128661

27.03 | Policiales 

Un nene de 11 años sufrió graves heridas al ser mordido por un Pitbull en Tandil

Un perro de la casa de en frente se soltó y lo atacó. El niño tuvo una lesión de consideración en su pierna pero evoluciona favorablemente y en las próximas horas tendría el alta. Bromatología tiene al perro en observación.

El hecho sucedió en el barrio La Movediza el sábado y el niño de 11 años se encuentra internado en el Hospital de Niños "Doctor Debilio Blanco Villegas" donde se recupera de las graves heridas que sufrió.

El ataque ocurrió cuando Juan Pablo Miño, de 11 años, salió de su casa, situada en Los Tulipanes al 2200, y repentinamente apareció el perro, que se había escapado de una vivienda ubicada en frente.

El can lo mordió en la pierna, provocándole lesiones de consideración pero gracias a la rápida asistencia médica evoluciona favorablemente y no corre riesgo su vida.

Su hermano, David Gini, contó que "mi hermanito salió de casa, iba caminando por la calle seguramente para ir a jugar a la pelota porque siempre va a una canchita que esta acá cerca y justo se había desatado un perro de la casa de en frente que siempre está atado pero justo se desató y lo mordió".

"Yo creo que él se asustó y le tiro una patada, y salió el dueño porque escuchó los gritos pero ni se había dado cuenta de que se le había escapado el perro. Salió más gente de sus casas y vino la policía. Se armó mucho lío, por lo que me contaron una policía le quería disparar al perro. Yo justo me había ido", explicó.

Y afirmó que no es común que el perro esté suelto y que nunca lo había visto desatado. "Lo tienen atado atrás por si se meten en el terreno de ellos", señaló.

Además, indicó que "por lo que me contaron pasó el sodero por al lado del perro y no le hizo nada. Pero mi hermanito seguro se asustó y quiso correr y el perro se le acerco, él le tiro una patada y lo mordió. Lo bueno es que no lo siguió mordiendo porque esos perros son de morder mucho y no soltar". Por último, contó que su hermano está mucho mejor y que le están por dar el alta.

La intervención de Bromatología

Por su lado, el responsable del área de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, explicó que "al principio actuamos de oficio porque la denuncia no llego a la Dirección de Bromatología. Fue un comunicado a través del 103 que es el teléfono de Defensa Civil".

"Por lo que averiguamos es un perro que nunca está suelto en la vía pública y el vecino nos contó que se escapó por la tranquera que había quedado abierta y ahí es donde atacó a este chiquito y le produjo lesiones por demás graves en la pierna", afirmó.

En tanto, detalló que levantaron al perro "para asegurarnos que no vuelva a estar en la vía pública durante el período de observación antirrábica, que se hace durante 10 días observando al animal para ver el comportamiento que tiene".

"También intervenimos con las infracciones correspondientes por tener un perro potencialmente peligroso, por no cumplir la ordenanza 9740, por dejar el perro suelto en la vía pública, etcétera. Estuvimos dialogando con el dueño para que pueda de alguna manera realizar las intervenciones necesarias en su domicilio para que no vuelva a suceder que el perro quede suelto en la vía pública", afirmó.

Y agregó que "uno desea que esto no suceda nunca porque la marca que le deja al chiquito no es sólo física sino también psíquica".

"Lamentablemente hay muchos vecinos que deciden tener estos perros, que yo en parte los entiendo porque los vecinos del barrio dicen que los tienen porque es una medida de seguridad pero el riesgo potencial es que puedan producir este tipo de lesiones", indicó.

Antes de restituirle el perro al dueño van a constatar que el perro no tenga posibilidad alguna de acceder a la vía pública.

La recuperación


Por su lado, la  jefa de internación del Hospital de Niños "Doctor Debilio Blanco Villegas" explicó que el pequeño se encuentra internado en una sala común y que está próximo a obtener el alta porque evolucionó favorablemente.

Indicó que se encuentra en "muy buen estado general. Estamos esperando que lo evalúe el traumatólogo, pero está evolucionando muy bien, sin fiebre, con antibióticos y controlando al animal el área de bromatología para definir si se lo va a vacunar con la antirrábica al niño".

"Son lesiones de consideración pero no pusieron en riesgo su vida. Es una lesión grande en la pierna pero nunca estuvo en riesgo la vitalidad del miembro ni la vida del niño, de hecho los papás vinieron enseguida, también vino el dueño del animal, inmediatamente se intervino. El niño está muy bien sin dolor y no tuvo ninguna complicación", puntualizó.