126731

02.02 CAMPO PRODUCTIVO// Etchevere y las inundaciones:

"La situación es difícil desde lo productivo y desde lo humano"

El secretario de Agroindustria recorrió áreas afectadas por excesos hídricos en cuatro provincias. Ratificó ayuda del Gobierno.

El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, reconoció a productores afectados por las inundaciones que "la situación es difícil desde lo productivo y desde lo humano" y aseguró que el Gobierno acompañará con "celeridad" a los damnificados "poniendo a disposición las herramientas que establece la ley de emergencias y medidas extraordinarias". El funcionario nacional realizó estas declaraciones al recorrer el 25 de enero las áreas afectadas por las inundaciones en Santa Fe, Chaco y Corrientes donde se reunió con autoridades provinciales y productores.

La comitiva de funcionarios nacionales y provinciales recorrió las zonas de Villa Minetti, en Santa Fe; Coronel Du Graty en Chaco y Goya en Corrientes.

"La decisión política del Gobierno es atender a todos los productores afectados por este evento climático. El camino es venir con los deberes hechos. Sabemos que la situación es difícil desde lo productivo y desde lo humano y nuestro compromiso es acompañar con celeridad poniendo a disposición las herramientas que establece la ley de emergencias y medidas extraordinarias", explicó Etchevehere, quien estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago del Solar, y el subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi.

Asimismo, el secretario de Agroindustria afirmó que "el compromiso del Gobierno nacional es seguir trabajando en el corto y mediano plazo. Nosotros vamos a seguir firme junto a los productores y las provincias, trabajando juntos y de manera mancomunada. Vinimos con soluciones y respuestas".

Sobrevuelo

Tanto en Santa Fe, como en Chaco y Corrientes, Etchevehere, junto a funcionarios nacionales, provinciales y municipales, sobrevolaron las zonas inundadas y se reunieron con productores de Villa Minetti, Villa Ángela, Coronel Du Graty y Goya.

Antes, se había reunido la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios (Cneyda) donde se trataron los decretos de las provincias de Santa Fe, Chaco, Corrientes y Santiago del Estero. En el encuentro se acordó homologar las declaraciones de emergencia de las cuatro provincias.

También se acordó como medida extraordinaria la presentación de una línea de crédito a 5 años con 2 de bonificación del 50% de subsidio por parte de Agroindustria a la tasa vigente al momento de su solicitud. Por otro lado, le instruyó a la Dirección de Control Comercial Agropecuario tomar en consideración la situación de emergencia con relación a la autorización de faena de hacienda liviana mientras permanezca la contingencia climática.

Durante las recorridas estuvieron presentes los ministros de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani; Marcelo Repetto, de Chaco; y Jorge Vara, de Corrientes; y funcionarios municipales.

"Fondos de emergencia"

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, ponderó la celeridad por parte del gobierno nacional en la declaración de la emergencia agropecuaria en las provincias afectadas por las inundaciones, aunque consideró que los fondos de la misma tendrían que ascender a 5.000 millones de pesos.

"La emergencia se ha declarado en tiempo récord y tiene sus alcances iniciales impositivamente, pero hay que darle una dotación presupuestaria pertinente y que sirva. Debería tener un fondo de 5.000 millones de pesos en vez de 500 millones, para que tenga un alcance más efectivo", indicó Achetoni en diálogo con radio Continental.

Achetoni comentó que en la reunión que tuvieron con autoridades del gobierno nacional hubo una "coincidencia" entre la Sociedad Rural Argentina y la entidad que él representa para reclamar un aumento en el monto que contempla la Ley de Emergencia para que pase de 500 millones a 5.000 millones de pesos "para que tenga contundencia y efectividad, teniendo en cuenta las inclemencias que se están dando".

"En tres años no haber movido el fondo de emergencia habla de que se acostumbraron de sacar del campo y no ponerle al campo. Este es un sector que da muchísimo y reinvierte", remarcó Achetoni.

Pérdidas

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) afirmó que la persistencia de las lluvias en el norte del país que provocaron inundaciones en varias regiones contabilizaba hasta fin de enero pérdidas por USD 2.300 millones en los cultivos de soja, maíz y girasol, aunque también afecta al arroz y al algodón.

"El impacto sobre la agricultura es de aristas múltiples en el Norte, ya que golpeó al girasol en pie con pérdida total de lotes, y lo poco que se pueda cosechar tendrá que enfrentar los descuentos por calidad (manchado y humedad), caso similar a lo que pasará en la soja", indicó CRA a través de un comunicado.

La entidad indicó que "para la soja como para el maíz se suma el adicional de la imposibilidad de completar los planteos de la rotación típica del Norte de segunda y tercera, con una ventana de siembra ya cerrada, para el Sur, y con lotes en su mayoría ya jugados, por anegamientos prolongados y sin posibilidades de siembra en esta campaña".

"Solo por estos tres cultivos: soja, maíz y girasol entre pérdidas de volumen cosechado, áreas fuera de campaña por anegamientos, cierre de ventanas de siembra, y el esperable efecto por descuentos de calidad a la hora de la comercialización; se estiman perdidas por USD 2.300 millones para este ciclo", afirmó CRA.

Subrayó que "estos cultivos no son los únicos", y puntualizó que "los tradicionales como el algodón y el arroz también suman a la hora de contabilizar las pérdidas".

"No sólo estas inundaciones afectan al productor agropecuario. Afecta a todos los pueblos y ciudades de la región afectada. Está en peligro la cadena de pagos y la supervivencia de los pueblos del interior", concluyó CRA.