129764

22.04 | Información General 

Preocupación de vecinos de un barrio que fue transformado en zona industrial

Solicitan a las autoridades que "tomen todas las medidas que sean necesarias para volver a traer tranquilidad". La zona está ubicada entre la ruta nacional 226 y las calles Perito Moreno, La Rioja y 118.

Mientras pasan los días sin una respuesta a su reclamo de revertir la zonificación urbana que trasforma su barrio en zona industrial, vecinos del sector delimitado por la ruta nacional 226, y las calles Perito Moreno, La Rioja y 118 manifestaron encontrarse "profundamente preocupados por los daños ocurridos en la obra en construcción de dos galpones en las calles Pellegrini y 114".

Con evidente asombro por la situación, señalaron mediante un comunicado que "éste es un barrio tranquilo y nunca pasó algo así. El jueves vimos que habían tirado un paredón y rápidamente nos alertamos entre todos en un grupo de WhatsApp que tenemos, pero nadie había visto nada".

Pese a reconocer que se trató de "daños menores, esto no debe pasar y le pedimos a las autoridades que tomen todas las medidas que sean necesarias para volver a traer tranquilidad al barrio".

En relación con el fondo del conflicto, adelantaron que "nosotros queremos que la obra se detenga por las vías legales. Por eso le pedimos al subsecretario Luciano Blanco que suspenda la obra, ya que se basa en una ordenanza que no está convalidada y, porque al momento de legislar, se olvidaron que dejaron un sector de casasquintas, similar al Parque Arano, en medio de una zona industrial". Pese a la reiteración de la demanda por distintas vías, "hasta ahora no tuvimos respuesta a este pedido, y vamos a seguir luchando por nuestros derechos por todas las vías legales", anticiparon.

Por último, consideraron que "para agravar la situación, la obra empezó a construirse en forma totalmente clandestina a principios de enero; nosotros la denunciamos al Municipio en febrero; a principios de marzo hicimos otro reclamo al Intendente y a la Defensoría del Pueblo; y los primeros días de abril le reclamamos el cese directamente a la empresa, quien nos contestó el 9 de abril que tenía 'todo en orden' ".

La nota completa en la edición impresa de diario El Popular