131579

05.06 | Información General Estuvo presente Galli y el Jefe del SPB

Sánchez Zinny visitó el Taller de Braille de las cárceles serranas

La visita puso el acento en los Talleres de Braille que funcionan en contexto de encierro en las Unidades 2, 27 y 38 desde el año 2004 y que en reiteradas ocasiones han sido puestos en valor a través de premios de carácter nacional.

En la tarde de este martes, el Director General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, visitó el Taller de Braille que funciona en la Unidad Penal N° 2 de Sierra Chica, luego de una recorrida por instituciones educativas en Olavarría. El funcionario estuvo acompañado por el intendente municipal de Olavarría, Dr. Ezequiel Galli, el Jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Dr. Xavier Areses, la Inspectora Jefe Regional Viviana Mezón, Inspectora Jefe Distrital de Olavarría Profesora Gabriela González y una comitiva de asesores.

La visita puso el acento en los Talleres de Braille que funcionan en contexto de encierro en las Unidades 2, 27 y 38 desde el año 2004 y que en reiteradas ocasiones han sido puestos en valor a través de premios de carácter nacional. En ellos alumnos del Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS) N° 455 traducen diariamente textos a lenguaje Braille y luego los donan a escuelas para ciegos y disminuidos visuales, a particulares y a una biblioteca popular local.

Durante la visita a la Unidad 2, los funcionarios compartieron una mesa de diálogo con la docente Silvia Milía quien es la referente del Taller y sus alumnos, en ella les comentaron la forma de trabajo, las necesidades importantes que tiene para poder continuar con su labor y sus objetivos. Juan hace casi dos años que trabaja en el taller y les contó que "para nosotros es una gran satisfacción hacer este trabajo que tiene un destino netamente solidario, eso nos da muchas ganas de seguir adelante, cambiar y pensar en una nueva vida".

Al intendente le entregaron un proyecto de señalización de las paradas de autobuses locales y zonales que se realizaría totalmente con material reciclable. Galli tomó entusiasmado la idea y se comprometió a darles viabilidad para impulsar esta tarea que no sólo es de inclusión, sino que dobla la apuesta al economizar los materiales de producción que son envases de aerosoles descartados.

Fueron los mismos internos que plantearon la intención de generar esta área de trabajo, a partir de allí se fueron transformando en agentes multiplicadores frente a sus compañeros que tenían la necesidad de darle un uso apropiado al tiempo. En ese trayecto fueron acompañados e impulsados por las docentes de la Escuela de Educación Media N° 5 "Rufino Sánchez", hoy denominada CENS N°455.

En la actualidad son 16 internos los que trabajan en las Unidades 2 y 38, pero la cantidad de aspirantes a integrar el taller supera ampliamente estos números y la posibilidad de incorporarlos multiplica la demanda de material que es difícil de conseguir debido a su costo.

El Jefe del Servicio Penitenciario puso el enfoque en la tarea de resocialización de la fuerza y el trabajo con otras instituciones para lograr este cometido. "Debemos valorizar el trabajo en equipo. Cuando uno piensa en diferentes momentos de nuestras vidas en los que hemos podido transformarnos y mejorar, seguramente la lectura, el trabajar en equipo, el hacer cosas para los demás fue parte de ese cambio. La idea es que las personas que hoy están privadas de la libertad, cuando salen, que dejen eso en el pasado y puedan empezar soñar con un futuro diferente y para eso la lectura es fundamental. La sociedad tiene que empezar a soñar y a trabajar en conjunto, la comunidad debe integrarse, por eso para nosotros poder impulsar esta iniciativa nos hace pensar que una vez que lleguen a la libertad, tienen que estar fuertes y listos para dar los pasos siguientes".

El valor social que reviste el trabajo en Braille llevó a que el Taller fuera distinguido en 2009 con el Premio Presidencial Escuela Solidaria. La mesa que recibió a los visitantes estaba colmada: la tabla periódica de los elementos para un chico ciego de la localidad de Hinojo; libros para una niña ciega que está internada en el Hospital Gutiérrez con un tumor que le provocó ceguera, también para un niño integrado en el Jardín 915 y para otro de Laprida, el sistema circulatorio y el respiratorio para la Escuela N° 501 de Tandil, cuentos y literatura para la Biblioteca Popular "Helios Eseverri", folletería y material didáctico para el municipio de San Rafael en Mendoza, el comic de Patoruzito para Natalia de la Serna para quien transcriben desde hace mucho tiempo y también, a través de una ONG hacen material para el Hospital Garrahan, se trata de cuentos en braile y materital didáctico para videntes y no videntes.

Además de la charla, los funcionarios recorrieron las aulas de la escuela que estaban funcionando a pleno. Sánchez Zinny mencionó que "es muy bueno el taller, fue una muy interesante visita. Las aulas están en muy buenas condiciones y llenas de jóvenes que se encuentran cursando el secundario, con un equipo docente entusiasta y enérgico que los conduce. Ha sido muy interesante hablar con los jóvenes que se encuentra trabajando en este proyecto solidario, interesaos en ayudar a personas no videntes con donaciones de libros y juegos. De hecho me regalaron un juego de Ludo en Braille para que pueda mostrar en otros lugares, donde pueda ser de utilidad, el trabajo que ellos son capaces de hacer. Es muy valorable y emocionante el entusiasmo que tienen, la necesidad de seguir trabajando para ayudar a otros y sobre todo que desde este contexto se proyecten hacia el exterior buscando ser puentes para personas con discapacidad".

Esta tarea interdisciplinaria que ha crecido exponencialmente desde la puesta en marcha del taller, ha sido conductora de grandes satisfacciones tanto para las docentes como para los internos. "En el taller el trabajo es desinteresado" comentó Milia "los internos tienen un espacio de trabajo donde intercambiar tareas haciendo una actividad que los hace sentir útiles. El apoyo y colaboración del personal del SPB en fundamental en nuestro trabajo, por otra parte, no podemos dejar de agradecer a quienes depositan la confianza en nosotros para hacer este material de tanto valor para sus estudiantes, sin esta demanda nuestro taller no existiría".