Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Olavarría y las obras de infraestructura escolar

Producto de los recursos que recibe del Fondo Educativo de la Nación, vía Provincia, impulsadas por el gobierno comunal o la administración bonaerense, la Ciudad tiene en pleno proceso de construcción o remodelación en importantes edificios educativos.

No son pocos en Olavarría los edificios donde sobresalen andamios, mezcladoras, obreros trabajando; donde aún se ve ese anaranjado de los ladrillos huecos, se huele el aroma a revoque fresco y se siente ese halo positivo y esperanzador que irradian las obras en la infraestructura escolar.  

Las impecables, amplias y modernas instalaciones del Jardín 928 "Isidora de Vega" del Barrio AOMA ya albergan a sus niños.

Inauguradas el 10 de mayo pasado, la ceremonia contó con la presencia del director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires Alberto Sileoni y la participación de la plana mayor de la política local, encabezada por el intendente Ezequiel Galli y el diputado provincial César Valicenti.

Las planillas de Excel hablan de números y plazos, pero siempre hay más detrás.

Desde la oficina del arquitecto Julio Ferraro, secretario de obras públicas y mantenimiento de la municipalidad de Olavarría, emanaron los datos de los trabajos impulsados por la gestión "gallista".

Entre lo concretado en este 2022 aparecen obras por un total de 93.439.427,21 pesos, desglosados de la siguiente manera: reforma y ampliación en Escuela Nº 50 por un total de 21.790.379,10 pesos; reforma y finalización Jardín Nº 930 por un monto de 13.809.952,14 pesos; reformas en Escuela Media Nº 7 por 22.049.786,12 pesos.

Obras en el CEF Nº 44 del Barrio CECO por 15.572.190,65 pesos; construcción de baños y vestuarios en la pista de atletismo del Parque Avellaneda por 9.942.491,20 pesos; reformas en el Jardín Belén del barrio homónimo por 1.602.000 pesos.

La lista se completa el reemplazo de veredas en Escuela Secundaria Nº 10 por 4.451.475 pesos; reemplazo de veredas en Escuela Primaria Nº 81 por 3.797.553 pesos.

La colocación de membrana en escuela Provincial Nº 49 demandó una inversión de 93.000 pesos y los tabiques de yeso para división de aulas en Instituto Helen Keller otros 330.600 pesos.

Hay además obras en ejecución por 265.829.351,30, entre las cuales sobresale la inversión para la construcción de complejo deportivo municipal en el Parque Avellaneda, que albergará al nuevo edificio para el Instituto de Educación Física, por 112.900.000 pesos.

Otra obra trascendente es la ampliación y la reforma de la Escuela Secundaria Nº 50, que requerirá una inversión de 44.160.000 pesos; en el mismo nivel la construcción de Jardín Nº 929 (ubicado en Vicente López, entre Hipólito Yrigoyen y Sáenz Peña) por más de 58 millones de pesos.

Están en obra los trabajos de ampliación en la Escuela Secundario Nº 14 (Del Valle y Piedras) por algo más de 24 millones de pesos (galería, salones y una cocina nueva) y la ampliación y reforma en la Escuela Técnica Nº 1 de Barrio CECO por 25.850.000 pesos.

Los fondos para estas obras provienen de la ley de financiamiento educativo, impulsada y promulgada por el ex presidente Néstor Kirchner el 12 de enero de 2006.

A través de ella este año la provincia de Buenos Aires recibió de la Nación 34.690 millones de pesos, de los cuales a Olavarría le correspondieron 350 millones de pesos.

"Un 50 por ciento de este fondo debe ser utilizado para escuelas y el otro 50% puede ser utilizado para cultura, pero son decisiones que pasan por los intendentes de cada partido. Tanto el Jardín Nº 929, como la Secundaria Nº 22 que fue anunciada, se afrontarán con fondos provinciales. Para que responda a las realidades concretas de cada distrito, la decisión de en qué se utilizan la tienen los ejecutivos municipales", señaló Leo Wagner (FdT), vicepresidente del Consejo Escolar.

En el mismo sentido Diego Robbiani, secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida de la comuna, manifestó que "las obras en infraestructura escolar son un eje político de Ezequiel. Esta gestión vino a saldar con fondos educativos una deuda de muchos años de infraestructura en la Ciudad".

"Se fueron cumpliendo metas que parecían imposibles, como el edificio del Instituto de Educación Física, eliminar la letrina de las escuelas de la Ciudad; terminamos prácticamente con los tres jardines que tenían servicios de alquiler y, por supuesto, que acabamos con los techos de fibrocemento" destacó.

"Hace poco Ezequiel anunció el edificio de la Secundaria Nº 22, que hoy con un turno tiene prácticamente 500 chicos y con la obra terminada va a poder contener el doble. Todo niño, niña o adolescente debe tener un espacio acorde al aprendizaje" celebró.

En el ámbito provincial, Wagner se refirió a las obras que se llevan a cabo en la Escuela de Artes Visuales y también se pronunció en cuanto a una de las obras de infraestructura más importantes que afrontará del distrito: el nuevo edificio del CFI Nº 1 (Escuela Laboral) en el Barrio Los Robles.

"No hubo ningún oferente en la primera licitación, por eso se están volviendo a armar los pliegos, para que salga de nuevo a licitación" anunció.

Desde la oficina del arquitecto Ferraro surgieron otros datos de las obras en infraestructura más importantes que tiene hoy el Partido.

En el llamado a licitación para la nueva Escuela Secundaria Nº 20 dice que "la reforma surge como necesidad de dar respuesta a la cantidad insuficiente de locales para el desarrollo de las actividades y de independizar los servicios y los ambientes compartidos con la Escuela Primaria Nº 4".

"La obra consiste en la demolición y posterior obra nueva del volumen ubicado sobre la línea municipal, que ocupará una superficie de 213 metros cuadrados en planta baja y la misma superficie en planta alta" especifica.

El texto obliga a que "la demolición del volumen sobre la línea municipal es total, exceptuando la fachada, la cual se conservará".

Lo que va naciendo de la nueva casa para el Instituto de Educación Física sobresale por su envergadura en el Parque Avellaneda, sobre la avenida homónima.

El documento público dice que la obra consta de un edificio para área educativa terciaria, de 1027 metros cuadrados, un acceso al mismo por una explanada de llegada desde la línea del cordón vereda. El edificio consta de 977 metros cuadrados cubiertos y 50 metros cuadrados semi cubiertos. 

El núcleo central del proyecto es el acceso principal coincidente con la rampa y vereda peatonal desde la Avenida Avellaneda, y las 8 aulas de donde se desprenderán dos cuerpos.

Un área destinada para el uso de biblioteca o salón de usos múltiples, deposito, sala de máquinas, un ala administrativa, con oficinas para preceptoría, secretaría, oficina del director o directora, sala de reuniones, depósito, sala de máquinas, office y sanitarios. 

La otra área destinada a los grupos de sanitarios para la comunidad estudiantil, baños damas, caballeros y capacidades diferentes; además un sector de duchas, depósito y sala de máquinas. 

Las inversiones en el CEF Nº 44 hacían hincapié, entre otras cosas, en que el estado de los baños y los vestuarios estaban en malas condiciones y resultaban para la cantidad de gente que frecuenta el lugar.  

Apuntaban a una ampliación y reforma completa de los baños y vestuarios, lo cual obligaba al desmantelamiento del sector, con demolición de muros, piso, carpeta y contrapiso, picado de revestimientos, y retiro de artefactos sanitarios y carpinterías.

Trabajos de cirugía para no perder el encanto

En una ciudad que vio desaparecer indiferente entre las garras de las topadoras uno de sus monumentos más emblemáticos para darle lugar a un supermercado, que todo el tiempo se despide de edificios añosos, haber mantenido y sostenido la vieja fachada para el nuevo edificio de la Escuela Secundaria Nº 20 no es menos que para celebrarlo.  

Por el momento detrás del tapiado y de los andamios apenas se deja ver lo único que subsiste de lo que supo ser y todo lo nuevo que viene avanzando día a tras día.

Proteger la identidad del inmueble, aunque sea en su fachada, no fue tarea sencilla.  

"Requirió mucho cuidado, porque cuando se demolió la construcción vieja tuvimos que apuntalar el frente con tirantes de 3x3" relató Juan Carlos Rivero, contratista de la obra adjudicada a la empresa Pecma SRL. 

"Después fuimos desvinculando las paredes viejas y las fuimos volteando un parte de a poco. Había dos vínculos, en el acceso principal y al final de cuadra. Eso se cortó en diagonal para sostener el frente, impedir las grietas y evitar su derrumbe" añadió. 

"Una vez que se demolió todo, sobre la fachada vieja -del lado de adentro- se colocaron 7 columnas. Del lado de adentro se hicieron bases de 2m x 1,50 x 1,60 de profundidad, se le dio un fraguado de 15 días y recién ahí volteamos esa pared que dejamos en diagonal. Ahí ya encaramos el replanteo de obras, hicimos las bases, todo lo que son los hierros de columnas y esas cosas" indicó Juan Carlos. 

El encanto de la obra no era lo único que estaba en juego en esa tarea casi para un cirujano: "Era alto del riesgo de vida en el que nosotros también estábamos trabajando".  

"Al hacerse las bases por etapas para sostener el frente hubo que tener mucho cuidado; una vez que fraguaba una recién se abría la otra para que evitar que se cayera la pared" marcó. 

Desde afuera aún se ven al desnudo las paredes de ladrillos huecos, pero es mucho lo que se ha concretado en la obra. 

"Ya está la losa hecha, tenemos toda la mampostería terminada, el techo de chapa finalizado y en este momento estamos empezando con los revoques. Una vez que terminemos, empezaremos a poner los premarcos, haremos las terminaciones de carpeta, pisos y esas cosas" resumió Juan Carlos. 

En lo finito, eso que los mayores decían "es lo que más tiempo lleva", se colocarán pisos y zócalos de granito reconstituido y el revestimiento de los baños será de cerámico blanco de 30x30. 

Juan Carlos está al frente de un equipo de trabajo compuesto por ocho personas y en los últimos días se sumaron otras dos para hacer trabajos de limpieza dentro de la obra. 

Una vez finalizada, la nueva obra de la Escuela Secundaria Nº 20 tendrá dos plantas. "Son tres aulas arriba; abajo rectoría, oficinas, laboratorio, el pasillo correspondiente al acceso principal y sobre la derecha la escalera" reveló. 

Las inspecciones son diarias. "Todos los días tengo visitas, tanto de los maestros mayores de obra como de la gente de seguridad e higiene" comentó Juan Carlos. 

La experiencia, los años arriba de los andamios con fratachos y cucharas, le permiten anticipar que para fin de año la obra de la Escuela Secundaria Nº 20 debería estar terminada.

"Y si no, vamos a estar ahí nomás; a más tardar para enero esto tiene que estar liquidado" afirmó. 

La integridad del frente no sólo despertó la curiosidad periodística, también lo celebran los vecinos del barrio confesó Juan Carlos: "La gente viene, se sacan fotos, nos dicen de lo lindo que es que no se haya modificado la fachada, ni la estética".  

Una vez inaugurada la obra, los vecinos y los transeúntes verán retoques en la histórica cara del edificio, anticipó Rivero.

"Habrá una doble puerta de acceso nueva en el frente y otra para el patio y vamos a cambiar las mamparas, que son hechas a mano y de vidrio repartido, por carpintería de aluminio. Se van a mantener las rejas, pero se van a arenar y pintar" cerró.

Ultimas Noticias
Otras Noticias