125986

12.01 

Más de 30.000 hectáreas afectadas por los temporales de viento y granizo

Los eventos del 29 de diciembre y el 1 de enero afectaron varios partidos del sudeste y el sudoeste provincial. Los daños más importantes se dieron en lotes de trigo que todavía no se habían cosechado, pero también fueron castigados cultivos de gruesa. 

El mejor resumen de lo que pasó con los temporales que se registraron el 29 de diciembre y el 1 de enero en un sector del sur bonaerense lo hizo Gonzalo Arocena en su cuenta de Twitter: "Según un vasco, si el trigo está bueno, tirás la gorra y no se cae", publicó el 30 de diciembre. "Mañana cosechamos", agregó para acompañar la foto de un trigo que pintaba excelente y que sostenía una boina.

Pero lamentablemente no hizo falta que la cosechadora hiciera su trabajo. "El trigo que sostenía esta boina fue arrasado hace unas horas por una cortina de granizo. No quedó nada. Cosecha inconclusa y enorme tristeza. A juntar fuerzas y seguir para adelante. Esto también es el campo", escribió Arocena a las 23.05 del primer día de 2019. La foto ahora daba lástima, el trigo estaba trillado, pero no por la máquina sino por las piedras heladas que acompañaron la tremenda tormenta que sacudió al sudoeste de Buenos Aires primero, y al sudeste después.

Arocena es productor en la zona de Coronel Suárez y es licenciado en Comunicación: entre otras cosas, fue el jefe de prensa de la Secretaría de Agroindustria (en ese entonces, ministerio), durante la gestión de Ricardo Buryaile. Y sus dos tuits generaron una amplia repercusión, y explican muy bien lo ocurrido con el clima.

A los productores suarenses la piedra les pegó por duplicado. Porque ese distrito se vio afectado por los dos fenómenos climáticos que hicieron temblar la despedida de 2018, con el temporal del 29; y el arranque de 2019, con el del 1 de enero.

Si bien es difícil estimar el área total afectada por ambos temporales, porque al margen de las denuncias realizadas los peritos tienen mucho camino por recorrer, y porque debido a la magnitud de lo sucedido todavía se están procesando los datos, de mínima se calcula que son alrededor de 30.000 las hectáreas que sufrieron daños.

"Tenemos denuncias de las dos fechas, los distritos afectados principalmente en el caso de nuestra compañía, fueron Puan, Coronel Dorrego, Coronel Suárez, Coronel Pringles y Tres Arroyos. En total estamos superando las 7.000 hectáreas afectadas", explicó Fabián Cosentino, jefe de Siniestros de la Mercantil Andina.

"El granizo afectó fundamentalmente a los lotes de fina que todavía estaban en pie -en su mayoría trigo, aunque algo de cebada había también-, y en menor medida a cultivos de gruesa", agregó.

Pese a su experiencia en la materia, Cosentino admitió que "es raro ver una granizada tan intensa y con tanta área afectada. Porque son varios los partidos alcanzados", completó. Mientras que respecto al grado de afectación manifestó que aún no contaba con información.

"Nuestros peritos están trabajando en los campos y no tenemos siquiera una información preliminar", se excusó.

En tanto, Horacio Espeluse, referente de La Segunda en Tres Arroyos y su zona de influencia, contó que entre las dos tormentas se acumularon 137 denuncias de productores, "principalmente concentradas en Tres Arroyos, algunas hacia Coronel Dorrego y otras hacia Necochea". El gran porcentaje de esas denuncias refieren a cultivos de fina.

"Ya tenemos un equipo de seis tasadores trabajando, porque la intención es solucionar el tema lo antes posible para liberar el lotes y que el productor pueda sembrar una soja de segunda", dijo.

Escenario variado

Un escenario variado presentó el ingeniero agrónomo Alejandro Terwissen, jefe de Siniestros de La Dulce Cooperativa de Seguros. "En total entre los dos eventos, que afectaron a distintas zonas, tenemos alrededor de 10.000 hectáreas afectadas", explicó.

La tormenta del 29 afectó asociados de Coronel Suárez y de Coronel Pringles y también un sector de Coronel Dorrego. "Sólo de Coronel Suárez entraron más de 100 denuncias, y en cuanto a afectación hubo de todo: algunos lotes con poco daño y otro con el 100%". Pero aclaró que no hubo doble siniestro en Suárez: "La primera granizada fue hacia el noroeste y la segunda hacia el sur y sudeste".

En lo que fue el temporal del 1 de enero, Terwissen comentó que lo más afectado fue el casco urbano de Tres Arroyos y los alrededores. "Por eso no tenemos muchas denuncias de productores ni muchas hectáreas afectadas", indicó. De hecho, el área con daño no llega a las 1.500 hectáreas. Claro que sí estuvo muy concentrado el evento y provocó un muy alto grado de afectación.

El mismo análisis corre para el distrito de San Cayetano, lindero de Tres Arroyos hacia el lado de la costa. "En la localidad de Ochandio el granizo pegó fuerte y afectó alrededor de 1.300 hectáreas, gran parte con daños importantes", contó Terwissen.

En el caso de Ochandio se vieron afectados varios lotes de gruesa. "Hubo sojas que ya se resembraron y girasoles diferidos, esto es que se va a dejar evolucionar el cultivo y una vez cosechado se evaluará el grado de afectación", indicó.

Mientras que Camila Bruel, gerenta de la Asociación Mutual Dan, comentó que "se registraron daños de alta intensidad en una zona de Coronel Dorrego, en las cercanías del casco urbano de Tres Arroyos y en la zona de El Triángulo".

Trigos y girasoles son los cultivos afectados, aunque el área afectada recién lo podrá informar en algunos días, cuando terminen de procesar las denuncias.

"Estos eventos son los que sirven para tomar conciencia aseguradora. En agro algunos aseguran el capital invertido y otros lo que esperan cosechar. El costo es muy bajo hoy, la tasa no es alta comparado a años atrás, y la inversión, con esta inflación puede ser que se vea muy perjudicada. Patrimonialmente, sobre todo en agro, hay mucho dinero en juego como para dejarlo al descubierto de un evento climático", expresó el ingeniero Andrés Quantín, gerente general de la Mercantil Andina.