Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS
Por Milagros Pianciola

Día del Empresario: "La clave del éxito es una buena administración"

Hoy se celebra en la Argentina el Día del Empresario Lácteos Luz Azul es una empresa que se dedica a la producción de quesos y otros productos. Hoy en día hay 67 locales de la franquicia en todo el país y uno de los proyectos es poder desembarcar en otros países de la región. La propietaria de la fábrica, la olavarriense Gabriela Benac, comentó acerca de los desafíos que conlleva administrar una empresa en estos días.

Cada 16 de agosto se conmemora en la Argentina el Día del Empresario Nacional, a partir de la Ley 27.108 que se sancionó el 17 de diciembre del 2014. Esta celebración se decidió a partir de un proyecto del diputado nacional Carlos Heller. Desde el 2015 se conmemora en todo el país el 16 de agosto, fecha en la que se formó la Confederación General Económica (CGE), una organización que tuvo un rol importante en el desarrollo de la industria, el comercio y los servicios.

La fábrica Luz Azul, fue creada en 1971 por la Cooperativa de Luz Azul. Aquejada por severos problemas financieros, en el año 2012 estuvo cerca de cerrar sus puertas. Fue cuando la olavarriense Gabriela Benac, su propietaria actual, decidió afrontar el difícil desafío y hacerse cargo de la conducción. "Empezamos con una empresa totalmente devastada: no había leche, no había tecnología, no había empleados capacitados", señaló la empresaria al recordar sus primeros pasos en la firma.

Actualmente la compañía continúa bajo el liderazgo de la empresaria olavarriense, quien trabaja junto a su socio Ismael Bracco desde el año 2012. Desde la fábrica, ubicada en la ciudad de Azul, producen quesos, leche, frescos, dulces, que son ofrecidos a la venta en los 67 locales distribuidos por todo el país.

Gabriela se crió en una familia que se dedicaba al desarrollo de la industria láctea y desde los 9 años acompañó a su papá, Guillermo, en su fábrica de quesos La Casiana. Siempre estuvo vinculada al ambiente de las empresas y los lácteos, por lo que aprendió mucho después de tantos años.

"Desde chica viajábamos con mi papá y como sabemos siempre el referente de nuestra vida ha sido La Serenísima, la empresa más grande y la más importante en la Argentina. Mi papá siempre me decía, 'hija, en algún momento vamos a ser como La Serenísima'", recordó con emoción.

En el 2012 decidió emprender su propio camino con Luz Azul, junto a su socio. "Empezamos con mucho trabajo y siempre bien claro cuál era el objetivo comercial, de las ventas al público", indicó Gabriela Benac. En ese momento la fábrica estuvo a punto de cerrar y después de mucho trabajo pudieron levantar la empresa y obtener buenos resultados.

Comenzaron a instalar locales propios, llegaron a tener 10 puntos de comercialización y después empezaron con el paso que cambió definitivamente el rumbo de la empresa: el desarrollo de las franquicias. Hoy en día Luz Azul tiene 67 locales en todo el país y conquista mercados y nuevos clientes en diferentes provincias.

En la difícil coyuntura económica del país, ser empresario hoy conlleva mucho trabajo y es necesario tener en cuenta distintos aspectos del negocio. Gabriela creció en una familia dedicada a la industria láctea, junto a su padre aprendió mucho. "A mi muchas veces me preguntan si el empresario de hace o se nace, yo creo que uno nace, después lo que uno hace es perfeccionarse, pero tenés que tener algo innato en la sangre que te lleve", expresó la empresaria. Además agregó que "ser empresario, y sobre todo en la Argentina, es una lucha constante, de desafíos, de sortear obstáculos, saco a flote todas esas ganas de seguir haciendo, creciendo, generando puestos de trabajo".

Existen diferentes herramientas y técnicas para realizar una buena administración en una empresa. Gabriela Benac aconsejó que "lo más importante es armar un buen equipo de trabajo, tenerlos bien, conformes, motivados, pagos, y convencidos del proyecto".

Además recomendó que "la clave del éxito es una buena administración, un buen empresario tiene que gestionar muy bien su empresa, tiene que registrar, no es como antes que uno podía tomar las decisiones como le parecía, ahora las decisiones los empresarios las debemos tomar con estadísticas, con números, con proyecciones".

Desde Luz Azul venden directamente al público, de esta manera acotan la cadena con menor cantidad de intermediarios, así llegan con un valor diferencial al público. "Al evitar intermediarios creo que se benefician los dos extremos de la cadena, empresa y consumidor", indicó Benac.

Desde la empresa hoy en día tienen proyectos y la idea de continuar con el crecimiento y poder llegar a otros países. "Tenemos una proyección, no es algo concreto, pero la idea es poder llevar a Luz Azul fuera de las fronteras de Argentina, estamos en conversaciones con Uruguay, Chile, vamos a ver si podemos hacer algo en Brasil", señaló la empresaria.

Además agregó que "no es un camino fácil ni que esté todo armado, pero nuestras ambiciones como empresarios es poder llevar nuestra marca, no se si los quesos, pero si el modelo de negocio que dio tanto resultado en Argentina". Luz Azul es más allá que una fábrica de quesos, son tiendas especializadas con pymes directo de fábrica. "Nosotros nucleamos más que Luz Azul, hay más de 50 pymes que nos entregan sus productos y los comercializamos directamente al público. Es un modelo de negocios donde nos unimos todas las pymes para llegar a un precio diferencial al consumidor final", concluyó la empresaria.  

Ultimas Noticias
Otras Noticias