130357

06.05 | Información General Soberanía alimentaria y Ley de Semillas

Primer "Foro Agrario y Popular" con fuertes críticas al agronegocio

Este martes, desde las 10 de la mañana, más de cuatro mil campesinos y campesinas de todo el país pondrán de pie la voz del denominado "Otro Campo", en el Foro Agrario y Popular que se llevará a cabo en el microestadio de Ferro.

Este martes, desde las 10 de la mañana, más de cuatro mil campesinos y campesinas de todo el país pondrán de pie la voz del denominado "Otro Campo", en el Foro Agrario y Popular que se llevará a cabo en el microestadio de Ferro. Desde la organización adelantaron que expresarán un fuerte rechazo al agronegocio y buscarán puntos de consenso para una reforma agraria.

Pueblos Originarios, organizaciones de la agricultura familiar, entidades sindicales y cátedras universitarias se harán presentes los días martes y miércoles del corriente en el microestadio de Ferro, ciudad de Buenos Aires, en un encuentro que tiene como finalidad discutir acerca del modelo agrario y exportador que rige en la Argentina desde finales del siglo XIX, y que ha mutado con el correr de las décadas. Pero, sobre todo, debatir el "otro modelo", el de la agricultura familiar.

Sucede que, en los últimos años, se puso de pie un movimiento masivo de pequeños productores y productoras de los llamados "cinturones verdes" del territorio nacional, que comenzaron a cuestionar la concentración de la tierra en pocas manos, el alto nivel de agrotóxicos en los alimentos, y la expansión urbana que reduce día a día el espacio verde.

"Hablaremos de soberanía alimentaria, porque estamos en contraposición a un poder económico que saquea y destruye. Queremos un modelo de producción agroecológico y sano", explicó a Notas Lautaro Leveratto, referente de la rama rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), motor del Foro Agrario y Popular.

Los movimientos de la agricultura familiar sostienen que existe "un ataque a nuestra soberanía en toda América Latina, a causa de las grandes industrias, o multinacionales como Monsanto-Bayer, que saquean nuestros recursos naturales". Por caso, "si se distribuyen las tierras, cada campesino que produce el alimento podrá desarrollar productos de calidad, sanos y frescos", agregó Leveratto.

En concreto, el cronograma del encuentro contará con una apertura durante la mañana del martes, comisiones de debate y paneles expositivos con fuerte presencia de pueblos originarios, organizaciones campesinas de América Latina, y también relacionados a políticas públicas para el sector.

La presencia la pondrán no sólo el MTE sino también la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), frigoríficos recuperados, el Frente Agrario Evita, el Movimiento Nacional Campesino Indígena, el Instituto Tricontinental y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), entre otras.

Ley para la sociedad toda

El MTE trabaja en una legislación para proteger los cinturones frutihortícolas que bordean los grandes distritos del territorio argentino, ya que la expansión de las ciudades los está reduciendo y obligando a las familias agricultoras a alquilar tierras no cultivables para llevar adelante su trabajo.

"La ley de cinturones viene a ordenar la expansión urbana, que haya una protección de los espacios verdes en los que se producen alimentos sanos y accesibles para el pueblo. Hablamos no sólo de poner en valor el trabajo de los productores sino de beneficiar al resto de la sociedad. ¿Quién va a producir los alimentos en la Argentina? ¿Tienen que crecer ilimitadamente las ciudades, desplazando a los productores de alimentos frescos e instalando countries en esas tierras productivas?", se preguntó Leveratto.

La cocina de la ley lleva más de un año, y ha pasado por manos de productores y especialistas, que ven en el cambio climático y la expansión urbana un mal a combatir: "El que está en contra de esta ley es porque está especulando", sentenció el referente del MTE Rural.

Fuente: NotasPeriodismoPopular. Marcos Lede Mendoza