Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Nació en España, fue campeón con la Argentina y tiene raíces olavarrienses

El arquero juvenil Alvaro Killane es nieto de la olavarriense Ana Singla. Convocado por Mascherano, el domingo levantó la copa en el prestigioso torneo Sub 20 de L'Alcudia, tras superar en la final 4-0 a Uruguay.

Daniel Lovano - [email protected]

El punto de partida de esta historia familiar que plantó un mojón inolvidable el domingo pasado en el torneo de L'Alcudia, con la consagración de la selección argentina Sub 20 que dirige Javier Mascherano, bien podría ubicarse más de medio siglo atrás en la ya desaparecida confitería "Bahco".

Allí en Hornos y Rivadavia, hoy conocida también como la "esquina del viento", donde a mediados de los '60 se reunían cada fin de semana los jóvenes olavarrienses para bailar y tomar algo, Luis Pedro y Ana fueron presentados a través de amigos y amigas en común.  

El, un teniente primero que tuvo entre sus primeros destinos militares el regimiento local; ella perteneciente a una familia olavarriense propietaria de la casa de venta de electrodomésticos más importante de la Ciudad, justo frente al Banco Nación. 

Dos años duró el noviazgo. Se casaron e iniciaron esa vida errante tan característica de la carrera castrense.

La siguiente posta para Luis fue el Regimiento de Granaderos a Caballo de Buenos Aires y allí se mudaron con Ana; luego se trasladaron bien al Norte, a Salta; el siguiente asiento en la Mesopotamia (Paraná); un paso por La Pampa y regreso a la Capital Federal. 

De aquellas primeras miradas en la confitería "Bahco" nacieron seis hijos varones, cuatro de ellos producto de dos pares de mellizos.

"Los mellizos grandes", como los llama Ana, son Marcelo y otro hijo radicado en la provincia de Neuquén. 

Marcelo, con los ahorros de su primer trabajo, a los 20 años se fue a recorrer Europa durante tres meses con unos amigos e hicieron base en Canarias, donde vivía un compañero del colegio secundario. 

Quedó atrapado con los encantos de las islas del litoral africano y permaneció allí durante cinco años. 

Regresó al país, trabajó en una bodega, pero los golpes de la crisis de 2001 lo empujaron nuevamente hacia Las Palmas. 

En 2002 mandó a llamar a su novia entrerriana Paula (de Gualeguay), contrajeron enlace y el 14 de diciembre de 2004 nació Alvaro, Killane de apellido como don Luis Pedro, el joven teniente que en la confitería "Bahco" había conocido a su abuela olavarriense. 

Sin que demasiados tengan conocimiento de estas raíces, el nombre de Alvaro Killane llamó la atención a los seguidores de las selecciones juveniles cuando Javier Mascherano lo citó para el tradicional torneo Sub 20 de L'Alcudia, en Valencia, que la selección argentina se adjudicó el domingo tras golear en la final a Uruguay 4-0. 

Damián Albil, entrenador de arqueros de las selecciones nacionales, lo venía siguiendo desde un año antes en el arco del equipo de reserva de Las Palmas. 

Ayer, con la felicidad aún dibujada en el rostro por todo lo vivido en estos últimos 10 días, recién regresado a Las Palmas y minutos antes de reincorporarse a los entrenamientos en su club, Alvaro abrió la videollamada por Whatsapp en su casa de Las Palmas de Gran Canaria. 

"Pude hablar con mi abuela cuando me convocaron, pero después del campeonato todavía no logré comunicarme" fue la primera frase del arquero de la juvenil argentina nacido hace 17 años en España. 

"Es todo un orgullo poder representar a mi país y salir campeón de un torneo de este prestigio. Muy contento y muy feliz por esta oportunidad y por esta gran experiencia que me tocó vivir" destacó enseguida. 

Alvaro se enteró de que estaba en la órbita del cuerpo técnico de las selecciones de AFA mucho después que su padre Marcelo, quien guardó el dato casi como un secreto de inteligencia militar. 

"Mi padre lo sabía desde hace prácticamente un año, pero no me quiso adelantar nada porque no había nada confirmado y lo mantuvo en secreto" contó. 

Su primer sentimiento al enterarse fue de incredulidad.  

"Pues la verdad que me costó mucho creérmelo, porque ese primer mensaje que recibí en mi teléfono de parte del entrenador de arqueros pues lo tuve que leer muchas, muchas veces para creérmelo" relató en su español bien castizo. 

La siguiente reacción fue preguntarles a sus padres, quienes le confirmaron la novedad (para Alvaro). 

"La primera cosa que les dije fue 'es imposible', pero ya poco a poco fui cayendo de que era la realidad, de que había esta posibilidad, y al final se dio" celebró. 

En su caso, como el pibe del Manchester Alejandro Garnacho o Nicolás Paz (hijo de Pablo), tiene entre manos la posibilidad de optar por España, pero la duda es un obstáculo que nunca se cruzó en su camino. 

"Desde que vi ese primer mensaje y supe que estaban interesados en mí, pues decidí ir" afirmó. 

Alvaro opinó de una especulación que se hace en la Argentina acerca de que los chicos nacidos en Europa que responden a las convocatorias de las selecciones albicelestes se sienten muy atraídos por la figura de Leo Messi. 

"A ver… sinceramente cuando pensé en las razones para aceptarlo, Messi tampoco que se me pasase por la cabeza. Simplemente poder representar a mi país es el motivo principal, y después también hay cosas que lo respaldan, como cuando me enteré de que el técnico es Javier Mascherano" marcó. 

La presencia del "Jefecito" no la tomó como un motivo más: "Es una alegría y algo emocionante. Claro, saber que Messi es argentino y lo que lleva con las selecciones obviamente es un plus, pero tampoco fue el motivo principal por el que decidí asistir". 

No se dio en su caso, como en el anterior llamado a juveniles nacidos o que están jugando en Europa, pasar por el predio de la AFA antes de viajar a L'Alcudia. 

"En esta convocatoria fueron bastante más los argentinos que los europeos, y mi primer contacto con mis compañeros fue en L'Alcudia. ¿Cómo fue? La verdad que increíble; todos me trataron súper bien y me hicieron sentir uno más desde el principio" resaltó. 

Esta gratitud formó parte de su mensaje de despedida: "Se los transmití el último día, les dije que disfruté mucho de la experiencia porque ellos me la hicieron fácil". 

Como "bonus track" con "ellos" comprobó que el mate es una religión en las concentraciones argentinas.  

"Prácticamente a toda hora. Yo tomé un par de veces y con mis padres suelo tomar, pero no es algo que me apasione digamos, ni que me apetezca diariamente como a ellos" aceptó Alvaro. 

La Argentina sólo empató el primer partido en el torneo de L'Alcudia y después ganó todos los demás, con exhibición incluida en la consagración frente a los uruguayos. 

"Hicimos un gran torneo, no recibimos ningún gol. Yo estoy muy contento, a pesar de no haber tenido la posibilidad de participar en los partidos, y súper agradecido por la oportunidad que me dieron de conocerme y de verme en los entrenamientos. Saqué conclusiones muy buenas y me fui muy feliz de este torneo" reflexionó. 

De Javier Mascherano ponderó "la relación muy cercana conmigo, al igual que mis compañeros, y siempre estuvo atento a ver cómo me sentía. Tuve además algunas conversaciones con él que jamás olvidaré". 

Formado en la excelencia del fútbol europeo, Alvaro se refirió a las cualidades de compañeros que nunca antes había visto. 

"Pues mira, la verdad que los vi muy, muy bien y no noté ninguna diferencia con los jugadores europeos. No me sorprendieron porque yo sabía que el nivel iba a ser altísimo" dijo. 

"También algo que me llamó la atención, diferente a España y a otros países de Europa, que allá a los jugadores los suben al primer equipo antes que acá. No sé si a la mayoría, pero muchos de mis compañeros ya tuvieron la oportunidad de jugar en el primer equipo, y eso aquí no se ve tan a menudo" comparó. 

Entre los destacados nombró a varios: "Si tengo que decir alguno, me sorprendió gratamente y la forma de competir de nuestro capitán Agustín Giay".  

En la misma línea, Alvaro siguió contando que "Braian Aguirre en ataque mostró un desparpajo y un uno contra uno que vi muy pocas veces en jugadores de nuestra edad; Valentín (Barco) fue elegido el MVP del campeonato, Ignacio Maestro Puch tuvo un gran torneo, pero todos, todos. Podría decir mil cosas de cada uno que me sorprendieron".  

Para esos últimos momentos, irrepetibles más allá de lo que venga ahora, dentro de la cancha del polideportivo "Els Arcs" de L'Alcudia, la organización no dispuso la entrega de medallas a los campeones. 

No importó… Alvaro Killane retornó a Las Palmas con un trofeo más valioso en su valija: "Creo que fue por la victoria en el torneo, pero nos dieron cuatro conjuntos a cada jugador. Yo fui con la ilusión de por lo menos quedarme con una camiseta y me vine con 4 que las tendré ahí, como un recuerdo para toda la vida". 

Prometidas no hay, comprometida sí hay una. Y será un homenaje a aquel encuentro en una confitería del centro olavarriense, que derivó muchos años después en un festejo internacional con la camiseta de la selección argentina.

"Cuando me dieron la noticia de la citación me lloré todo"

Catorce nietos tiene Ana Singla, cada uno de ellos le provoca orgullo por lo que son y por lo que hacen, pero en las últimas dos semanas Alvaro imantó su atención como parte de la selección argentina Sub 20 en el torneo COTIF 2022.

La definición del torneo la sorprendió de visita en Olavarría, en la casa de su hermana "Nené", y pendiente de los horarios y las transmisiones por streaming de la instancia final en L'Alcudia.

Alvaro tiene una hermana, María, bellísima, y Ana en tono de broma contó una infidencia familiar: "Los tíos le advirtieron desde la Argentina antes de viajar a L'Alcudia que tenga cuidado con los compañeros de la Sub 20".

Alvaro la puede. "Es un excelente alumno. Ya se anotó para seguir administración de empresas en la universidad me dijo la última vez que hablamos, pero con el fútbol por delante, aunque tanto su madre como su padre toda la vida le dijeron que primero está el estudio y luego el deporte" contó.

Justificadamente con el "babero" a mano, dijo de Alvaro que "en Las Palmas se entrena todos los días y de noche, entonces ha sido muy sacrificado para él, por eso esto que le pasa a mí me emociona muchísimo porque se lo merece. Es muy buen hijo, muy buena persona, cariñoso. Así que para mí como abuela es un orgullo".

"No me esperaba una citación para la selección argentina, y cuando mi hijo me lo contó Alvaro aún no lo sabía. Cuando a Marcelo se lo anticiparon el año pasado comenzó los trámites para obtener la nacionalidad en el consulado argentino, que no está en Gran Canaria donde viven ellos sino en Tenerife" reveló.

Los papeles le salieron recién el 14 de julio, a días de viajar para Valencia, y apenas Javier Mascherano vio el DNI argentino salió la comunicación para las oficinas del Club Las Palmas.

Ana narró que "esto me sensibiliza mucho y viendo los partidos lloro a cada rato. No sé si alguna vez se imaginó que lo iban a convocar de la selección argentina. Cuando me dieron la noticia me lloré todo, porque soy muy llorona. Es una gran alegría".

Ayer al mediodía, Ana aún no había podido hablar con su nieto.

"Seguí el campeonato de distintas maneras. En los primeros partidos mi hijo me iba transmitiendo las novedades desde España, pero los últimos dos estuve pegadita a la computadora para poder verlos" reconoció.

A través de su hijo Marcelo supo que Alvaro, confeso hincha de San Lorenzo, junto con Agustín Giay (el muy prometedor lateral del equipo de Insúa) recibieron un regalo de la Peña de San Lorenzo en Valencia.

"Se hizo hincha de San Lorenzo porque mi hijo mayor (Jorge) es fanático. Cuando vino a la Argentina, con el primo le compraron toda la ropa, lo llevaron a la cancha, le enseñaron todos los cantos de la hinchada y él después en España volvía loco al padre que es hincha de Boca" relató.

Tuvo nervios durante el torneo, se alegró con los resultados y con el título, pero Ana también admitió un pequeño reproche: "A mi hermana y mi cuñado les decía 'Mascherano, ponelo un ratito aunque sea' (risas), pero la selección tiene otro muy buen arquero, con experiencia en primera división".

Si bien Alvaro aún no conoce Olavarría, aquí sus familiares estuvieron pendientes de él.

Después de inflar sus pulmones de orgullo por última vez, la abuela Ana soltó que "por supuesto todos seguimos el torneo prendidos y todos felices por Alvaro".

Ultimas Noticias
Otras Noticias