"Semana tras semana hemos observado un aumento en el cumplimiento del programa"

Precios congelados

Inés Barbieri, responsable local de la Defensoría del Pueblo, analizó el curso del programa implementado por la Resolución 1050 desde el 20 de octubre hasta el 7 de enero. "Tenemos una muy buena recepción en los comercios" resaltó.

"En Olavarría ha sido muy buena la recepción en los comercios y el cumplimiento ha ido creciendo". De esa manera, Inés Barbieri, titular local de la Defensoría del Pueblo, destacó que el balance de los relevamientos realizados en casi un mes y medio de vigencia de la Resolución 1050, a través de la cual el gobierno nacional congeló los precios de más de 1.500 productos hasta el 7 de enero.

"La Defensoría arrancó los relevamientos el 22 de octubre, y en este tiempo de ir visitando todos los días los comercios de la Ciudad han sido muy buenos cada uno de los tres aspectos en los que nos enfocamos", mencionó.

La funcionaria citó que "el punto fundamental que miramos es que se respete el precio máximo, otro es que exista stock en góndola y el tercero que exista la señalética indicando que es un precio cuidado o un precio congelado".

En función de las directrices que bajan desde la capital de la Provincia, la doctora Barbieri aclaró que "no son relevamientos que caemos en los comercios a la bartola, ni al azar, ni nada por el estilo, sino que tenemos un ámbito donde están establecidos los productos".

"La primera semana fueron 90, a partir de la segunda semana se amplió a 106 teniendo en cuenta sobre todo las necesidades básicas de los sectores más vulnerables de la población o lo que genera una mayor demanda en el día a día", precisó.

Los responsables del programa elaboraron un sistema de semáforos en cada una de las ciudades para las tres variables: cumplimiento de precios máximos, stocks y señalética. "Si bien Olavarría no tiene todas las variables en verde, lo cual implicaría entre un 67% y un 100% de cumplimiento, la verdad es que semana tras semana hemos observado un aumento en el cumplimiento", subrayó la doctora Barbieri.

La estrategia de la campaña para los comercios que se visitan es regresar a los 10 días para certificar si se pudieron ir cambiando las conductas y corrigiendo las falencias en todos o algunos de los ítems. "No quiero dejar de reiterar que tenemos una muy buena recepción en los comercios, e incluso los encargados y las encargadas de los negocios nos han acompañado en los relevamientos con una predisposición absoluta", remarcó.

El universo donde relevar es de lo más variado. "Es un abanico bastante amplio. Nos pidieron los comercios que cada uno, en la ciudad que le toca fiscalizar, identifiquemos que tienen mayor movimiento", dijo.

"Hacemos una primera fiscalización en todos los casos y a la semana estamos volviendo" explicó la defensora del pueblo de Olavarría.

El inicio con los comercios grandes fue para que puedan acceder a los precios, y que después los minoristas o el comercio de barrio también puedan cumplir con la norma dijo la doctora Barbieri. "Si tenemos la falla en el mayorista obviamente el minorista no va a poder tener el precio cuidado o el precio congelado. El desfasaje en la cadena no va a estar en el comerciante pequeño, porque no es el que pone el precio; los formadores de precios son otros" comentó.

"Charlamos mucho con los encargados, o con los dueños de los locales y nos han manifestado su conformidad de lo que es el relevamiento, porque nosotros también somos muy respetuosos" marcó.

"Llegamos, nos presentamos, mostramos las credenciales y también ponemos a disposición el listado que estamos relevando para que ellos puedan corroborar que ni más ni menos es lo que está contenido en la Resolución 1050" describió.

En la eventualidad de detectar algún incumplimiento en algunos de las tres cuestiones puntuales del programa, la responsable local de la Defensoría del Pueblo manifestó que "por lo general, antes de irnos en muchos casos quieren saber qué es lo que detectamos, si no nos acompañaron en el recorrido. Si así lo hicieron en el mismo momento controlan con sus sistemas, tomamos las fotografías del caso porque todos los días debemos elevar un informe a la Central"

"No nos ponemos en policías, ni inspectores, ni nada. Sí le hacemos el comentario a quien nos atiende de que el producto no está señalizado, o no hay stock en góndola o bien no respeta el precio"

"En algunos casos hasta lo corrigen en el momento. Volvemos a la semana o a los 10 días para verificar el cumplimiento y la verdad es que tenemos muy buenas sorpresas" celebró.

Denuncias en Olavarría no se han recibido, reveló la doctora Barbieri. "Aunque en nuestra delegación hay un canal específico habilitado, localmente no tenemos registros -confesó-. Sí algunas personas que nos encuentran en los comercios y nos comentan que están de acuerdo con lo que estamos haciendo, porque en definitiva es cuidar el bolsillo de los y las bonaerenses".

La nota completa en la edición impresa

Ultimas Noticias
Otras Noticias