127539

26.02 | Policiales 

Detienen por falso testimonio al empresario paraguayo que acompañó a Jaitt al salón donde murió

El empresario paraguayo que llevó a Natacha Jaitt al salón de fiestas donde murió, quedó detenido por falso testimonio al ampliar su declaración como testigo ante los fiscales, informaron hoy fuentes judiciales.  

Se trata de Jesús Velaztiqui Duarte (49), quien el lunes por la tarde declaró nuevamente ante dos de los fiscales de la causa, Sebastián Fitipaldi y Diego Callegari, que decidieron detenerlo al advertir que incurrió en varias contradicciones, apuntaron.

"Mintió en cuanto refirió que no sabia nada del celular de Natacha y verdaderamente lo había sacado él de la mochila y lo había llevado a su auto", dijo a Télam uno de los investigadores.

La misma fuente explicó qué Velaztiqui Duarte "también dijo en su primera declaración que el cuerpo estaba boca arriba y ahora dijo boca abajo".

La fuente comentó que el empresario además dijo que "no manipuló nada en la habitación y de las imágenes se observa cómo se lleva una prenda que puede ser con lo que envolvió el celular".

Velaztiqui Duarte será indagado por Fitipaldi y Callegari en el transcurso de esta mañana en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Tigre, ubicada en la calle Entre Ríos 559 de General Pacheco, que es donde ayer amplió sus dichos y quedó detenido.

Además del empresario paraguayo que se autodefinió en la causa como representante de Jaitt, ayer también fueron convocados a esa fiscalía el dueño del salón Xanadú, Gonzalo Rigoni (45) y el su amigo y vecino Gustavo Andrés Bartolín, alias "Voltio" (44).

"A ellos sólo se les hizo un exhaustivo examen médico para ver si alguno, entre otras cosas, no tenía alguna lesión que indicara lucha o defensa de la víctima", explicó a Télam una de las fuentes.

Este lunes, los fiscales a cargo de la causa por "averiguación de causal de muerte" de Jaitt, analizaron imágenes de las 12 cámaras de seguridad del salón Xanadú de la localidad bonaerense de Benavídez, donde la modelo fue hallada muerta en la madrugada del sábado.

Las imágenes fueron revisadas para contrastarlas con las declaraciones de los cinco testigos de lo ocurrido, mientras que el abogado de la familia Jaitt reiteró que la muerte de la modelo pudo haber sido producto de un "homicidio o algún otro delito".