130809

17.05 | Información General 

"La situación le pega fuerte a los salarios y así tenemos una lucha diaria para brindar servicios"

En el festejo de los 116 años del CECO, habló su secretario general Miguel Santellán. "Son fuentes de trabajo las que están en juego y muchas se cierran, se van, y eso significa un desocupado que viene a engrosar la lista".

Miguel Santellán, secretario general de CECO, dio su opinión sobre la actualidad del sector y también sobre lo que está pasando en nuestro país por estos días, situación que afecta notablemente a los trabajadores argentinos. "No hay evolución, sino involución. El tema es preocupante, obviamente, porque son fuentes de trabajo las que están en juego y muchas se cierran, se van, y eso significa un desocupado que viene a engrosar la lista.

Es una de las principales preocupaciones que tengo como dirigente, así como otras cosas que están ocurriendo, pero el salario es un preocupación no sólo por lo que se logra en una paritaria sino porque hay una devaluación constante del peso, lo que hace que el salario sufra. Si a eso le agregamos los aumentos en comestibles -nada más, sin contar otros- tenemos un 60 por ciento de aumento anual, es un combo que es imposible de aguantar", explicó el dirigente sindical de los comerciantes, en el 116o aniversario del Centro Empleados de Comercio de Olavarría.

"Los salarios bajan y las cosas están cada día más caras. Así, los puntos cada vez se alejan más. Creo que eso es un poco el trabajo que vino a hacer este gobierno, es decir devaluar el trabajo, quitarle derechos a los trabajadores y a los jubilados, a los de abajo. Ese es el panorama, pero de cualquier forma estamos trabajando con el mismo entusiasmo, como si nos fuera bien, para paliar las circunstancias en función de que podamos, por lo menos, sobrellevar la situación. Está bravo, porque todo esto que está pasando erosiona la salud, la educación, y deja todo muy mal", agregó Santellán.

En cuanto a si hay cierres de negocios, Miguel Santellán señaló que "sí. Eso es casi constante. Muchos fueron aguantando y aguantando creyendo un poco en el gobierno, que la situación podía mejorar. El gobierno tenía el verso del primer trimestre, luego el primer semestre, aguantemos, pero ya no se cree ni en el verso del semestre y ni siquiera en el anual. Hoy estaban festejando un 3,6 de inflación como si fuera un logro, y es una barbaridad. Por lo que no se sabe adónde se quiere ir. Se decía que iba a ser un 4 por ciento de inflación mensual, pero los que hablaban de cuatro seguro que son del mismo palo y luego, como es menor el número, parece que todo está mejor, pero perdimos igual 3 a 0. En realidad, eso profundiza el pensamiento de los mal pensados que creemos que vinieron a hacer esto, a degradar la clase media. Esa es la realidad, por lo que la lucha es contra eso. Este en un país en el que estamos acostumbrados a tener derechos, y que nos los saquen todos los días un poquito, claro que duele".

"Parecería que la lucha es capitalismo contra trabajo, y el capitalismo en vez de generar opciones y derechos, hace a la inversa. Quiere generar otras cosas, quitar derechos, que haya malas fuentes de trabajo, salarios bajos. ¿Y acaso el capital no vive del consumo?, ¿pero quién va a consumir así, con esta situación actual?", se pregunó Santellán. "Esto pasa en varios países, no sólo en la Argentina, así que no se adónde nos quieren llevar. Este año hay elecciones y esperemos que la gente evalúe estas cuestiones cuando tenga que poner el voto, porque en el gobierno están convencidos de que el proyecto es ese, la degradación y la constante quita de derechos a los ciudadanos, así como la mentira, que se ve, con algunos medios hegemónicos a favor. Contra eso hay que luchar", explicó.

"Pese a todo, desde lo institucional, hacemos cosas en el Sindicato. Estamos bien, pero todos los días tenemos que ajustar un poco más, entre la devaluación del peso y demás, es decir una situación que le pega fuerte a los salarios y nos complica para darles los beneficios a los trabajadores ya que tenemos menos aportes. Los medicamentos, que es lo que más se consume, están dolarizados y entonces en la obra social pasa lo mismo. Como las cirugías, los elementos para trabajar, también está dolarizado, y el peso está devaluado por lo que hay que hacer malabares para brindar servicios", señaló.

"No queremos bajar la calidad de esos servicios, y entonces cada día cuesta más. No tenemos por qué degradar el servicio que se brinda desde el CECO, por lo que luchamos permanentemente para no hacerlo. Esto es una lucha diaria y constante. Porque obviamente la gente tiene problemas y necesita que uno responda, lo atienda, y cuando no se hace como corresponde se arma una cuestión. Los trabajadores merecen el servicio como se lo dimos siempre, pero seguimos trabajando en eso, dando todo sin restricciones, bastante bien, pero cuesta dos veces más. A la larga, eso no se aguanta. Te quiebra" terminó diciendo Miguel Santellán.

Una vida en solidaridad

El Centro Empleados de Comercio de Olavarría celebra hoy un nuevo aniversario de su fundación, el 17 de mayo de 1903, apuntando a la mejora constante y la suma de servicios de calidad para los trabajadores mercantiles. Desde sus inicios el CECO supo interpretar el anhelo de desarrollo expresado por la ciudad y cada uno de los vecinos, pensamiento que guía a la institución en su tarea silenciosa y cotidiana de brindar servicios a todos los empleados del sector.

Con esta premisa como bandera no ha parado de crecer y supo preservarse aun en los momentos más difíciles de la realidad económica y social de la Argentina, defendiendo siempre los intereses de los empleados de comercio de Olavarría. Los siguientes indicadores no son sólo números, sino que son la realidad concreta de lo que día tras día se trabajó en el CECO durante el período abril 2018 - abril 2019. Este es el compromiso que tiene el CECO con los trabajadores del comercio.