130112

01.05 | Información General 

Sin transporte público por un paro convocado en todo el país

Se trata de una medida de fuerza de los gremios que integran la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), en protesta por el pago del impuesto a las Ganancias.

El transporte público de pasajeros se encuentra paralizado durante este 1º de mayo, Día del Trabajador, por una medida de fuerza de los gremios que integran la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), en protesta por el pago del impuesto a las Ganancias.

La acción gremial afecta principalmente a colectivos, subtes y trenes. "La protesta se enmarca en un cuadro de generalizado malestar como consecuencia del aumento desbocado del valor de la canasta alimentaria, los tarifazos denunciados en reiteradas oportunidades por la CATT y el
crecimiento de la pobreza", había dicho el portuario Juan Carlos Schmid al ratificar la semana pasada la medida de fuerza que se cumple este miércoles.

Además se despliegan 300 ollas populares en determinados puntos de la Ciudad de Buenos Aires por parte de organizaciones sociales que luego se sumarán, junto a sindicatos, a una marcha que irá desde el Monumento al Trabajo hacia la Plaza de Mayo, en el marco del Día Mundial del Trabajo.

El secretario general de la CATT y ex triunviro de la CGT, dijo que la huelga de ayer "fue importante", pero que tuvo "un acatamiento dispar" en el interior del país, y criticó a la "Argentina de las pujas" que ponen la lupa en quien "hace el paro primero y quien lo hace segundo".

Schmid fustigó en ese sentido al titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, quien calificó de "boludos" a los dirigentes sindicales que no adhirieron a la huelga contra las medidas económicas, y advirtió que esas calificaciones "que se hacen desde la tribuna le hacen el juego al Gobierno".

Señaló además que "no se siente identificado" con la ex presidenta Cristina Fernández, y consideró que en este país "cualquiera que tenga una postura intermedia no tiene lugar y es un boludo".

En diálogo con radio La Red, el sindicalista reiteró que "hay condiciones" para un paro general de la CGT, y afirmó que esa iniciativa la debe tomar la propia central obrera.

"Hay que convocar al comité central confederal, encerrarnos allí hasta que haya humo blanco", sostuvo, y recordó que se alejó de la conducción de la CGT porque "no hay debate". (Télam)