 100 estudiantes comenzaron la cursada de la Tecnicatura Universitaria en Desarrollo de Aplicaciones Informáticas (TUDAI), impulsada por el Municipio y la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.

Asimismo desde el Instituto Tecnológico Olavarría (ITecO) se continúa brindando tecnicaturas de capacitación terciaria para formar mano de obra calificada, y ofreciendo capacitaciones incompany a demanda sobre diferentes temáticas para el sector productivo, y brinda herramientas formativas para potenciar los perfiles del sector minero.

Desde la mirada del empleo, el vínculo con empresas del sector industrial siempre ha sido constante en cuanto asistencia y acompañamiento en procesos de selección de personal y facilitando las líneas de empleo que promueven la formación de nuevos recursos, con un incentivo económico en la incorporación de personal. En este último año se han solicitado más de 40 inserciones para el sector industrial.

¿Qué apoyo hay para los emprendedores?

Para quienes se destacan en el sector productivo con un perfil emprendedor, desde el área de economía social se sigue acompañando con financiamiento a través del Programa CONAMI, que a la fecha registra 22 créditos por un total de $1.550.000.

En esta misma línea se creó el Programa Olavarriense, que tiene el objetivo acompañar la inclusión en el mercado mediante una certificación de producto/servicio hecho en Olavarría, difusión, desarrollo de actividades y capacitaciones, y se realizó en una primera instancia el Catálogo Olavarriense, donde se promociona de manera digital la producción local del sector emprendedor.

Esta herramienta en el último mes se ramificó para el sector industrial con el objetivo fundamental de mostrar de forma rápida y visual el potencial, las ventajas competitivas y las características de nuestra industria, diseñando un Catálogo Industrial que será publicado en el portal invertir.olavarria.go.ar del Municipio y difundido en las redes sociales.

¿Cómo ve el presente?

Estamos en un momento donde hay cierto rebote en la economía después de varios meses de pandemia, donde hubo una caída muy pronunciada. A pesar de que es una buena noticia que esté reactivándose la economía, tenemos que seguir trabajando porque estamos por debajo del promedio del mundo y de nuestros países vecinos.

El peor problema que tenemos en la Argentina es que hace varias décadas que no podemos encontrar el rumbo y generar formación de capital e inversiones. Las condiciones de esta situación son una altísima presión tributaria, elefanteasis del Estado, rigidez del mercado laboral y un sistema financiero que no se condice con una situación deseada para el desarrollo.

La capitalización implica inversión, y la inversión requiere de acumulación y la Argentina es una máquina de desacumular, porque está sometida a un ciclo de crisis, inflación y recesión que se repite constantemente. Los cambios en las reglas de juego y el péndulo liberal estatista penalizan la inversión y la capitalización.

¿Y Olavarría cómo se encuentra en el medio de ese panorama?

En ese contexto en Olavarría tenemos una reactivación como consecuencia de la dinámica de la obra privada, fundamentalmente, ya que a la pública todavía le falta despegar y en todos los rubros tenemos algunas dificultades con abastecimiento y precios, que tienen que ver con el contexto inflacionario y la limitación a las importaciones.

Desde la Secretaría seguimos adelante con los programas para el apoyo a las inversiones que tienen que ver con el Programa Olavarriense, que tiene la parte de emprendedores, y ahora el nuevo catálogo de Oferta Industrial, los programas de asistencia desde la Oficina de Empleo, todos los programas de capacitación en el sector minero, emprendedurismo, las carreras que tienen que ver con la TUDAI y el ITecO, las normativas que este año se aprobaron en el HCD respecto de la ordenanza de promoción a las inversiones, que significa un hito importante para incentivar la radicación de nuevas empresas en la ciudad.

Pero debemos hacer un reconocimiento a los empresarios olavarrienses que tienen una historia y un ADN especial que los hace sobreponerse a las dificultades y trabajar todos los días para pagar sueldos, para crecer, para desarrollarse, para formar, con un objetivo a largo plazo y arraigo a la ciudad, y así le fueron dando forma a los parques industriales.

Somos la ciudad que gracias al trabajo, al saber hacer, a la capacidad de los olavarrienses que empujaron los servicios y la industria, ahora exportamos servicios y conocimiento, y estamos a la altura de los más importantes de la región.

Ultimas Noticias
Otras Noticias