122959

31.10.2018 | Información General Para concientizar sobre el glifosato

Alumnos de Geografía y Teatro se convirtieron en "fumigadores"

Con trajes de seguridad y máscaras protectoras, se instalaron en la zona de juegos para explicar que el herbicida más usado a nivel mundial también preocupa en Olavarría.

"¿Sabías que existe una denuncia por el uso de glifosato en el arroyo Tapalqué? ¿Sabías que el Municipio hizo una compra de 60 litros de este herbicida? Informate sobre el tema. El glifosato nos afecta a todos", decía el folleto que el sábado tomó por sorpresa a varios olavarrienses, a orillas del arroyo. Y justamente ése fue el objetivo de los estudiantes de Geografía del Instituto 22 y de Teatro del CEPEAC: llamar la atención, advertir y concientizar sobre el impacto que generan los agroquímicos en la salud y el ambiente. Pero además poner en valor el pedido de informes que la oposición presentó en septiembre sobre la probable fumigación de las barrancas del arroyo con glifosato y, a la vez, la compra de dicho producto por parte del Ejecutivo municipal.

"Se panfleteó y se charló con los vecinos sobre el uso de los herbicidas", contó a EL POPULAR Marcelo Latorre, docente del profesorado de Geografía que se dicta en el Instituto Superior de Formación Docente Nº 22 "Adolfo Alsina" y además concejal por el Frente Renovador.

"De a poco se van animando a crear concienciación entre los vecinos", elogió el profesor.

En realidad, los estudiantes de los dos profesorados realizaron una llamativa intervención en el Parque Mitre, con mamelucos especiales y máscaras de protección en busca de atraer miradas y llegar claramente con el mensaje.

"Es el herbicida más usado a nivel mundial, creado por la multinacional Monsanto bajo la marca Roundup. Y su utilización se ha incrementado significativamente a raíz del desarrollo de variedades de cultivos transgénicos. La Organización Mundial de la Salud nos advierte que el uso de este herbicida provoca diferentes enfermedades: cáncer, malformación fetal, Alzheimer, autismo, celiaquía, enfermedad renal crónica y Parkinson, entre otras", rezaba la folletería que entregaron a los usuarios del parque.

Es más, en el impreso se incluye la legislación local vigente a modo informativo: En nuestra ciudad rige la Ordenanza Nº 223/11 sobre Buenas Prácticas Ambientales en el uso de agroquímicos, que establece que no se puede fumigar con agroquímicos a menos de 100 metros de la planta urbana".

"A la gente le interesó"

Todo comenzó con un viaje a Buenos Aires, durante la visita al Museo Sitio de la Memoria ESMA, ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio de la última dictadura, por el que pasaron unas 5000 personas, la mayoría permanece desaparecida. Los alumnos de ambos profesorados, de Geografía y de Teatro, compartieron el recorrido y decidieron que podían idear acciones en común.

"La idea surgió cuando regresamos del viaje a Buenos Aires. Los chicos de Teatro nos contaron que, en el marco de una materia tenían que hacer una intervención y entonces nosotros le planteamos la idea acerca del glifosato y les interesó", contó Marcelo Latorre, desde el profesorado de Geografía.

A partir de esa experiencia en Buenos Aires "hicimos el contacto ahí mismo y el sábado se realizó la intervención" en el Parque Mitre, en el sector de los juegos. Llegaron en grupo, con trajes blancos especiales, que son los que sirven de protección a los trabajadores que manipulan agroquímicos, y se hicieron pasar por fumigadores.

"A la gente le interesó muchísimo, se acercaba a preguntarnos acerca de qué se trataba y sacaban fotos. Les interesó bastante y quedaron asombrados", reconoció el docente.

"Tanto los alumnos de Geografía como los de Biología tienen materias que ven en sus curriculas las problemáticas ambientales. Y con los chicos del CEPEAC, de Teatro, quedaron en común acuerdo de hacer la problemática del glifosato en la zona del arroyo", añadió.

En el caso del profesorado de Geografía "tienen una materia que dicta Marcelo Sarlingo en tercer año y conmigo está el espacio de la práctica, en cuarto año, además de Geografía Mundial, en la que se ven las problemáticas ambientales. Los de 4 año de Biología están con mayor conocimiento porque tienen materia que se llama Ecología y Medio Ambiente y tocamos durante todo el año distintas corrientes de pensamiento sobre tema ambiental", explicó Latorre.

En esta oportunidad, "entusiasmaron a los chicos de Teatro, consiguieron los atuendos apropiados y planfletearon. Una cosa sencilla pero es un comenzar para empezar a concientizar a los vecinos de Olavarría sobre el uso del glifosato y sobre todo el tema de herbicidas, que lo aplican muy cerca de jardines de infantes o en la zona del cementerio. Hemos visto que hay carteles de la Salud de Olavarría y abajo se ve que hay glifosato".

El docente y concejal alertó sobre "el peligro de aplicarlo en lugares tan céntricos y en espacios de agua, sobre todo en el arroyo Tapalqué, lo que ocurrió con las barrancas o bien en el tema de lagunas o canales".

Uno de los estudiantes de Teatro comentó que buscaban "armar una intervención, en el marco de una materia y no sabiamos qué hacer puntualmente" y de ese intercambio se llegó a "la pauta de hacerlo sobre el glifosato y la denuncia (en el HCD) y surgió algo muy copado".

El joven reconoció que "había gente en el arroyo que no sabía ni siquiera qué era glifosato. Con los folletos que repartimos se generó algo muy bueno porque explicamos qué es el glifosato".

Pedido sin respuesta

En la sesión del 27 de septiembre, la concejal eseverrista Margarita Arregui presentó un pedido de informes al Derpartamento Ejecutivo sobre las razones por las cuales compró 60 litros de glifosato y qué hizo con ese producto. La edil opositora ya había hecho otra presentación en la sesión anterior, que no fue respondida, sobre sobre la coloración que presentaba un tramo de las barrancas del arroyo, ya que eso podía indicar el uso de algún tipo de herbicida.

Al enterarse de que el Municipio había comprado 60 litros de glifosato el tema se tornó más preocupante. Margarita Arregui recordó que el HCD aprobó una ordenanza donde se fija a qué distancia del casco urbano o de escuelas puede utilizarse ese herbicida.

También planteó la conveniencia de consultar en el Juzgado de Faltas si labraron actas de infracción por el uso de glifosato en sitios no permitidos, mencionando como posibilidad a los funcionarios Julio Ferraro, secretario de Mantenimiento y Obras Públicas y a Pablo Ruiz Díaz, director de Parques y Paseos, además del intendente Ezequiel Galli.

Hasta el momento, y a un mes del último planteo, el Ejecutivo municipal no respondió sobre ninguna de las dos presentaciones.