130493

09.05 | Información General 

Crecieron las demandas por la compra y la instalación de GNC en automóviles

La brecha de valores entre el gas y los combustibles es cada vez mayor. De esta forma, la aparición de la primera opción parece una inversión ahorrativa. Al menos eso se reflejó en Olavarría durante el último tiempo.

Las constantes subas en los combustibles causaron impacto y produjeron modificaciones en el mercado: la demanda por la compra e instalación de equipos de gas en los automóviles creció en Olavarría durante el último tiempo, marcando la postura de los olavarrienses en relación al poder ahorrativo del GNC.

En momentos de dificultades económicas y de bajo consumo, algunas cuestiones se convirtieron en objeto de análisis en entornos familiares. El gasto que produce un automóvil es una de ellas, no sólo desde el plano del combustible, sino también desde su mantenimiento, cuotas de seguro, entre otros aspectos. Pero cuando se analizó el precio del combustible, específicamente, cobraron dimensión otras opciones.

El precio de los combustibles creció recientemente , tratándose del quinto aumento en lo que va del año -hubo una en enero, otra en febrero y dos en marzo- producto de la devaluación y la suba del petróleo a nivel internacional. La suba total en 2019 es del 14 por ciento para las naftas y del 16 por ciento para los diesel, superando ampliamente los 40 pesos por litro en cada uno de ellos -Infinia Nafta y Premium superan la barrera de los 50 pesos-.

De esta forma, el gasto diario de un automóvil en lo que refiere a combustibles se elevó, sobre todo en aquellos que usan dicho transporte con fines laborales. Y, a partir de esto, los olavarrienses tomaron otras opciones, con la instalación del equipo de gas natural comprimido como predominante entre las mismas. Es que la brecha entre el valor del m3 de GNC -que oscila en los 21 pesos- y el precio de la Súper -por mencionar una nafta- es cada más amplia.

A su vez, los precios de ambos productos variaron pero de forma diferente: el combustible aumentó con frecuencia, mientras que el gas natural comprimido se mantuvo estable por más tiempo. "El gas se movió en los últimos años pero no lo hizo como el combustible, éste subió muchas veces en lo que va del año", explicaron desde el sector.

Entonces, la circulación en automóvil bajo el consumo de gas es más barato, en todos los aspectos. Y desde allí crecieron los números en cuanto a su instalación en automóviles olavarrienses. Así lo confirmaron los talleres y vendedores de equipos de gas consultados por este Diario.

"Si bien no fue una locura, lo cierto es que durante el 2019 creció la demanda en lo que refiere a la instalación de gas en los autos de la ciudad. Lo que sí aumentaron una locura fueron las consultas. Las personas vienen y se sacan las dudas", señaló un vendedor local a El Popular. "Se está instalando gas en los autos y hay mucha demanda acá en Olavarría. Más allá de la complicación de los precios por el tema dólar, yo estoy trabajando bien", comentó un mecánico.

Cuando las fuentes buscaron causas por una mayor presencia de gas natural comprimido en los automóviles, todos coincidieron en una respuesta: el aumento del combustible. "La suba de las naftas provocaron el crecimiento del GNC, el gas vale 22 pesos y el combustible está mucho más caro, por lo que hay mucha diferencia entre uno y otro", declararon.