Transporte Malvinas SRL y el desafío de ser una empresa líder en gestión integral de residuos

El gerente Marcos Panaggio habla del presente y de los proyectos

Recolectan 230 toneladas de desechos y barren 2 mil cuadras por día. Pero además de este servicio ofrecen todo un abanico de prestaciones. Lo hacen con certificaciones de calidad y ambiente.

"En general, pocos recordamos a los residuos hasta que el daño es irreversible" y por eso "contamos con un plan estratégico a largo plazo para ser reconocidos como empresa líder en la gestión integral de residuos públicos y privados", plantea el ingeniero Marcos Panaggio, gerente zonal de Transporte Malvinas SRL.

La empresa que en Olavarría hoy tiene en sus manos los residuos locales y la gestión del Cementerio Parque Loma de Paz, nació en 1975, gracias a un grupo de emprendedores argentinos liderados por Eduardo Rey. El objetivo era dar solución profesional a los servicios de recolección de desechos domiciliarios y así Transporte Malvinas SRL fue pionera a nivel país en la prestación de servicios integrales de higiene urbana cuando el ambiente no era tema de agenda pública.

La empresa está presente en Argentina y Uruguay, tanto en el ámbito público como privado. Con un crecimiento sostenido, investigación, desarrollo y tecnologías amigables, cuenta con servicios de calidad certificada y "un equipo humano de profesionales que pone pasión, creatividad y apertura para afrontar nuevos desafíos", destaca el ingeniero Panaggio.

No hay dudas de que el sello distintito de Malvinas son los residuos domiciliarios e industriales pero también realiza mantenimiento de espacios verdes, obra pública y se ocupa del manejo del Cementerio Parque.

Con soluciones innovadoras

Todos los días, entre Azul, Olavarría y Tres Arroyos, la firma recolecta cerca de 230.000 kilos de residuos y barre más de 2.000 cuadras. Lo hace con normas de calidad y ambientales, de la mano de 400 empleados certificados en Gestión de Calidad (ISO9001) y Gestión Ambiental (ISO14001) por el IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación). También proveen soluciones ambientales en la Cuenca Matanza - Riachuelo para ACUMAR.

Dispone de equipamiento de última generación y alta tecnología en maquinaria y biodegradación. Cada camión recolector puede servir a más de 14.000 habitantes por recorrido y transportar un promedio de 9.500 kilos de residuos sólidos urbanos hacia el predio de disposición final. En el Relleno Sanitario de Olavarría cuenta con una Planta de Biogás, con 13 pozos para captura y posible transformación de dicha energía en electricidad.

En Tres Arroyos, por ejemplo, tiene una planta de recuperación de materiales donde se procesan más de 50.000 kilos de residuos por día, un 14% es reutilizable. Desde la empresa pretenden "ser agente de cambio para la sociedad en la gestión, tratamiento de residuos y su valorización, ofreciendo soluciones innovadoras con el fin de minimizar o eliminar impactos ambientales negativos", asume el ingeniero Panaggio.

Una meta que se apoya en el "profesionalismo, la innovación, la calidad de los servicios, el compromiso ambiental y la responsabilidad para con nuestros trabajadores" mediante acciones que implican un "uso responsable de los recursos, con personal capacitado y comprometido con nuestra empresa para satisfacer las necesidades de nuestros clientes y el cuidado del ambiente", argumenta el gerente zonal.

El eje está puesto en "maximizar el valor de los recursos y minimizar, o incluso eliminar, el impacto ambiental para que tanto nuestra economía como el medio ambiente puedan prosperar", asegura el profesional.

Costos y desafíos

El Ing. Panaggio aplaude el compromiso de las nuevas generaciones que "exigen el uso racional de las energías, la recuperación y reciclado de materiales, así como también apuntan a las economías circulares".

Es que uno de los principales desafíos de Transportes Malvinas es justamente estar allí, para materializar y gestionar ese deseo de supervivencia en nuestro planeta logrando una "conjunción entre los recursos económicos disponibles y estos estándares. Por ello consideramos a la co-creación como uno de nuestros valores", plantea Panaggio.

Mientras tanto, "estamos amos colaborando con la logística del Proyecto GIRO", ejemplifica el gerente zonal, refiriéndose al plan piloto de separación de residuos que impulsa la administración de Ezequiel Galli.

No son tiempos fáciles para gestionar y el impacto de la pandemia agravó la situación: "Nunca paramos. A pesar de la adversidad, seguimos adelante día tras día. Impactó negativamente en los costos, sin reconocimiento alguno por parte de los municipios. Nuestros costos han llegado al punto de rescindir ganancias en pos de mantener los servicios. La única recompensa es que los vecinos no notaron la diferencia durante la pandemia", observa sobre el final el ingeniero Panaggio, con la expectativa de presentarse a la próxima licitación de residuos y continuar con el manejo integral de las 120 toneladas diarias que hoy generan los olavarrienses

Ultimas Noticias
Otras Noticias