126235

19.01 En la Plata

Los agrónomos bonaerenses realizaron la asamblea constitutiva de su Colegio

La convocatoria es hoy sábado en la sede de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata. El Ciafba, luego de otros pasos legales, estará en condiciones de comenzar a funcionar antes de que termine el verano.

Se llevará a cabo hoy sábado la asamblea extraordinaria constitutiva del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de Buenos Aires (Ciafba). De modo que, si no surge ningún contratiempo -que esta historia los ha tenido y muchos-, antes de que termine el verano, los agrónomos ya tendrán la posibilidad de matricularse en su propio Colegio.

Todo empezó a cristalizarse en el inicio de diciembre, cuando se nombró oficialmente la comisión especial, integrada por un representante de cada una de las cuatro regiones que tendrá el Ciafba, un representante del Departamento de Ingeniería Agronómica del actual Colegio de Ingenieros provincial y un funcionario del Ministerio de Justicia. "Esa comisión fue la que le puso fecha a la asamblea constitutiva, que tiene como objetivo la aprobación del Reglamento Interno y del Código de Ética", explicó el ingeniero Fidel Cortese, uno de los impulsores del colegio.

La asamblea se realizará, a partir de las 8 con las acreditaciones, en la sede de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata, en calles 60 y 199. Para las 11 está previsto el inicio de la cita, de que podrán participar -con derecho a voz y voto, de acuerdo con lo establecido por el artículo 29 de la Ley 15.030, todos los profesionales que posean títulos de las ciencias agropecuarias y forestales que residan en la provincia de Buenos Aires.

Durante la asamblea también se determinarán los lugares y las fechas para las cuatro primeras asambleas regionales, en otros tantos distritos: Norte, Sudeste, Centro y Sur.

También se determinará el lugar y la fecha de la primera asamblea anual ordinaria provincial, donde se constituirá el primer consejo directivo provincial y el Tribunal de Disciplina correspondiente. Estos plazos no serán mayores al mes que viene.

Si bien es cierto que restan cumplimentarse estas instancias, el colegio ya viene trabajando desde hace varios meses como para una vez finalizadas las cuestiones legales y de forma, poder empezar a funcionar a pleno. Ya está establecido que el presidente será el ingeniero Edgardo Herrera, de Pergamino e integrante de la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Norte de la Provincia de Buenos Aires (Aianba); y también están definidas las autoridades de los cuatro distritos en los que se dividirá el Colegio: Norte, Centro, Sudeste y Sur.

De hecho, el tresarroyense Cortese será quien presida la Región Sur, que tendrá su sede en Bahía Blanca (el lugar físico será la Bolsa de Cereales local). La Región Norte tendrá su bunker en la sede de la Aianba, en Pergamino; la Sudeste en el Colegio de Veterinarios de Tandil; mientras que la Región Centro funcionará en La Plata, en el mismo edificio que se alquile para albergar a la sede central del Colegio.

Todo a favor

La creación del Colegio lo que busca es potenciar la ingeniería agronómica en la provincia. "Entendemos que será clave para jerarquizar y defender una profesión que consideramos muy desvalorizada", explicó Cortese.

Y agregó: "Será útil para generar más y mejores fuentes laborales para nuestros colegas, es sabido que de las universidades siguen egresando nuevos ingenieros agrónomos y forestales, muchos de los cuales enfrentan una realidad laboral difícil".

También, los agrónomos entienden que el Colegio los ayudará en la inserción en las comunidades. "Nos permitirá interactuar más y mejor con las comunidades donde vivimos y ejercemos nuestra labor profesional, por ejemplo en lo referente a la regulación de Ordenanzas Municipales vinculadas a aplicaciones de fitosanitarios en zonas periurbanas", analizó Fidel.

Además, el ingeniero explicó que están convencidos que "tener nuestro Colegio hará elevar significativamente el nivel de matriculación, no por obligación coercitiva sino por conveniencia profesional.

Ya que los colegas que apoyamos esta iniciativa deseamos trabajar dentro del marco regulatorio que las leyes nos imponen y porque la matrícula será exigible para la realización de tareas profesionales de gran importancia en lo ambiental y en lo productivo", concluyó.

"Esta ley fue producto de un equipo empujando con firmes convicciones y apoyado por casi todos los colegas de la provincia. Ahora viene el trabajo fuerte para darle vida a nuestro Colegio", dijo con satisfacción Cortese.

Se estima que hay alrededor de 15.000 agrónomos bonaerenses que ahora podrán matricularse en su propio organismo de representación. "Seguramente habrá una enorme matriculación gracias al espíritu que se logró generar a través de la Raiaba a lo ancho y largo de la provincia", comentó el agrónomo Horacio "Peco" Repetto.

"Se le imprimirá un fuerte carácter federal y representativo a la estructura organizacional del nuevo Colegio: el trabajo de los colegas en los Centros, Asociaciones y Círculos de Ingenieros Agrónomos a nivel de cada distrito provincial, será la base de las acciones del nuevo cuerpo", agregó Cortese.

"La intención es formar una estructura ágil que resultará eficiente, con bajos costos, sin personalismos, con alta participación y rotación de autoridades. Se trabajará bajo el esquema de 'redes', algo que los ingenieros agrónomos sabemos utilizar muy bien", finalizó.

Fechas legislativas

El proyecto de colegiación fue elaborado por el escribano y legislador provincial massista de Saladillo, Ricardo Lissalde, a partir de un pedido de los integrantes de la Raiaba. La norma fue aprobada por la Cámara de Diputados bonaerense el 21 de diciembre de 2016. El 15 de febrero de 2017 ingresó al Senado provincial para obtener dictamen de la Comisión de Legislación General el 16 de mayo.

Fue aprobado el 14 de diciembre por el Senado con modificaciones y el 21 pasó nuevamente a la Cámara de Diputados. Finalmente logró la aprobación definitiva el 26 de abril pasado.

"Es necesario reglamentar y transparentar el ejercicio de esta profesión, por eso era imperioso sancionar esta ley y que los profesionales de la Ingeniería Agronómica y Forestal puedan independizarse en busca de jerarquizar su actividad", aseguró el diputado Lissalde.

"Creando este Colegio estamos brindando una nueva herramienta al Poder Ejecutivo, ya que se podrá trabajar en una materia pendiente dentro de la provincia en lo que respecta al estudio del uso del suelo y el uso de los recursos naturales. Asimismo podremos pensar en la implementación seria y responsable para una futura Ley de Agroquímicos y trabajar todas aquellas cuestiones que ayuden a preservar nuestro medio ambiente", concluyó el diputado del Frente Renovador.