129955

27.04 

Agroindustria estimó para la campaña 2018/2019 una cosecha récord de 145 millones de toneladas

Esta cifra representaría, en ingreso de divisas, unos 28.100 millones de dólares, y es 33% superior a lo obtenido en el ciclo previo.

La Secretaría de Agroindustria de la Nación estimó que la campaña agrícola 2018/2019 finalizará con una producción récord de 145 millones de toneladas, lo que representaría un ingreso de divisas de 28.100 millones de dólares.

De concretarse tal estimación, el incremento respecto a la campaña 2017/2018, que fue afectada por una fuerte sequía, será del 33%, mientras que los ingresos tendrán un aumento de USD 5.100 millones.

El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, aseguró en conferencia de prensa que "todo el mérito de este número se lo llevan principalmente los productores pero también toda la cadena agrícola argentina".

"Los productores perdieron alrededor de 9.000 millones de dólares por la sequía en la campaña pasada, pero no obstante eso, a los pocos meses volvieron a invertir USD 12.000 millones para que se obtuviesen los números de trigo y los de maíz y soja" que hoy se observan, agregó el funcionario nacional.

Según los números informados durante la presentación de las cifras oficiales, la producción de soja fue estimada en 55,9 millones de toneladas, un 47,9% superior a lo obtenido durante el ciclo pasado y un 3% por encima de lo proyectado por Agroindustria en su primera estimación.

Por su parte, las estimaciones oficiales prevén una cosecha de maíz de 55 millones de toneladas, que, de concretarse, significaría un incremento de 26,5% respecto al ciclo 2017/2018 y de un 10,7% en comparación con lo estipulado por Agroindustria en octubre del año pasado.

A estos dos, deben sumarse los 19,4 millones de toneladas de trigo cosechadas el año pasado y otros cultivos menores de verano e invierno.

Superior a las bolsas

La estimación de producción del cereal realizada por la cartera nacional es superior a las realizadas por las bolsas de cereales y comercio relacionadas con el sector agropecuario, ya que contabiliza la totalidad del maíz sembrado, independientemente de si su uso será comercial o no.

"Hay algo central que hizo este Gobierno con respecto al anterior y es la eliminación de los Registros de Operaciones de Exportación (ROE)", indicó Etchevehere para explicar el aumento en las expectativas de producción.

Según el secretario nacional, los ROE "hicieron muchísimo daño (a la producción). Los productores se tuvieron que refugiar en la soja, aunque ésta tampoco resulto ser rentable, dejando de lado la rotación".

"A partir de su eliminación sucedió que los mismos productores, en beneficio del suelo, iban a rotar cultivos para eliminar malezas resistentes y tener suelos saludables", agregó.

Respecto a la venta de la cosecha por parte de los productores, el funcionario nacional sostuvo que la misma se desarrolla de manera "normal", aunque aclaró que "la cosecha es propiedad privada de los productores".

"Bastante esfuerzo les llevó a los productores obtener esta cosecha y estaría bueno que lo puedan vender en el momento que sea conveniente.

Sin embargo, lo que vemos es que las ventas vienen normales", concluyó el funcionario nacional.