"Nosotros damos seguridad, no vendemos alarmas"

Guillermo Constantino y Claudia Wilt, al frente de la empresa Alarmas Wilt. Es una de las dos empresas que cuenta con la habilitación en Olavarría para trabajar en alarmas y en seguridad.

La pandemia ha obligado a cambiar la forma de trabajar y en Alarmas Wilt también tuvieron que modificar algunos aspectos, a lo que Guillermo Constantino contó que "tuvimos que adaptarnos a la situación, hasta tanto tener información de qué se trataba todo esto.

Obviamente, agradecido con toda la gente, con todo nuestro equipo. Los técnicos empezamos haciendo las reparaciones necesarias, cuidándonos y cuidando a los clientes. Nuestro trabajo es muy invasivo, ya que ingresamos a los hogares porque no queda otra opción, así que respetando todos los protocolos hicimos y hacemos las reparaciones para que los clientes estén seguros".

"Más allá de que la gente se quedaba en su hogar -siguió diciendo Guillermo-, la situación era complicada y todos pensamos que iba a ser distinto a lo que fue. Igualmente se sintió protegida a sí misma y también por nosotros, continuó con los servicios pese a quedarse en su casa. Antes todos en la casa salían a trabajar y con la pandemia se quedó adentro. Pero ahora todo va cambiando en ese aspecto. Y como digo siempre, nosotros damos seguridad, no vendemos alarmas. Entonces la seguridad es la persona y lo importante es la persona, que siguió protegida por nosotros en sus casas".

"También adaptamos la parte económica con bonificaciones en algunos servicios, ya que la gente en algunos casos no tenía ingresos y el que los tenía no sabía cuánto iba a durar la situación. Después de ese primer cimbronazo seguimos con los clientes, logramos una fidelidad de parte de ellos y eso nos demuestra que el servicio que le brindamos es bueno. A partir de ahí nos seguimos adaptando, comenzamos a instalar nuevamente, fuimos a las obras nuevas que se retomaron, las industrias que empezaron de a poco y más allá de la parte económica la gente siguió con lo que podía o tenía, así que continuamos instalando" agregó Claudia Wilt.

La construcción va un poco de la mano con las alarmas, porque desde hace un tiempo trabajan a la par, van de la mano en cada obra, a lo que Guillermo señaló que "actualmente en las obras nuevas trabajamos en conjunto con los arquitectos, ingenieros y/o maestros mayores de obras. En un principio la alarma se ponía al finalizar la obra y ahora no, porque vemos con ellos los planos, diseñamos la cañería para la alarma, para las cámaras, para automatizar el sistema que integra todo. Es que si bien la domótica no es muy conocida entre la gente, es una pequeña automatización que permite, a través de la aplicación, ir definiendo cañerías y cableado para que a futuro, cuando alguien quiera incorporarlo, no tenga que volver a romper. Está todo preparado y está en los planos" siguió contando uno de los propietarios de la reconocida Alarmas Wilt, una de las dos empresas en Olavarría que tiene la habilitación correspondiente para trabajar en el sector, que le ha permitido adquirir un reconocimiento por su seriedad y profesionalidad desde 1998, cuando fue creada.

Respecto de las novedades en la tecnología, que siempre aparece algo nuevo, Constantino comentó que "tecnológicamente siempre hay adelantos. La gente está cada día más conectada y se familiariza con los sistemas. Pero la seguridad principal es la seguridad en el lugar. El cliente que protege su casa y cuando llega está tranquilo en el acceso. Así que quiere un control remoto o la asistencia en el momento y en el lugar. Nosotros trabajamos con eso, principalmente. Además, tenemos una opción importantísima con las cámaras y vemos las situaciones que pueden llegar a ocurrir en tiempo real, el cliente ve lo mismo en su celular con la aplicación y nosotros lo registramos en la estación de monitoreo, cuando tenemos un disparo también en tiempo real de lo que está pasando en el lugar a través de las imágenes".

Para explicar un poco más este sistema, Guillermo dijo que "esto permite, con un sistema completo, que el operador recibe el disparo de la alarma, ve la zona en que se produce ese disparo y la imagen del lugar. Entonces el operador está sabiendo si hay un intruso, si hay un falso disparo, si ocurrió porque fue una mascota o ver por qué se disparó, en definitiva. Y también contamos con la asistencia, por supuesto, con una guardia permanente. Los móviles están a disposición, ubicados estratégicamente, para llegar en un tiempo corto al lugar. Si bien la mayoría de los disparos son por la noche y para circular hay mayor facilidad, durante el día está el tránsito más congestionado y eso nos demora un poco más. Pero están los móviles a disposición. Una vez que se registra el disparo de la alarma en pantalla, el procedimiento del móvil es automático, mientras vamos contactando a los propietarios o moradores del lugar, y ahí se resuelve si el móvil llega hasta el lugar o se vuelve porque hubo un falso disparo".

Dentro de las novedades técnicas que ha incorporado recientemente Alarmas Wilt es un desarrollador de temperatura, sobre el que Constantino manifestó que "con esto que ocurrió con las vacunas, hace un tiempo, es que comenzamos a monitorear los freezer con las vacunas en el Hospital de Oncología. Fue lo primero que hicimos. Y gracias a eso desarrollamos un programa más completo que le envía al celular del usuario, dos o tres veces por día de acuerdo a cómo esté programado, la temperatura de cómo está el lugar. Y nosotros tenemos un monitoreo para saber si baja o sube la temperatura, de acuerdo con lo requerido, y nos envía un alarma indicando si hay falta de alimentación en el sistema para luego proceder. En heladerías o supermercados, donde hay cámaras de frío, se puede tener una alarma y monitorear sin tener que ir al lugar y ver a qué temperatura está. En caso de que haya una variación significativa, también nos manda una alarma. Es un desarrollo nuevo que incorporamos a la empresa".

Ultimas Noticias
Otras Noticias