126972

09.02 

La cosecha de soja, maíz y girasol superaría los 100 millones de toneladas

Según estimaciones de la BCBA, el maíz tendría 2 millones de toneladas más, lo que llevará las cifras a valores récord. 

Los buenos números del maíz se deben a que los lotes tempranos del centro del país continúan llenando granos bajo muy buenas condiciones.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) incrementó la estimación de producción de maíz en dos millones de toneladas hasta los 45 millones, que sumadas a los 53 millones de toneladas que se prevén para la soja y los cuatro millones para el girasol, arrojarían una cosecha gruesa récord por encima de los 100 millones de toneladas.

Con el potencial mejor resultado de maíz en la historia, que de concretarse superaría a los casi 40 millones de toneladas obtenidas en la campaña 2016/17, y con la finalización de la siembra de soja con 17,7 millones de hectáreas con producción estimada en 53 millones de toneladas, desde la entidad proyectaron que, en conjunto con el girasol, dichos granos "aportarían un récord superior a los 100 millones".

El incremento de la estimación de la BCBA en la producción de maíz de dos millones de toneladas respecto de la proyección realizada la semana pasada fue producto de que "los lotes tempranos del centro del país continúan llenando granos bajo muy buenas condiciones por lo cual la expectativa de rinde se encuentra por sobre el promedio de las últimas campañas".

Según la entidad, el maíz en condiciones buenas a excelentes supera el 60% del total implantada; en condiciones normales hay un 33,8%; y de regular a mala solo el 5,8%. Asimismo, la siembra de dicho cultivo entró en su etapa final con el 96,8% de los 5,8 millones de hectáreas ya cubiertas, señaló la entidad.

Fin de siembra Por su parte, la siembra de soja llegó a su fi n con 17,7 millones de hectáreas implantadas que arrojarían una producción total de 53 millones de toneladas, a pesar de que por problemas de excesos hídricos la superficie a implantar se haya recortado en 200.000 hectáreas.

Según el relevamiento, solo el sur bonaerense y San Luis no presentaban al finalizar la semana lotes en condición de excesos hídricos. "El resto de la región agrícola informó en mayor o menor medida la presencia de ambientes saturados como consecuencia de las abundantes lluvias acumuladas durante enero", destacaron desde la Bolsa porteña.

Pese a este fenómeno, el potencial de rinde del cultivo "se mantiene por encima a la media histórica en gran parte de la región agrícola", lo que les permitió mantener la estimación de producción publicada en septiembre.

Por último, la cosecha de girasol cubrió el 32,2% de los 1,87 millones de hectáreas aptas al registrar progresos en los núcleos productivos del NEA y Centro-Norte de Santa Fe.

"A medida que las cosechadoras avanzan en ambas regiones, el rinde promedio nacional continúa descendiendo debido al impacto negativo de los excesos de humedad en lotes que se encuentran en condición de cosecha", indicó la BCBA.

Sin embargo, sobre los núcleos productivos del sur bonaerense el potencial de rinde se mantuvo por encima a sus promedios históricos, por lo que la entidad mantuvo la estimación de producción en 3,9 millones de toneladas.