Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS
Día del Veterinario

"Nunca tuve la menor duda de que iba a ser veterinario"

El médico Jorge Ponce, conocimiento y experiencia para la ganadería.

En la UNNE (Universidad Nacional del Nordeste), en Corrientes, Jorge Ponce se recibió de veterinario. "¿Por qué en Corrientes?, porque allá era ganadería pura. Yo me fui en el año 1975 y me recibí en diciembre del ?81. En ese momento Tandil recién arrancaba y estaba la facultad de La Plata, pero en esa época eran tiempos problemáticos por el tema del terrorismo. Pero a pesar de eso siempre había dicho que quería ir a Corrientes" comenzó contando el médico veterinario Jorge Ponce, en una charla en su lugar habitual cuando anda en la ciudad, la Veterinaria El Toro, cuando no anda en el campo haciendo su trabajo de siempre.

"El secundario lo hice en dos escuelas: tres años en Nacional y dos en Agricultura. Ahí me recibí. Ir a Corrientes no era fácil ni habitual. Viajar hasta allá eran 24 horas, en colectivo y trasbordo. Pero con mis padres siempre habíamos hablado que iba a ir a estudiar allá. La veterinaria me gustó toda la vida. Nunca tuve la duda de ser veterinario, nunca se me planteó la idea de hacer otra carrera. Primero porque me crié en el campo, más allá de no provengo de una familia que tenga campo, pero una persona (don Máximo Boubée) me llevó desde chico y hasta que me fui a estudiar estuve en el campo" siguió diciendo Jorge, en rueda de amigos y mates, como muchas mañanas en El Toro, con Norberto Hoffer (encargado de ventas del negocio), José Di Salvo y Omar Doghelar, aunque por allí desfilan para charlar, siempre de campo, varios amigos de la casa.

"Mi padre fue criado en una veterinaria, toda la vida, así que todo estaba relacionado. Creo que una de las cosas más claras que tuve en mi vida fue ser veterinario. Después de recibirme salí a buscar trabajo y el primero que me salió fue atender un criadero de pollos en Arrecifes, pero no era mi tema. No me interesó pese a que era una propuesta muy buena. Después fui al SENASA a buscar trabajo y a través de un amigo tuve la posibilidad de ir a Ushuaia. Pero justo cuando ya me iba para el sur -porque se jubilaba el veterinario- me salió la oportunidad de ingresar al Laboratorio de Diagnóstico de la Municipalidad de Olavarría, con otros dos veterinarios. Y ahí comenzó mi carrera en al Municipalidad. Cuando el laboratorio se disuelve paso a Bromatología y luego de unos años pasé al Matadero Municipal, donde me jubilé luego de 35 años" siguió contando Jorge, quien se dedica como veterinario a animales grandes, mientras que la Dra. Patricia Villarreal es la que atiende a pequeños animales en El Toro.

"También trabajé en La Máxima, de 7 a 10, y de hasta las 13 al Laboratorio Agroganadero, y por la tarde hacía mi trabajo particular. En lo mío me gusta la cría, toda la vida me dediqué al manejo de la cría y la reproducción, con los toros y las vacas todos los días, atendiendo distintos campos en Olavarría, Laprida y Azul" explicó, para contar que "la tecnología fue incorporándose y ayudó muchísimo, más allá de que la base es siempre la misma. Si vamos a inseminación artificial, antiguamente se hacía dos veces por día y ahora a tiempo fijo, con un juego de hormonas más el repaso con un toro. También hago consultas de todo tipo ya que soy veterinario general, hasta el día de hoy", señaló.

"En esta época se empieza con la revisación de toros, que es muy importante ya que hay muchos animales enfermos y eso puede producir abortos. Y también hubo una gran explosión de sangrado, porque China nos exige tener los rodeos libres de brucelosis. Hay una gran diferencia de dinero cuando se trata de vender animales a China. Si un toro está enfermo la sorpresa la tenés al año siguiente cuando se comienza a hacer los tactos y hay vacas vacías, así que después hay que reponer esos toros" resaltó, para contar finalmente que "el ganadero le da importancia a este tema, tiene conciencia sobre este problema. Ahora va a haber un programa provincial. Una vez se hizo lo que se denominó Plan Toro, y los ganaderos tenían desgravación impositiva cuando hacían sanidad, y eso fue importante porque impactó mucho, positivamente, en la ganadería de Olavarría. Sería bueno que haya un programa nacional, como fue ahora el programa de la brucelosis. Con esto se hizo un saneamiento muy importante en la ganadería".

Finalmente, en el caso de brindarle un consejo al productor el médico veterinario Jorge Ponce dijo que "debe consultar siempre con su veterinario, permanentemente. Porque el profesional lo va a guiar ya que sabe cómo llevarlo por el buen camino, sobre todo en el tema sanitario. Hoy, un rodeo sin sanidad no puede ir a ningún lado. Se exige cada vez más".

Ultimas Noticias
Otras Noticias