Embajadores hizo su negocio en el descuento; en Racing terminaron a las piñas hinchas y jugadores

FUTBOL. Definición con escándalo en el "José Buglione Martinese" luego del empate de Juan José Longhini, a los 50? Racing lo ganaba (gol de Lozano), pero lo empató Embajadores (Longhini). Finalizado el encuentro la barra se metió en la platea, recriminó a los jugadores y hubo agresiones físicas.

Racing y Embajadores repartieron puntos- el local sigue sin ganar y el visitante es puntero

Racing y Embajadores repartieron puntos: el local sigue sin ganar y el visitante es puntero.

Damián Dumerauf

[email protected]

La violencia ganó su espacio anoche, en el estadio "José Buglione Martinese", una vez finalizado el encuentro entre Racing A. Club y Embajadores, justamente después del gol del CEO que llegó a los 50’. Así, tras el 1 a 1 final, nada terminó bien: la barra dejó su lugar en la cabecera, se dirigió a la platea y le recriminó la pérdida de los dos puntos a los jugadores, quienes en algunos casos subieron y el desenlace fue el peor: golpes entre los hinchas y los principales protagonistas de la historia.

Un final lamentable, con una falla en el operativo policial, ya que los hinchas llegaron con comodidad a la platea, e incluso se podrían haber metido al campo de juego. No ocurrió, aunque sí salieron algunos jugadores y el cruce fue peor. Piñas de los dos lados, tras el final caliente ya que el "chaira" lo tenía en el bolsillo, pero se le escapó.

La historia, en otro triste episodio de violencia, duró un par de minutos, hasta que finalmente los barras dejaron la platea y los jugadores se metieron otra vez en el vestuario local. En medio de ello, los árbitros y Embajadores lograron resguardarse en medio de caos, aunque esta vez la historia fue de Racing vs. Racing, hinchas ante jugadores.

En pardas

Fue un partido flojo, con pocas emociones, pero en el resumen el negocio fue redondo para Embajadores: logró el punto que buscaba y así se mantiene en la cima de la tabla de posiciones, mientras que Racing -más allá de sus intentos- aún no encuentra el rumbo firme y nuevamente dejó puntos en el camino. Es más, no ganó luego de tres presentaciones y sigue con vida ya que se trata de una zona muy pareja, donde todos pierden puntos.

Racing salió con decisión, con una variante táctica: Botella colocó por el centro a Janson y Campo -de lo mejor de la cancha- para hacer juego y juntarse con Stella y Agurre, quienes se movieron por afuera, mientras que Prudencio fue el faro en el área.

En ese terreno, a Racing le costó hacer pie. Es que Embajadores se acomodó bien y le cerró los espacios: la idea del visitante fue justamente esa. No lo dejó cómodo al local, posicionó a Di Carlo arriba, más Zalazar suelto, y apostó a las contras por afuera, con Lareu y Alvarez.

Entonces tuvo una, no muy clara, ya que el "8" no llegó cómodo. Sin embargo, desde los 20’ Racing empezó a tener más la pelota, y jugó en el campo de Embajadores. Aparecieron Janson y Campo, y así el "chaira" cambió la historia, pese a que no logró claridad en los metros finales.

El partido se armó recién en el final: Beltramella se la sacó a Di Carlo y luego de una contra de Aguerre, Stella definió bien, tapó Vivas y en la línea despejaron el peligro. Racing lo buscó hasta el final, incluso con la pelota parada, pero no pudo ser.

Sí lo logró en el inicio del complemento, ya que pasado el minuto se puso en ventaja: el centro, tras una pelota detenida, fue desde la derecha: Matías Lozano ganó en el segundo palo y la colocó abajo, a la derecha de Vivas que nada pudo hacer.

Sin embargo, pese a la ventaja, Racing no pudo mantener eso bueno, o mejor que su rival, que hizo en el cuarto de hora final del segmento inicial. En contrapartida, Embajadores fue con ganas, pero con poco juego, a buscar el resultado. Entonces, el local se refugió más de la cuenta.

Rara vez pudo salir limpio, y pese a los cambios -Botella sacó a sus dos delanteros-, no logró frescura en ningún momento. Pero tampoco lo sufría demasiado, pese a que Embajadores tuvo más la pelota. También lo intentó Diorio desde el banco, con la aparición de muchos jugadores de mitad para adelante.

El CEO lo tuvo después del gol "chaira", con un remate de Zalazar que controló Beltramella (clara). Y tuvo que esperar hasta los 50’: Embajadores empujó, Racing tuvo algo de aire en una pelota parada, pero en la réplica llegó el 1 a 1.

El visitante salió por la derecha, llegó el pelotazo que cayó atrás de Lozano. Juan José Longhini se valió del error, picó solo y definió con mucha clase por encima de Beltramella, que salió desesperado. Entonces, el CEO cerró la noche con un festejo, porque fue lo último, aunque el final fue otro, lamentable, en la platea de Racing.

Ultimas Noticias
Otras Noticias