Los atan, los maltratan, los encierran: el abuso de las infancias

Lucio liberó con su muerte a muchos otros niños y niñas

El asesinato de Lucio disparó un sinfín de denuncias donde fueron rescatados muchos chicos y chicas de situaciones aberrantes. "Lo encerré porque contagiaba el llanto", "lo até porque se portaba mal".

Los atan los maltratan los encierran- el abuso de las infancias

Los atan, los maltratan, los encierran: el abuso de las infancias

Tenía 5 años y lo mataron dos mujeres. Una de ellas era su mamá. Ocurrió en La Pampa, y el fiscal que interviene en la causa analiza la posibilidad que sea un crimen de odio al género.

El asesinato de Lucio sacudió al país, y puso en agenda la vulnerabilidad de los más chicos. Los abusos atroces de los que son víctima, y muchas veces por parte de sus familiares. El 80% de los delitos cometidos contra la niñez, son perpetrados por familiares directos como la madre o el padre.

Abandono de persona

De personitas. Una beba de una año fue rescatada en La Plata cuando una mujer de 91 años denunció. La misma mujer que después fue amenazada.

A mediados de noviembre en Moreno, descubrieron que en una guardería los encerraban como perros para que no contagiaran el llanto. La mamá cuestionó la respuesta que obtuvo por parte de las autoridades de "Garabatos". "Me dijeron que lo encerraron para que no contagiara el llanto a los otros nenes, porque no paraba de llorar".

Hoy, dos hermanos de 6 y 9 años fueron rescatados en Moreno cuando una vecina denunció que los tenían atados como perros.

Los niños fueron revisados por peritos médicos, quienes determinaron que el nene tenía heridas en el rostro y en brazo de antigua data, además de las muñecas marcadas también con lesiones anteriores, lo que permitió presumir que era atado habitualmente de la manera que fue encontrado. El estado de la niña era malo en general, con evidentes problemas de alimentación, según revelaron fuentes del caso a medios de aquella ciudad.

"La mamá" dijo que lo ataba porque se portaba mal.

Y los niños son el futuro. Se nos quiebra el alma cuando atacan lo más puro y libre. Se nos desgarra la esperanza cuando esas personitas tan vulnerables son atadas, quemadas, abusadas. Asesinadas.

Y el Estado es responsable también que esto pase. Son y -somos- los responsables de proteger los derechos de niños, niñas y adolescentes, para que nunca más exista un Lucio que muera a manos de su madre.

Romina Reser.

Ultimas Noticias
Otras Noticias