128241

17.03 

Hermetal incorpora aberturas de PVC de sello alemán y certifica con normas ISO

En esta Expo Vivienda Hermetal S.A. está presentando la nueva línea que representa Veka, de origen alemán. Se trata de aberturas de PVC que se suman a sus tradicionales productos de aluminio. Además, la firma acaba de renovar la certificación de normas ISO.

"Estamos en el mercado industrial desde hace 50 años; arrancamos con aberturas en general, luego incursionamos en aberturas de aluminio y en la última etapa, sumamos las de PVC, que son las que estamos presentando aquí, en la Expo". El que habla es Guillermo Scolaro, el gerente de Hermetal S.A., una empresa netamente olavarriense considerada modelo en el ramo.

No es por casualidad que en el año 2000, cuando obtuvo su certificado bajo normas ISO, la firma local fuera la primera carpintería del país en obtenerla. Ahora y en enero pasado, acaba de renovar esa certificación con las normas del año 2015, un dato para nada menor.

Pero pasemos a los productos que se promocionan desde el stand de la firma. "Representamos exclusivamente a la línea de PVC Veka, una empresa de origen alemán", con lo que todos los materiales y accesorios que integrarán el producto final se importan. "Importamos la perfilería, esto es barras de perfiles de 6 metros y medio 50, que fraccionamos para fabricar en nuestra planta, respondiendo a los pedidos previos. Normalmente se trata de obras particulares, y reproducimos lo que el profesional diseñe o el propietario nos pida. Aunque hay algunas limitaciones, porque las perfilerías son determinadas, trabajamos todo a medida", describió Scolaro, refiriéndose a la carpintería en general, hecha de ventanas, puertas o portones.

Se trata de perfiles íntegramente térmicos, que contribuyen al ahorro energético, mejoran la ambientación térmica de los espacios y funcionan como aislantes sonoros. "A diferencia de los otros materiales, en este caso no se moja porque no ´transpira´ y vienen con doble vidriado hermético, esto es dos vidrios con una cámara de aire intermedia que en nuestro caso particular, se rellena con gas argón, mejorando todavía más una prestación que ya de por sí es alta, con detalles que una línea de aluminio no los tiene. Entonces, es una inversión que a la vez constituye un ahorro posterior".

Hace no tanto tiempo atrás, las aberturas de PVC resultaban muy costosas. Hoy, sin embargo, "bajaron los costos y como el producto es muy bueno, el precio acompaña", explicó Scolaro, comparando que un producto de este material es comparable, numéricamente hablando, a uno de aluminio de mediana o alta prestación".

Para hacer realidad esta producción, Hermetal S.A. instaló su fábrica de aberturas de PVC con tecnología italiana, que ocupó dos contenedores para el traslado y requirió una inversión inicial de 200 mil euros. Así, la empresa fundada por Arturo Minvielle varias décadas atrás decidió apostar al futuro a despecho de las acechanzas de la época. "No hay una fábrica similar en el país; nosotros importamos la fábrica completa (se refiere a la maquinaria que incluye un sistema íntegramente computarizado, con robótica incluida) y durante dos semanas tuvimos técnicos que se ocuparon de montarla y de capacitar a nuestro personal". Con este sistema automizado, la firma está en condicionar de quintuplicar su producción. Por ejemplo, en el transcurso de un turno de trabajo de 8 horas puede "sacar" 50 ventanas, cuando normalmente, con un sistema tradicional, en ese mismo lapso se producirían 10 aberturas de ese tipo como máximo.

Respecto de esta decisión empresarial, Scolaro explicó que la sobreabundancia de oferta en el mercado de las líneas "económicas" de aluminio los impulsó a abrirse a nuevas posibilidades. "Abandonamos ese nicho -admitió Scolaro- y nos mudamos al PVC", pero no por eso perdieron una trayectoria y una conducta comercial que los ubica como pioneros en el mercado del aluminio.

La empresa Hermetal fue fundada por Arturo Minvielle, quien hace pocos años fue galardonado con el premio Pionero entre los industriales. Scolaro y Minvielle se conocieron "por un amigo en común, a través de Rotary" y el joven analista de sistemas comenzó a realizar algunas pequeñas tareas específicas, las que se fueron ampliando hasta que un día se quedó directamente en la empresa que ahora gerencia.

Actualmente, el emprendimiento emplea a treinta personas que se desenvuelven en un espacio que creció de los 400 m2 iniciales a los 3000 de hoy. Una de las características singulares de esta firma es que a pesar de que atravesó unas cuantas crisis económicas a través de su historia "nunca se desprendió de ningún empleado" y siguió con esa conducta aún en tiempos en los que se trabaja al 30% de la capacidad instalada, siempre apostando a la calidad y al futuro.