Recién terminó una elección y ya empezó la carrera por la otra

ESCENARIO POLITICO. Escribe "Cacho" Fernández

Los espacios políticos mueven el banco. Milesi, Jáuregui, dos de los nombres que ya precalientan. Grietas y grietitas. El desafío de Bucca.

 Cacho Fernández // [email protected]


Este es un momento al que se lo podría calificar como un "tiempo de revancha", solo que contextualizada en otro escenario que el de la película.


El Banco Central resolvió suspender la venta dólares a las empresas de turismo para financiar viajes al exterior. Aparte, desde el Gobierno se habilitó un tercio de los pasos fronterizos de los que hay habilitados para salir, es decir, se puede salir, pero no entrar.


Como si esto no bastara, la clase media baja viven con el corazón en la boca porque los están esperando delincuentes que les roban a los trabajadores. Es decir, a la acechanza permanente de la inflación se le debe sumar el de la inseguridad. El robo cotidiano se ha transformado en una especie de variable que hay que añadirle a la vida nacional.


Es posible que esto último se inscriba dentro de las variantes de la inseguridad, pero los límites al turismo se parece demasiado a una revancha contra un sector con cierto poder adquisitivo que para algunos miembros del Gobierno posiblemente son culpables de la derrota electoral del oficialismo. Así lo está razonando gente que hace de un viajecito anual o bianual como una práctica de su vida, "y esos seguramente no nos votan", disparó un oficialista hace unos días con tanta impunidad como si se le hubiese escapado o estuviese "pensando en voz alta" como dijo el ministro de Producción, Matías Kulfas, de su subordinado Robeto Feletti ante algunos anuncios que no compartía del sucesor de Guillermo Moreno.


A cada elección le sucede un "tiempo de revancha". Ya había ocurrido una demora sospechosa en la solución de los créditos UVA puesto que, según los deudores-víctimas de semejantes préstamos usurarios, el Gobierno demoraba las soluciones posibles porque los suponía a los tomadores de esos créditos presuntos votantes de Cambiemos.


Castigos para viajeros


Así de irracional está el país: con una carencia absoluta de continuidad jurídica del Estado y, peor aún, con cambios drásticos de una gestión a la siguiente y con políticas de venganza contra quienes se sospecha que no forman parte de la clase social que dicen representar los gobernantes.


Se trataría de una suerte de lucha de clases camuflada en reacciones contra deudores de créditos, potenciales viajeros al exterior o simplemente turistas de cabotaje que deben pagar precios demenciales en lugares de segundo y tercer nivel.


Pasados los comicios, ahora habría llegado el "tiempo de revancha" contra quienes se quiere castigar por sus preferencias electorales.

Hay quienes atribuyen esas conductas a internas dentro del oficialismo, algo así como que una dependencia toma medidas sin tener en cuenta los impactos en otros rubros. Entonces, o Lamens todo lo que toca lo funde o le toca siempre bailar con la más fea porque el turismo es el más afectado por estas restricciones del Banco Central y por los precios que arbitrariamente ponen en la Costa Argentina o en cualquier otro lugar.


Pero, como si esto fuera poco y para continuar con este absurdo y perverso escenario argentino también el pasaporte se fue a más del doble de su valor. Podría decirse que todas estas medidas contribuyen a impedir que te vayas del país.


La vocera Gabriela Cerrutti dice que se hace esto para "fortalecer el consumo interno", pero hasta ahora, y ante la falta de competencia del exterior, lo único que ha hecho es "fortalecer" los precios internos. En fin, es una manera de impedir salir del país, la diferencia con otros regímenes como los mencionados es que aquí el impedimento y la coacción es económica, pero lo grave es ese aditivo político de tomarse una revancha con el sector que no los votó.


Intendentes


La pelea entre el gobernador Kicillof y el Presidente por quien cobra políticamente el tumbar la ley que prohíbe la reelección indefinida de los intendentes. Alberto amagó con hacerlo pero rápidamente Kicillof reunió algunos barones del Conurbano para birlarle ese rédito político al Presidente.


Por otro lado, el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde también se reunió con Eduardo "Bali" Bucca, senador electo y el intendente de Bolívar, Marcos Pisano, primero, para felicitarlo al senador electo y segundo porque tal vez esté armando lo mismo para el grupo de intendentes que supo tener un fuerte protagonismo desde hace algunos años cuando debieron sustituir a un massismo languidecido para contraponerlo al cristinismo, pero que siempre fue como una entelequia (nunca acertaron quienes integraban y quienes no al grupo) con comportamientos erráticos aunque con algo de territorio pero escasa cohesión.


Desafíos para "Bali"


Pero ¿Cuál es el rol que debiera cumplir "Bali" Bucca en la Séptima?. Seguramente propiciar una apertura pero real del Frente de Todos, lo que implicaría des-monopolizar los cargos en los principales organismos del Estado. Efectivamente, para algunos sectores que van llegando a Todos, no parece muy aperturista que La Cámpora esté manejando la Ansés, Ioma, la Secretaria de Trabajo, y Pami, por más que sea la facción hegemónica del FDT local.



Por otro lado, a la misma dirigencia no les parece lógico que Nelson Sombra esté manejando el Pami regional cuando apenas salió tercero con un pobre 19 por ciento en las elecciones azuleñas.

Grietas y grietitas


Cuando se habla de posibilidad de un diálogo entre oficialismo y oposición, se multiplican las grietas no solo entre ambas coaliciones sino que además se dan hacia la interna de los dos espacios.


La grieta parece ser la lógica de funcionamiento de la política argentina. Efectivamente, más allá de la contradiccion principal entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, existen contradicciones secundarias hacia el interior de ambas expresiones políticas, que también son múltiples. La o las grietas es paradójicamente pasa a ser un mecanismo de cohesión interna, lo que en lenguaje borgiano se podría graficar con que "no los une el amor sino el espanto".


Ocurre en Olavarría en donde uno puede escuchar ciertas nostalgias por la ortodoxia del PRO original con alguna crítica hacia el eclécticismo de Ezequiel formado centralmente también en Pro pero con el pragmatismo propio de quien debe gobernar. Es de imaginar que las diferencias con el radicalismo también están y si no se notan es porque enfrente está el kirchnerismo más duro que tampoco conserva esa uniformidad. Ese enemigo en común los cohesiona a ambas corrientes. Muchas veces cohesiona mucho más un enemigo compartido que el affectio societatis que tampoco existe en la vereda de enfrente entre La Cámpora y el massismo de Rodríguez o la ortodoxia peronista gremial de Miguel Santellán, o el estilo de "Bali" Bucca.


Y no se profundizan esas grietas porque enfrente existe un Ezequiel Galli hasta ahora aparentemente imbatible. Es casi de manual que cuanto más languidecen las contradicciones principales, más se profundizan las secundarias y por ello ambos espacios preservan tanto la grieta central porque es ella la que les permite sobrevivir.


Entonces, si las posibilidades de un diálogo interno son escasas, ¿cómo podría ser posible una búsqueda de consenso entre dos enemigos que se odian recíprocamente hasta lo indecible?


Nuevas caras


En política, como en el fútbol, se viene la renovación. En Juntos por el Cambio, si es que no prospera la modificación o la derogación de la ley que prohíbe la reelección indefinida, es posible que Hilario Galli sea el probable sucesor de Ezequiel, aunque el actual jefe comunal podría presentarse para un nuevo mandato en caso de que se considere que pese a la norma, el primero es el que está transcurriendo.


También es cierto que Dalton Jáuregui ya tiene el aval de Cristian Ritondo para jugar en la primaria de 2023 y se alista para desembarcar en la ciudad.


El radicalismo, obviamente, envalentonado por la referencia de Facundo Manes, también orejea algunos de sus candidatos partidarios, y una Celeste Arouxet quien podría ser una de las precandidatas dentro de la coalición. Dependerá de lo que decida hacer su jefe político, José Luis Espert con "Juntos".

En tanto, en el Frente de Todos se alista el contador Sergio Milesi para competir en una interna general ya prometida por Alberto Fernández y el resto de los nombres podrían incluir a Federico Aguilera, Maxi Wesner y ya lo habrían tentado también al miembro de la UIO, Hernán Parra, un amigo de "Bali" Bucca, con quien comparte su afinidad por el running. Se la menciona también a Marisel Cides pero ella ya manifestó públicamente que apoyaría una eventual postulación de Milesi, quien hace unos días recibió el apoyo de una veintena de gremios. Hace 15 días terminó una elección y ya se lanzó la carrera por la siguiente.

Ultimas Noticias
Otras Noticias