¿Desarrollo local y regional único o diverso?

Resulta contemporáneo y muy instalado en la sociedad hablar de desarrollos locales/regionales, sus oportunidades y también lo vulnerables que resultan frente a ciclos económicos inestables, o intempestivos y colmados de incertidumbres como los que la pandemia nos trajo a estos días.

iquestDesarrollo local y regional uacutenico o diverso

¿Desarrollo local y regional único o diverso?

No siempre existe consenso acerca de que en una determinada ciudad o región la matriz del desarrollo debe estar diversificada, permitiendo oportunidades para diversas actividades conexas y también una mayor oferta y demanda de capital humano calificado en distintos rubros.

Por el contrario suele sostenerse, con argumentos respetables, que en ciudades como Azul, de fuerte impronta agrícola ganadera, las energías tienen que enfocarse en agregarle valor a esa producción primaria a través de la instalación y fortalecimiento industrias frigoríficas, de producción de harinas y fideos, aceites, entre otras. Dicho argumento es fuerte y válido, se produce la materia prima y se le agrega valor en la misma zona aportando así ventajas competitivas muy grandes.

Si bien es importante que esto sea así y siga creciendo con la instalación de industrias y/o pymes, desde estas líneas se busca que no sea la única alternativa.

En los últimos tiempos comenzó a aflorar la posibilidad de que el desarrollo local y regional tenga otros actores como por ejemplo los vinculados a servicios de logística y distribución a partir de las ventajas de la ubicación central en la Provincia de Buenos Aires y el encuentro de dos rutas nacionales (RN3 y RN226), dos provinciales (RP51 y RP60) y el paso por el casco urbano de las vías del FFCC.

Otra actividad, potenciada por las restricciones de la pandemia, la brinda el turismo regional con cualidades naturales como las sierras de Azul y la región, circuitos patrimoniales (por ejemplo el referido a las obras de Salamone), acompañados por una oferta de turismo rural y hospedajes y gastronomía en crecimiento permanente, tanto en oferta como en calidad.

A la carta o matriz de desarrollo local y regional le agrego otra industria que puede y debe potenciarse. Se refiere al valor agregado que se le puede incorporar a materias primas zonales como el cemento y la piedra/arena con la fabricación de elementos pre moldeados. Si bien la industria cementera y de la piedra y arena tiene arraigo de décadas en la vecina localidad de Olavarría, en los últimos años en Azul comenzó un desarrollo minero de mayor escala. El cual no está de más reafirmar que debe ser equilibrado con el ambiente.

El resorte tecnológico que puede brindar la UNICEN a través de su Facultad de Ingeniería, las ventajas de la ubicación estratégica antes mencionada, sumado a una industria de la construcción (y otras) que incorporan a sus productos una mayor cantidad de elementos pre moldeados de hormigón simple o armado hacen que las condiciones para incorporar esta actividad en la discusión del desarrollo estén dadas.

Los productos que se demandan en la actualidad han aumentado respecto a décadas atrás. Se destacan los tradicionales: caños, baldosas, postes y planchas para cercos, bloques, pavimentos intertrabados, bancos para espacios públicos, bebederos, viguetas, estanques, silos, etc.

En los últimos años se destacan otros que marcaron la industria como: conductos rectangulares de diferentes secciones, durmientes ferroviarios, refugios urbanos, ornamentación de todo tipo, postes para tendido eléctrico, cámaras de inspección, losetas, rampas, pilares de medidor, puentes, entre muchos otros.

Como se aprecia el abanico de productos es grande y me detuve a nombrarlos para ponerlos en relieve.

Una actividad más para el debate del desarrollo, que poco a poco va dando frutos en la región.

Por Gustavo Javier Vitale. Ing. Civil y en Vías de Comunicación (UNLP). Contacto: [email protected]

Ultimas Noticias
Otras Noticias